BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 

Escribe: Javier Lizarzaburu
  América Latina
Miércoles, 04 de abril de 2001 - 22:06 GMT
Inmigración: Fox busca cambio en EE.UU.
Inmigrantes mexicanos en EE.UU.
El canciller mexicano es escoltado por Colin Powell tras una reunión en el Departamento de Estado.
Informa el corresponsal de la BBC en Washington, Javier Lizarzaburu.

Este miércoles comenzó en Washington lo que muchos consideran una batalla personal del presidente de México, Vicente Fox: conseguir un cambio en la política de inmigración de Estados Unidos, que permita regularizar la situación de millones de mexicanos en ese país.

Lo que hasta hace poco se consideraba una "tarea de locos" a ambos lados de la frontera tiene, por primera vez, la posibilidad de convertirse en algo más que promesas.

Fox es presidente en dos países. Y así lo quiso demostrar en su primera visita a Estados Unidos hace pocas semanas.


Los inmigrantes ilegales están contribuyendo productivamente, con calidad, a la economía de Estados Unidos

Vicente Fox, presidente de México
En esa ocasión le repitió a los millones de mexicanos que viven aquí que él también iba a luchar por sus derechos.

En lo que algunos analistas han considerado una acción que pondrá a prueba la buena disposición mostrada por el presidente George W. Bush, una misión de alto nivel del gobierno mexicano, encabezada por el canciller Jorge Castañeda, llegó a la capital estadounidense.

Plan de cambio

Su objetivo es presentar un plan para cambiar la política de inmigración de Washington hacia los trabajadores mexicanos, uno de los temas más delicados en las relaciones entre los dos vecinos.

Según adelantó Castañeda, su trabajo se concentra en cuatro áreas: "Regularizar las condiciones de los trabajadores ilegales; mejorar la seguridad para los mexicanos que intentan cruzar la frontera; aumentar el número de visas que Estados Unidos destina a México cada año, y crear un programa de 'trabajador-huesped' que garantice buenas condiciones laborales".

Comunidad mexicana en EE.UU.
La comunidad mexicana dio la bienvenida a Fox en su primera visita a EE.UU.
Al salir de la reunión, Castañeda dijo que tanto el secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, como el fiscal general, John Ashcroft, se habían mostrado muy receptivos.

Pero Fox es considerado un político práctico, y funcionarios de su gobierno han señalado que no se espera conseguir una mejora en todas las áreas de manera inmediata, sino que se seguirá una política paciente.

Es importante, agregaron, que al principio se obtengan condiciones básicas como la posibilidad de que el inmigrante pueda alquilar una vivienda, obtener una licencia de conducir o tener un seguro médico, imposibles de conseguir para la mayoría de la población indocumentada o ilegal.

Momento propicio

Si por un momento pensamos en oráculos aztecas, es muy probable que los sacerdotes de entonces hubieran dicho que el momento es propicio.

Para muchos de ellos, casi no tiene precedentes el aparente nivel de cordialidad que la llegada al poder de ambos presidentes ha impregnado a las históricamente conflictivas relaciones entre los dos países.

Cruce peligroso
Tan sólo el año pasado se calcula que más de 300 mexicanos murieron al intentar cruzar la frontera, la mayoría debido a los extremos del clima.
Por ahora, las alternativas que existen son varias. Delegaciones de los dos países empezaron a discutir propuestas que incluyen, por ejemplo, el aumento de la cantidad de "trabajadores golondrina", es decir, los que llegan para desempeñarse en el campo en determinadas épocas del año.

Actualmente, la cifra de ese tipo de trabajadores es de 40.000, pero podría aumentar hasta 250.000 y otorgaría a un número de ellos el derecho a residencia legal en Estados Unidos.

Más alternativas

Otra posibilidad es agilizar el trámite burocrático para los empleadores, otorgar cupones de alojamiento para los que llegan y permitir a aquellos con más de seis años de trabajo continuo solicitar residencia permanente.

Vicente Fox
Fox considera una batalla personal conseguir un cambio en la política inmigratoria de EE.UU.
También existe la opción de ampliar el panorama para incluir trabajadores huéspedes en otras áreas de la economía, pero sin la posibilidad de conseguir una status legal en el país.

Para México, la urgencia está dada por dramáticas estadísticas.

Tan sólo el año pasado se calcula que más de 300 personas murieron al intentar cruzar la frontera, la mayoría debido a los extremos del clima. Pero otros cayeron por causa de la violencia.

Según el último censo estadounidense, el número de indocumentos es mucho mayor de lo que se creía: supera fácilmente los seis millones de personas.

Apoyo a la economía

Para Fox, es una cuestión de justicia pero también de recocimiento.

Según declaró hace poco, "los inmigrantes ilegales están contribuyendo productivamente, con calidad, a la economía de Estados Unidos".

Según cálculos no oficiales, también hacen aportes a México. Se estima que cada año, el envío de dinero a ese país alcanza unos US$7.000 millones de dólares. Se trata de uno de los mayores rubros de ingreso a México.

Tema sensible
La política de migración es una de las cuestiones más delicadas en las relaciones entre Estados Unidos y México.

Por lo pronto, el gobierno de Fox se muestra optimista. De hecho, un ejemplo de los nuevos aires en las relaciones bilaterales es el cambio de actitud de dos de los críticos más acérrimos al tema de inmigración en el Congreso de Estados Unidos.

Uno de ellos, el senador republicano Phil Gramm, ahora se muestra favorable al aumento en la cantidad de trabajadores huéspedes.

Y otro senador republicano, Jesse Helms, viajará a México en los próximos días, en lo que se considera una rotunda evidencia de progreso en las relaciones entre los dos países.

Papel del Congreso

La actitud de los congresistas es fundamental para los planes del presidente Fox, ya que cualquier propuesta votada por las delegaciones de ambos tendrá que ser aprobada por el Congreso de Estados Unidos.

Hispanos en EE.UU.
Dos tercios de los hispanos en EE.UU. son de origen mexicano.
Por el momento, algo que suena bien a los oídos de estos políticos es la decisión mexicana de evitar la temida letra "A", por amnistía, y hablar más bien de "regularizar".

Se trata de un término que puede conseguir similares beneficios sin despertar la alarma de políticos antiinmigración.

En tanto, grupos de trabajo de ambos países continúan el trabajo de evaluación de las propuestas.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

Notas relacionadas:

4 04 01 |  América Latina
México: Fox presenta su reforma fiscal

Vínculos:

Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: