OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 3 de febrero de 2009 - 12:13 GMT
Recordando el regreso de Jomeini
John Simpson
BBC

El  Ayatolá Rujolá Jomeini

Fue considerado uno de los eventos clave del siglo XX. Hace 30 años, el líder religioso Ayatolá Rujolá Jomeini, regresó a Irán desde el exilio y lanzó una revolución islámica. Yo estaba en el avión que transportó al ayatolá hacia Teherán.

En el pueblo de Neauphle-le-Chateau, en las afueras de París, casi nada ha cambiado durante los últimos 30 años.

La calle, los jardines, incluso la verde puerta de madera por la cual el ayatolá Jomeini solía pasar en camino a sus oraciones aún están allí, aunque esa sede sufrió un ataque con explosivos poco después de que él regresó a Irán.

Juicio errado

Pero en 30 años se han registrado inmensos cambios en el mundo fuera de Neauphle por supuesto, y lo que sucedió en este tranquilo lugar jugó un rol importante en ese proceso.

Cuando comenzaron los disturbios revolucionarios de 1978, el ayatolá Jomeini había permanecido bajo un fuerte control como un exiliado en la ciudad santa chiita de Najaf, en Irak.

Irak ya se encontraba bajo poder de Saddam Hussein. Luego el Sha de Irán le pidió que lo expulsara.

Esta acción fue un juicio errado que resultó catastrófico.

El Ayatolá Jomeini viajó a Francia y de repente pudo hablar con todo el mundo.

El  Ayatolá Rujolá Jomeini
Filmamos al ayatolá que estaba sentado en primera clase. Él miraba por la ventanilla del avión y nos ignoró por completo hasta que un periodista le preguntó qué se sentía regresar tras tantos años de exilio. "Nada", respondió
Durante sus cuatro meses en Neauple concedió 132 entrevistas, una cifra nada despreciable para un hombre de 78 años de edad.

Con su ferocidad y su negativa al compromiso, ganó estatura internacional.

Cuando el Sha eventualmente dejó Irán en enero de 1979, el camino estaba abierto para que el Ayatolá volviera a casa y derrocara el sistema imperial.

Logré conseguir un par de billetes -para mi camarógrafo y para mí- para viajar en su vuelo charter.

La BBC me ordenó que no fuera, pero no pude resistir el entusiasmo y me monté en el vuelo de todas maneras.

Pronto todo pareció una mala decisión. Durante el vuelo, uno de los funcionarios del ayatolá anunció que la fuerza aérea iraní -que aún era leal al Sha- planeaba derribarnos cuando entráramos al espacio aéreo de Irán.

Los periodistas no sentíamos un poco desanimados ante el anuncio, pero los activistas revolucionarios que ocupaban el resto de los asientos aplaudían y lloraban de alegría porque querían convertirse en mártires.

La República Islámica

Filmamos al ayatolá que estaba sentado en primera clase. Él miraba por la ventanilla del avión y nos ignoró por completo hasta que un periodista le preguntó qué se sentía regresar tras tantos años de exilio. "Nada", respondió.

Por supuesto que el avión no fue derribado. En su lugar, dimos vueltas sobre el aeropuerto de Teherán al tiempo que las negociaciones finales con las autoridades se extendían cada vez más y todos comenzamos a marearnos.

Entonces aterrizamos y el ayatolá fue saludado por lo que algunos consideran probablemente la mayor multitud en la historia de la humanidad.

La República Islámica fue establecida en Irán; la opinión de los musulmanes alrededor del mundo se galvanizó y tomó forma un nuevo centro de oposición al liberalismo occidental.

Y todo fue planificado en un pueblo francés, donde el tráfico vehicular o una nevada es usualmente algo que da de qué hablar por días.



NOTAS RELACIONADAS
Irán celebra revolución islámica
31 01 09 |  Internacional
Irán felicita a Obama
06 11 08 |  Internacional
Irán: resolución "no constructiva"
28 09 08 |  Internacional
Irán desafía a la ONU
15 09 08 |  Internacional
Irán: ni un paso atrás
23 07 08 |  Internacional
EE.UU. "planea oficina en Irán"
17 07 08 |  Internacional
Irán descarta conflicto armado
08 07 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen