OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 20 de enero de 2009 - 13:16 GMT
No todos quieren a Obama
Redacción BBC Mundo

Barack Obama y su esposa Michelle.
Algunos critican la escala de las ceremonias de la toma de posesión de Obama.
Barack Obama asumió el poder en Estados Unidos este martes en una ceremonia que fue vista por millones de personas en su país y en el mundo.

Pero en Estados Unidos, hay muchos que se muestran escépticos ante la pompa de la ceremonia, el carácter histórico que se le ha dado a este día y las posibilidades de que Obama cumpla con las altas expectativas que su país -y el mundo- parece haber apoyado en sus hombros.

"Espero que Obama fracase": con estas cuatro palabras, el comentarista radial conservador Rush Limbaugh -que presenta uno de los programas de radio más escuchados de Estados Unidos- selló su opinión sobre lo que espera del nuevo presidente.

"He escuchado a Barack Obama por un año y medio. Sé cuáles son sus políticas. Sé cuáles son sus planes, tal como él los ha descrito. No quiero que tengan éxito", dijo esta semana Limbaugh -quien se considera "el último opositor al culto a Barack Obama".

Poco cambio

Hay otros opositores que creen que el demócrata no representará ningún tipo de cambio radical.

Eso es lo que opina Christian Brose, ex consejero de los secretarios de Estado republicanos Colin Powell y Condoleezza Rice y autor de un reciente libro titulado "La creación de George W. Obama", en el que afirma que las políticas que adoptará Obama serán una continuación de las de George W. Bush.

Rush Limbaugh.
He escuchado a Barack Obama por un año y medio. Sé cuáles son sus políticas. Sé cuáles son sus planes, tal como él los ha descrito. No quiero que tengan éxito
Rush Limbaugh, comentarista radial

En una entrevista con la BBC, Brose dijo: "Creo que mucho de lo que veremos en el primer mandato de Obama, en cuanto a los desafíos más grandes como Afganistán, Irak, el conflicto palestino-israelí, sobre Corea del Norte, y aún con India y China será en términos de continuidad con el segundo mandato de George W. Bush".

La "ventaja" de Obama, opinó Brose, es que al ser "un nuevo presidente y extremadamente popular, tiene la oportunidad de vender las mismas políticas que Bush pero con mejor recepción".

De una manera u otra, para muchos republicanos de la capital estadounidense -legisladores, consejeros y miembros del partido- este martes será un día para no estar en Washington.

Una noticia publicada por la cadena de televisión Fox News hablaba de como muchos ellos preferían aprovechar el día para ir a esquiar o jugar al golf.

Algunos republicanos también se muestran en desacuerdo con la escala de las ceremonias de toma de posesión, que tienen lugar durante la peor crisis económica que enfrenta Estados Unidos en décadas.

"La asunción, creo, es especialmente glotona en una época de crisis cuando todos estamos reduciendo nuestros gastos. Es un poco exagerado", afirmó Rinda Hunter, una republicana de Utah en declaraciones al periódico local The Spectrum.

Oposición interna

Hace pocos días, el columnista conservador William Kristol -acérrimo opositor de Obama- escribió en su columna del New York Times que no estaría en Washington para la toma de posesión: aprovecharía una conferencia en Canadá para escapar de las multitudes que apoyan al demócrata.

La asunción, creo, es especialmente glotona en una época de crisis cuando todos estamos reduciendo nuestros gastos. Es un poco exagerado
Rinda Hunter, republicana

Lo curioso es que, según un artículo publicado por el Financial Times este martes, Kristol estuvo presente en una cena en Washington a la que asistió Obama y en la que se rindió homenaje a su otrora rival electoral, el republicano John McCain.

Esto, según el Financial Times, demuestra el interés de Obama en ampliar su alcance político e incluir también a sectores más conservadores en la base de apoyo de su mandato.

Irónicamente, esa jugada política podría ser lo que le haga perder a Obama el ala más progresista del electorado.

Esa disputa, todo parecer indicar, será una de las principales preocupaciones políticas del mandato de Barack Obama.



NOTAS RELACIONADAS
Chávez/Obama: ¿primer round?
19 01 09 |  Internacional
La pianista venezolana de Obama
17 01 09 |  Cultura y Sociedad
Una juramentación de lujo
15 01 09 |  Cultura y Sociedad
¿Qué sabe Clinton de América Latina?
13 01 09 |  Internacional
Bienvenida con vigilancia
16 01 09 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen