BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Lourdes Heredia
  América Latina
Viernes, 11 de enero de 2002 - 00:14 GMT
Efectos del corralito

Las medidas económicas se traducen en la vida cotidiana de los argentinos.
Escribe Lourdes Heredia, corresponsal de la BBC en Buenos Aires.

Estoy entre la espada y la pared, por lo que no puedo liberar el corralito. Ese fue, en otras palabras, el mensaje del ministro de Economia, Jorge Remes Lenicov, cuando anunció a media voz que la flexibilización de las restricciones bancarias no sería tan rápidas como quisiera.

"Es una herencia". "No queda otra opcion", son las palabras que quedan retumbando en mis oídos mientras trato de deshacer el rompecabezas de las nuevas medidas y entender lo que significan para muchos.


La situación del corralito afecta a todos los argentinos.
A nadie le gusta que le toquen el bolsillo y la sola idea de tener tu dinero "congelado" en una cuenta de banco es suficiente como para conmover a cualquiera.

Por otra lado, es verdad lo que dijo el ministro. Si permiten que todos saquen su dinero del sistema bancario, éste se quebraría, causando un daño irreparable. Pero mi pregunta es: ¿cómo le afecta esta medida a Mario, a Doña Julia, o a Marcelo?

Mario

Es un señor de 52 años. Trabajaba como contador en una empresa que el año pasado decidió disminuir su personal.

"Había trabajado 25 años y me ofrecían una buena jubilación adelantada".

Mario tomó el dinero (unos 30 mil dólares) y lo ingresó en el banco -en dólares- a un plazo fijo porque le ofrecían intereses más altos.


Mario tiene una red familiar que lo protege e hijos que todavía tienen empleo, pero la desesperación no es menor.
Con estos intereses y un poco de capital al mes pensaba vivir. Según el plan que el propio banco le ayudó a armar, él ganaba 200 dólares al mes de interés, y usaba 800 pesos de sus ahorros, para tener 1.000 pesos para sus gastos mensuales.

"No era mucho, pero me sentía afortunado porque por lo menos podía vivir decentemente. Era una mejor opción que el desempleo que tantos de mis compatriotas sufren".

Ahora no se siente afortunado. Con la nuevas medidas su dinero ha quedado prisionero del banco y sólo podrá disponer de sus ahorros "si Dios quiere" hasta junio del 2003.

O sea, en más de un año. Pero no sólo es eso, en lugar del 7% de interés, ahora el banco sólo le dará un 2%. En lugar de recibir 200 pesos al mes, recibirá 50 pesos.

"¿Cómo voy a vivir con 50 pesos?", se pregunta desesperado. "¿Cómo voy a conseguir trabajo a mi edad, si ni siquiera hay trabajo para los jóvenes?", se pregunta.

La historia de Mario, que hasta ahora había logrado mantenerse en la clase media, se repite por cientos de personas. Él por lo menos tiene una red familiar que lo protege e hijos que todavía tienen empleo, pero la desesperación no es menor.

Doña Julia

Ella tiene más de 60 años. La coquetería no le permite especificar cuántos, pero ha vivido "de todo en este país".

Doña Julia no comprende muy bien la cuestión del corralito y no me quiere dar el nombre completo porque fuera de todo "ella está muy bien".

Cola de argentinos
Algunos argentinos terminarán de cobrar en 2005.
"Yo veo a otros jubilados en la calle, protestando a su edad. Me llena de tristeza. Prefiero no ver, no pensar".

Pero a Doña Julia, sí le afecta el corralito. Su hijo decidió vender un terreno que ella heredo de su esposo el año pasado.

"Las cosas se estaban poniendo difíciles para mis hijos y yo sentía que vivía de prestada. Además la pensión que me da el gobierno es de 150 pesos. 150 pesos", repite.

Lo cierto es que es muy difícil vivir con 150 pesos. Sin tomar en cuenta el costo del teléfono, gas y electricidad, 150 pesos equivalen a 5 cenas en un restaurante "bien" o medianamente "concheto".

Fue así que su hijo decidió vender el dichoso terreno, que "no daba ganancias pero sí costaba mantener" e ingresar el dinero en una cuenta corriente para que estuviera a disposición de su madre.

"Era una cuenta corriente, ni siquiera un plazo fijo", explica.

Pero eso es igual. Cuando se trata de más de 10 mil dólares, el gobierno trata por igual a las cuentas corrientes y cuentas a plazo fijo.

Ahora con las nuevas disposiciones doña Julia puede sacar 500 dólares al mes y transferir montos inferiores de 10 mil dólares a otra cuenta en pesos al cambio de 1,40.

Si tiene suerte, podrá volver a disponer de su dinero a partir del 2003, aunque no de golpe, sino en cuotas.

"Yo no me atrevo ni a quejarme", dice doña Julia.

Marcelo

Tiene 34 años, abogado y ahora desempleado. Él tiene su dinero "acorrolado" en pesos. Al igual que a muchos, la compañía en la que trabajaba Marcelo decidió reducir el personal.

Recibió una indemnización por despido laboral de unos 20 mil dólares.

"Yo no tuve tiempo ni de oler el dinero. Ya estaba impuesto el corralito para cuando me llegó la indemnización al banco", explica.


Yo no tuve tiempo ni de oler el dinero. Ya estaba impuesto el corralito para cuando me llegó la indemnización al banco

Marcelo
Marcelo lo puso a plazo fijo para vivir con los intereses mientras pensaba que hacer en este país "con tan pocas oportunidades de laburo".

Al ser más de 10 mil pesos, podrá sacar algo una doceaba parte de su indemnización en agosto de este año. Pero no podrá recuperar el dinero en su totalidad hasta agosto del 2003.

"Ese dinero lo tengo en pesos y no por opción propia. Recibí un peso por un dólar. Aquí que sea agosto del 2003. No me quiero ni imaginar. Recibiré nada. Ya ahora, hoy por hoy, tengo un 40 por ciento menos", explica.

Mientras le tengan aprisionado su dinero, le pagaran un 7% de interés, menos de la mitad que iba a recibir supuestamente.

"A los 34 años no tengo ni opcion de ir a manejar un taxi", dice.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

10 01 02 |  América Latina
Argentina: continúa feriado cambiario
10 01 02 |  América Latina
Devaluación: perdedores y ganadores
9 01 02 |  América Latina
El corralito abre, un poco, su candado
8 01 02 |  América Latina
"La devaluación será positiva"
8 01 02 |  América Latina
Vecinos reaccionan a la devaluación
8 01 02 |  América Latina
Menos medicinas y más caras
8 01 02 |  América Latina
Argentina: "cacerola bajo la almohada"
7 01 02 |  América Latina
Argentina: murió la convertibilidad

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: