OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 15 de marzo de 2009 - 10:41 GMT
Pakistán: opositor ignora "arresto"
Redacción BBC Mundo

Nawaz Sharif
Shariff quiere unirse a los manifestantes en Lahore.

El líder de la oposición en Pakistán, el ex primer ministro Nawaz Sharif, desafió este domingo una aparente orden de arresto domiciliario en su contra para unirse a una manifestación en la ciudad de Lahore.

Sharif calificó la medida -que el gobierno niega haber ordenado- de "ilegal" y abandonó su casa en Lahore al tiempo que hizo un llamado a los paquistaníes para que participaran en la protesta.

"Llegó la hora de marchar unidos", afirmó Sharif tras señalar que Pakistán es "un estado policial".

Por su parte, el vocero del opositor Partido de la Liga Musulmana-Nawaz (PML-N), Ahsan Iqbal, le dijo a la BBC que "la orden de tención es antidemocrática".

"Estamos muy consternados, decepcionados de que este gobierno del presidente Zardari esté tomando estas medidas antidemocráticas (...) para atacar un movimiento que es muy pacífico", agregó Iqbal.

Protesta

La policía lanzó gas lacrimógeno a los manifestantes que tienen como objetivo dirigirse hacia la capital, Islamabad.

Aún se desconoce si se permitirá que Sharif se una a la manifestación, indicó la corresponsal de la BBC en Pakistán, Barbara Plett.

La protesta fue convocada para reclamar al gobierno que cumpla con la promesa electoral de reincorporar a los jueces destituidos por el ex gobernante militar Pervez Musharraf.

Los manifestantes buscan llegar hasta el parlamento en Islamabad pero el gobierno bloqueó las vías de comunicación.

La movilización es percibida por el gobierno como un desafío, pues el presidente de Pakistán,Asif Ali Zardari, ha prohibido todas las protestas, indicó Plett.

Un policía golpea a un manifestante en Lahore (15/03/09)
Los manifestantes buscan llegar hasta el parlamento en Islamabad

Plett añadió desde Islamabad, que la campaña en torno a los jueces se ha convertido en una lucha por el poder entre Sharif y el actual presidente.

Zardari había prometido reinstaurar a los magistrados cuando asumió la Presidencia de Pakistán el año pasado, luego del asesinato de su esposa, la ex primera ministra Benazir Bhutto.

La tensión entre el presidente Zardari y el partido de Sharif habían aumentado en los últimos meses.

Pero este sábado, el gobierno paquistaní dijo que buscaría una revisión de un fallo de la Corte Suprema que el mes pasado le negó al líder opositor y a su hermano asumir cargos públicos, medida que inició la crisis política en el país.

Este sábado, la ministra de Información, Sherry Rehman, renunció debido a las medidas implementadas por el gobierno para frenar las protestas lideradas por abogados y grupos de la oposición.

Rehman presentó su renuncia después de que se llevara a cabo una reunión del gabinete del presidente Zardari, el viernes en la noche.

Inestabilidad

Durante casi una semana, abogados y activistas políticos se han lanzado a las calles para exigirle a Zardari que reincorpore a los jueces destituidos.

En 2007, el entonces mandatario, el general Musharraf, destituyó al magistrado Iftikhar Muhammad Chaudhry y a cerca de 60 jueces, en una medida que buscaba evitar que, por ser militar activo, lo declararan inhabilitado para participar en las elecciones presidenciales.

La decisión gubernamental provocó manifestaciones de abogados a lo largo de todo el país, que provocaron que Musharraf renunciara en agosto de 2008.

Zardari asumió el poder en mayo del año pasado, pero ya se enfrenta con los problemas de inestabilidad que suelen tener los gobiernos elegidos democráticamente en Pakistán y que han producido una alternancia de gobiernos civiles y dictaduras militares en las últimas décadas.

Ataque en Peshawar

En otro orden de ideas, también en Pakistán militantes atacaron un terminal de transporte utilizado para abastecer a las fuerzas de la OTAN en Afganistán, destruyendo 20 camiones.

La policía informó que los atacantes utilizaron cohetes y bombas en el asalto llevado a cabo en la ciudad de Peshawar.

Este es el ataque más grande registrado en los últimos meses contra las rutas de suministro paquistaníes destinadas a las fuerzas internacionales en Afganistán.

El año pasado, varios camiones fueron objetivos de militantes.

Varios países occidentales han tratado de elaborar una ruta alterna para facilitar el suministro a las fuerzas internacionales a través de Rusia y Asia Central, debido al temor que existe en torno a la seguridad en Pakistán.



NOTAS RELACIONADAS
Pakistán: renuncia entre protestas
14 03 09 |  Internacional
El riesgo de montar un tigre
13 03 09 |  Internacional
¿Puede Pakistán con la insurgencia?
04 03 09 |  Internacional
Pakistán cuestionado
04 03 09 |  Internacional
¿Islamabad pierde el control?
03 03 09 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen