BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  América Latina
Viernes, 02 de noviembre de 2001 - 15:41 GMT
Argentina: ¿cómo se llegó a esto?
Domingo Cavallo, ministro de Economía argentino, junto a Hugo Garnero y Daniel Marx, integrantes de su equipo, en octubre
¿Se agotó la magia del factor Cavallo?
El gobierno argentino anunció este jueves una reestructuración de su deuda pública, en el marco de un nuevo conjunto de medidas para enfrentar la profunda crisis económica del país, que se encuentra en su tercer año de recesión.

Richard Lapper, editor para América Latina del diario británico Financial Times, evalúa las causas de la crisis argentina y qué depara el futuro.


-¿Por qué la deuda externa se ha convertido en un problema tan grave para Argentina?

"La deuda externa pública en sí no es tan grande, estamos hablando de poco más de US$ 150.000 millones, que representan un 54% del Producto Interno Bruto,PIB (inferior, por ejemplo, al 60% máximo permitido para que un país ingrese a la Unión Europea).

El problema es que en el caso de Argentina, toda la deuda está en dólares y, además, Argentina no tiene una base muy grande de exportaciones ni posibilidades de atraer capital para pagar esta deuda fácilmente.

Richard Lapper, editor para América Latina del Financial Times
Lapper: Argentina no tiene una base muy grande de exportaciones.
Las exportaciones de Argentina son equivalentes a 8% del PIB, lo que no es muy grande, comparado con Chile y México, donde representa más del 20%.

También los servicios de la deuda constituyen un peso enorme sobre las finanzas gubernamentales; el gobierno está pagando una quinta parte de sus gastos en pago de intereses puramente.

Es un peso, sobretodo cuando la economía no está creciendo y ya Argentina está en su tercer año consecutivo de recesión.

El servicio de la deuda está creciendo como porcentaje de la economía, es un peso que está creciendo cada vez más cada año".

¿Cómo se llegó a esta situación?

En los años 80, Argentina declaró una moratoria sobre su deuda, y se emitieron nuevos bonos. A comienzos de la década del 90, Argentina tenía una deuda cercana a US$25.000 millones, y esta deuda creció mucho en los años 90.


A comienzos de la década del 90, Argentina tenía una deuda cercana a US$25.000 millones y esta deuda creció mucho en los años 90. (...) El ratio del servicio de la deuda (pago de principal e intereses como porcentaje de las exportaciones) pasó entre el 94 y el 98, desde un 25,4% a 58,2%

Entre 1991 y 1995 no era un problema porque la economía argentina estaba creciendo muy fuertemente después del plan de convertibilidad del ministro Cavallo; conquistaron el problema de hiperinflación, había atracción de capitales, había mucha confianza en Argentina en esa época, muchas privatizaciones e inversiones nuevas de compañías europeas y norteamericanas.

El problema es que después de eso, ellos siguieron tomando dinero prestado, en los años 95,96,97,98. El ratio del servicio de la deuda (pago de principal e intereses como porcentaje de las exportaciones) pasó entre el 94 y el 98, desde un 25,4% a 58,2%.

El problema es que hasta el 98, la economía, salvo un año estaba creciendo todavía, pero el gobierno seguía gastando más de lo que percibía. Había un déficit fiscal no muy grande, pero financiado por deuda, y las provincias estaban gastando mucho dinero también financiado por esta deuda.

En el 98 la economía empezó de nuevo a tener problemas, debido fundamentalmentes a problemas internacionales: un dólar muy fuerte, una baja en los precios de materias primas debido a la crisis asiática, los inversionistas no estaban tan dispuestos a invertir en los países emergentes, una serie de factores.

El problema es que Argentina ya tenía esta deuda y no aprovecharon los tiempos buenos para reducir su déficit fiscal, para controlar las finanzas públicas y Argentina entró en una situación de recesión con un desequilibrio en las finanzas públicas y una deuda muy grande.

Aún así, esto no habría sido un problema muy grande si la economía se hubiera recuperado, pero hemos visto tres años consecutivos de recesión".

-Al anunciar las medidas, el gobierno argentino habló de reestructuración, ¿se trata en realidad, aunque no se use la palabra, de una cesación de pagos?


Se especula en la prensa este viernes que (las agencias calificadoras de crédito) van a bajar la calificación de la deuda argentina al de una cesación de pagos, implicando que ellos lo ven, efectivamente, como una moratoria

"No es precisamente una cesación de pagos. El problema es que una cosa es la realidad, y otra la percepción de la misma. Los inversionistas, sobretodo las agencias calificadoras de crédito, ven muy mal esa clase de iniciativas, no les gusta para nada.

Yo creo que no hemos visto aún una respuesta de las agencias todavía, pero se especula en la prensa este viernes que van a bajar la calificación de la deuda argentina a la de una cesación de pagos, implicando que ellos lo ven, efectivamente, como una moratoria".

-La reestructuración se basa en un canje voluntario de bonos existentes, por los nuevos bonos que emitirá el gobierno a un interés del 7%. ¿Podrá funcionar este canje, dada la desconfianza de los inversores?


El gran temor en este momento es que la gente va a sacar su dinero de los bancos

"No se puede descartar la posibilidad de éxito, pero creo que es improbable, porque hay tanta desconfianza ya no solamente entre los inversores y los mercados, también dentro de Argentina.

El gran temor en este momento es que la gente va a sacar su dinero de los bancos. Esto pasó un poco en julio cuando hubo una corrida bancaria limitada, de US$ 5.000 millones en 20 días.

Es probable que veamos un fenómeno de este estilo nuevamente. Hemos visto en los últimos días algunos retiros de depósitos".

-¿Qué más puede hacer Argentina, de lo que ya está haciendo, si no recibe más dinero del Fondo Monetario Internacional?


Algunos ya están diciendo que el gobierno debe introducir medidas más drásticas, incluso se está hablando de una dolarización para garantizar confianza o, alternativamente, una devaluación para ganar más competitividad

"El propósito de este plan es, en mi opinión, intentar de nuevo generar confianza, buscando combinar una recuperación económica con el mantenimiento de la estabilidad. Esa es la meta.

Obviamente en estos momentos eso parece muy difícil. Algunos ya están diciendo que el gobierno debe introducir medidas más drásticas, incluso se está hablando de una dolarización para garantizar confianza o, alternativamente, una devaluación para ganar más competitividad.

Estas serían medidas radicales, que el gobierno no parece dispuesto a aceptar todavía".

-¿Cree usted que abandonar la convertibilidad sería una opción recomendable para Argentina?

"No es recomendable, en el sentido de que cualquier opción -dolarización o devaluación- conlleva muchos peligros. El problema es que, al fin de cuentas, puede no quedar otra salida, sobretodo si hay una corrida bancaria".

-Algunos medios afirman que, después de los ataques del 11 de septiembre, Argentina dejó de ser una prioridad para Estados Unidos.

¿Está dispuesto EE.UU. a dejar caer a Argentina, o, justamente debido al agravamiento de la crisis mundial después de los ataques, es aún más importante para EE.UU. ayudar a Argentina?

"No lo sabemos. Tenemos señales contradictorias en ese sentido. Es improbable que vayan a dejar a Argentina caer en una situación caótica, sería un riesgo demasiado grave dada la situación mundial.


Una ayuda internacional es muy importante para Argentina; el peligro es que Argentina ya ha recibido dos o tres paquetes de ayuda internacional y ésto no dio resultado

Al mismo tiempo, el Tesoro estadounidense, y el gobierno de EE.UU. en general, no están muy dispuestos a ayudar.

Una ayuda internacional es muy importante para Argentina; el peligro es que Argentina ya ha recibido dos o tres paquetes de ayuda internacional y esto no dio resultado.

Hace un año se hablaba de soluciones de emergencia, como el regreso del ministro Cavallo. Ya está en el gabinete hace más de seis meses, ya se han introducido varias medidas nuevas, además del paquete de ayuda del FMI de agosto por un monto de US$8.000 millones y de nuevo estamos aquí".

-También se anunciaron este jueves medidas de ayuda social (asignaciones mensuales por hijos menores de 14 años, becas para adolescentes, subsidio a la vejez). ¿Que impacto tendrá estas medidas?

"Claro que se está intentando ayudar y paliar los efectos de la crisis. Imagino que la meta es promover un mayor consumo interno para dar un impulso a la economía; la pregunta es, ¿es esto suficiente para generar un crecimiento económico?".

-¿Es el estallido social una amenaza real?


No se puede descartar esa posibilidad (de estallido social) en cualquier sociedad, después de tres años de recesión, cuando los salarios están bajando en términos reales cada año, cuando la gente no ve mucha esperanza

"Es muy difícil decirlo. Hemos visto en algunas provincias señales de esto, con los bloqueos de carreteras y algunas acciones de los trabajadores, principalmente del sector público.

No se puede descartar esa posibilidad en cualquier sociedad, después de tres años de recesión, cuando los salarios están bajando en términos reales cada año, cuando la gente no ve mucha esperanza. Esto necesariamente va a generar tensiones sociales.

Pienso que no estamos al borde de una explosión todavía, pero hay una desesperación creciente entre mucha gente".

-Si hubiera una cesación de pagos, ¿cuál sería su impacto a nivel mundial?


Cuando tuvo lugar la devaluación en México en el 94 (...), cuando Rusia declaró la moratoria en el 98 (...) fue una sorpresa. En cambio, en el caso de Argentina, los bancos estadounidenses han estado prediciendo algo así desde hace mucho tiempo

"Tal vez se exagera un poco el impacto internacional. Cuando tuvo lugar la devaluación en México en el 94 y la crisis del tequila; cuando Rusia declaró la moratoria en el 98, aún con la devaluación de Brasil en el 99, los inversores no lo esperaban, fue una sorpresa.

En cambio, en el caso de Argentina, los bancos estadounidenses han estado prediciendo algo así desde hace mucho tiempo; hay mucha negatividad en torno a Argentina en los mercados.

Los inversores ya están conscientes de los riesgos y han tomado medidas. No tenemos inversores que estén muy expuestos financieramente a Argentina".

-Hablemos de Brasil. Si con el anuncio argentino aumenta aún más la desconfianza hacia los mercados emergentes, ¿podría esto afectar el acceso a capitales y golpear duramente a Brasil?

No directamente. El problema para Brasil es que también debe tomar prestadas grandes cantidades de dinero, tiene necesidades externas muy grandes e, incluso, una deuda del sector privado muy alta.


Brasil tiene una economía que está relativamente fuerte. (...) Hay un sector exportador muy fuerte y Brasil se ha beneficiado de una devaluación de 30% este año, lo que hace a sus productos muy competitivos en los mercados mundiales

Es preciso para Brasil mantener acceso a los mercados. Los precios de los bonos brasileños han caído, pero no tanto. Hay perspectivas para que Brasil obtenga dinero en los próximos meses.

Brasil tiene además una economía que está relativamente fuerte. No hay mucho crecimiento en este momento por factores internacionales, pero hay un sector exportador muy fuerte y Brasil se ha beneficiado de una devaluación de 30% este año, lo que hace a sus productos muy competitivos en los mercados mundiales.

Hay una gran diferencia entre Brasil y Argentina. Y cuando hablamos del comercio regional y el contexto del Mercosur, vemos que para Brasil, Argentina no representa un mercado muy importante.

Pero, en cambio, Brasil es un mercado muy importante para Argentina.

Va a ser más difícil para Brasil obtener dinero, pero Brasil tiene fuerza suficiente para sobrevivir".

-A modo de conclusión: a nivel de la opinión pública, muchos se preguntan, ¿cómo es posible que Argentina haya llegado a esta situación? ¿es este un caso de lo que debió ser previsto durante el gobierno de Menem y no se previó?


Pienso que entre el 94 y el 98 hubo un descuido, en el sentido de que el gobierno siguió endeudándose en los mercados internacionales

Tal vez sí. Pienso que entre el 94 y el 98 hubo un descuido, en el sentido de que el gobierno siguió endeudándose en los mercados internacionales, siguió con un déficit fiscal, cuando habría sido mejor reducir el déficit fiscal y producir un superavit, para generar un colchón para tiempos malos.

Y claro que hubo desperdicio de dinero. Y un crecimiento de la deuda demasiado grande en los 90; se consideraba a Argentina casi como un país del mundo desarrollado. Los inversores tenían entusiasmo".

-Algunos también se preguntan por las privatizaciones de los 90, y si el dinero que entró al país no fue usado correctamente.

"Sí, es cierto, que tal vez hubo desperdicio de dinero. Pero no me parece esto el factor fundamental.


Realmente, en los últimos tres, cuatro años, hemos visto un cambio muy radical en los mercados internacionales, que están menos dispuestos en invertir en bonos de América Latina

Un factor fundamental es el cambio en los mercados internacionales. Realmente, en los últimos tres, cuatro años, hemos visto un cambio muy radical en los mercados internacionales, que están menos dispuestos en invertir en bonos de América Latina.

Sigue el interés en inversión directa, pero hemos visto que el inversor estadounidense o europeo, es completamente reticente a invertir en otros activos.

Es un fenómeno talvez consecuencia de que tuvimos la crisis de México en el 94, crisis asiática, crisis rusa, crisis brasileña, una serie de choques que pueden haber tenido un efecto cumulativo, con cada vez menos disposición a invertir en los mercados emergentes.

Y Argentina, que ha dependido más aún de los flujos de capitales, está muy golpeada por esto.

Nadie esperaba un giro tan radical y tan abrupto en los mercados internacionales. Había casi una manía de invertir en mercados emergentes en los años 90, ahora está fuera de moda, y esto es un factor muy importante".


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

3 11 01 |  Economía
No convencen
2 11 01 |  América Latina
Argentina: ¡al fin!
1 11 01 |  América Latina
Argentina: entre la broma y la espera
29 10 01 |  Economía
Argentina comienza los cambios
22 08 01 |  Economía
Radiografía de la deuda argentina

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: