OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 10 de febrero de 2009 - 12:48 GMT
Australia busca a los incendiarios
Redacción BBC Mundo

Bombero en Australia
Más de una docena de fuegos continúan ardiendo sin control.

Las autoridades australianas continúan la búsqueda de los responsables de algunos de los incendios que están devastando partes del sudeste del país y que han dejado un saldo de al menos 181 muertos.

El gobierno de Australia ha constituido una unidad policial especial de investigación integrada por más de 100 personas para atrapar a los incendiarios que pudieron haber provocado los fuegos, que el primer ministro Kevin Rudd describió como "asesinatos en masa".

"Nos quedamos sin palabras ante la posibilidad de que alguno de estos incendios haya sido iniciados deliberadamente", dijo Rudd ante el parlamento de Canberra.

Gran devastación

Además de cerca de 200 fallecidos, los fuegos han dejado a 500 personas heridas y 1.000 casas destruidas en las cerca de 360.000 hectáreas arrasadas.

Afectados por los incendios en Australia
Por el momento, los fuegos han dejado un saldo de 181 muertos y 500 personas heridas.

Los residentes del estado de Victoria siguen en alerta ya que más de una docena de fuegos continúan ardiendo sin control.

Pese a que las temperaturas han descendido en la región, después de alcanzar registros récord de 47 grados centígrados durante el fin de semana, las autoridades de Victoria han advertido a los residentes que tengan cuidado con las brasas que podrían ser arrastradas por el viento.

La nueva unidad policial Task Force Phoenix trabajará con la oficina del juez de instrucción del estado de Victoria, así como con los responsables del cuerpo de bomberos y de los servicios sanitarios, para investigar las muertes provocadas por el fuego.

Los detectives han acordonado varios lugares, incluyendo el pueblo de Maryville, que quedó completamente destruido por las llamas, ante la posibilidad de encontrar pruebas incriminatorias.

En Australia provocar un fuego de manera deliberada con resultado de muerte conlleva una sentencia de 25 años de prisión, mientras que iniciar un incendio forestal intencionadamente o de manera imprudente acarrea una pena de un máximo de 15 años.

El fiscal general de Australia, Robert McClelland, aseguró que los incendiarios podrían ser acusados de asesinato.

"Casa por casa"

Bomberos luchan contra el fuego en Australia
Los detectives han acordonado varios lugares arrasados por el fuego.

Por su parte, la comisionada de la policía de Victoria, Christine Nixon, dijo que los equipos de rescate están buscando en las áreas calcinadas "coche por coche" y "casa por casa".

"A medida que accedamos a áreas que no han sido inspeccionadas creemos que encontraremos bastantes más víctimas", señaló Nixon.

Investigadores forenses de todo el país, incluyendo expertos que participaron en la identificación de los fallecidos en el atentado de Bali de 2002, se han desplazado a las áreas devastadas por el fuego.

Según la corresponsal de la BBC, Kathryn Westcott, Australia tiene una larga historia "de incendios forestales provocados".

Según un estudio del Instituto Australiano de Criminología, un 50% de los entre 20.000 y 30.000 fuegos forestales que se declaran cada año en el país pudieron ser provocados.

El mismo informe señala que una proporción muy pequeña de los incendiarios son atrapados.

Según corresponsal de la BBC en Melbourne, Phil Mercer, los equipos forenses tienen la difícil tarea de identificar a las victimas halladas calcinadas en sus hogares y coches.

Mercer informó que muchas de las víctimas murieron en sus automóviles, cuando trataban de escapar de las llamas. La mayoría se dirigía a Melbourne, la capital de Victoria.

Una ola de calor récord y el cambio en la dirección de los vientos contribuyeron el sábado pasado a avivar los incendios.

Reconstrucción

Kevin Rudd
El primer ministro australiano hizo un llamado para que se hagan donaciones.

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, dijo que las áreas devastadas por los fuegos serán reconstruidas "ladrillo a ladrillo y escuela a escuela".

Rudd prometió que no habría límite en la financiación federal.

"Hemos decidido no poner un tope a la contribución de la Commonwealth al esfuerzo de reconstrucción".

El primer ministro hizo un llamado para que se hagan donaciones y dijo que por el momento se han recaudado US$10 millones. Anteriormente anunció un paquete de ayuda de cerca de US$7 millones.

Por su parte, la Cruz Roja australiana pidió que la gente done sangre, dinero y ropa, ya que muchos de los que escaparon de los incendios lo hicieron con lo puesto.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se encuentra entre los líderes mundiales que han llamado al primer ministro australiano para ofrecer sus condolencias.

Casas quemadas en Australia
1.000 casas destruidas han sido destruidas por los incendios en Australia.



NOTAS RELACIONADAS
Australia: sigue lucha contra el fuego
10 02 09 |  Internacional
Testigo: "Me siento devastada"
09 02 09 |  Internacional
Infierno azota a Australia
09 02 09 |  Internacional
Australia sufre ola de calor
31 01 09 |  Ciencia y Tecnología
EE.UU.: incendios arrasan Los Ángeles
16 11 08 |  Internacional
Tierra del Fuego aún no se apaga
08 12 08 |  América Latina
Alerta por incendio en Chile
05 03 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen