OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 6 de febrero de 2009 - 06:43 GMT
Guantánamo: adiós al último juicio
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos Vásquez
BBC Mundo, Washington

Una jueza militar suspendió el proceso contra el único acusado en Guantánamo que seguía bajo juicio a pesar de la orden emitida por la Casa Blanca de detener los procesos en marcha por 120 días.

A solicitud del gobierno estadounidense, la jueza Susan Crawford retirará los cargos contra Abd al-Rahim al-Nashiri, acusado de organizar el atentado contra el buque de la marina estadounidense USS Cole ocurrido en Yemen en el año 2000.

Al-Nashiri
Al-Nashiri fue acusado por el atentado contra el USS Cole.
Portavoces del Pentago confirmaron a BBC Mundo que los cargos serán retirados este viernes, por lo que la audiencia de Al-Rahim prevista para el lunes no se llevará a cabo.

Los mismos portavoces explicaron que ésta era la única manera que tenía el tribunal de cumplir con el decreto firmado la semana pasada por el presidente Barack Obama -el primero de su gestión- ordenando el cierre de las inatalaciones "en el plazo de un año" y la suspensión de los juicios pendientes por 120 días para su revision.

Sin embargo, seis días después el juez militar superior de Guantánamo James Pohl ordenó que el proceso contra Al-Nashiri siguiera su curso.

Aunque los procesos abiertos contra otros 21 detenidos en la base militar ubicada en Cuba sí quedaron en suspenso, en el caso de Al-Nashiri, el juez consideró "poco persuasivos" los argumentos para detener la investigación y determinó que era "de interés público un juicio expedito".

Un alto funcionario de la Casa Blanca informó la noche del jueves a la BBC que este viernes el presidente Obama se reunirá con familiares de las 17 víctimas del USS Cole para explicarles la decisión.

De "alto valor"

Al-Nashiri, un ciudadano sudanés de 43 años, fue arrestado en 2002 y eventualmente transferido a la prisión de la base naval de Guantánamo, donde integra el grupo de los detenidos de "alto valor".

A Al-Nashiri se le acusa de organizar la vigilancia de la zona portuaria del golfo de Adén, donde se realizó el atentado, y de haber comprado el bote cargado de explosivos que fue lanzado contra un costado del buque cuando estaba atracado en el puerto yemení.

Estos cargos contra Al-Nashiri serán retirados "sin prejuicio" lo que significa que podrían ser presentados nuevamente si se abriera otra causa.

En la actualidad en Guantánamo hay recluidos unos 250 internos de los cuales 50 han sido declarados no peligrosos para la seguridad estadounidense, pero no han sido liberados, bien porque sus países de origen no los aceptan o porque los abogados defensores temen que sus clientes sean maltratados al regresar a sus naciones.

Otros 80 están en la lista de los que Washington quiere procesar por supuestamente promover actividades contra la seguridad de los ciudadanos estadounidenses.

El resto está en un limbo jurídico, sin haber recibido información sobre qué acusación específica pesa en su contra. Algunos juristas consideran que eventualmente esas personas puedan demandar al gobierno estadounidense por "privación ilegítima de libertad".



NOTAS RELACIONADAS
Obama ordena cerrar Guantánamo
22 01 09 |  Internacional
Sigue el limbo legal
22 01 09 |  Internacional
Obama jura de nuevo
22 01 09 |  Internacional
Agentes de Guantánamo "torturaron"
14 01 09 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen