OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 15 de enero de 2009 - 15:55 GMT
Israelíes "dispararon contra palestinos que huían"
Redacción BBC Mundo

Mujeres palestinas
El número de heridos en Gaza supera 1.000.
Según informes recibidos por la BBC y un grupo de derechos humanos israelí, tropas israelíes han disparado contra residentes de Gaza que trataban de escapar de la zona de conflicto. Israel ha negado las acusaciones de manera rotunda.

Periodistas de la BBC en Israel y Gaza han compilado información detallada de los hechos.

Civiles palestinos en Gaza afirman que las fuerzas armadas israelíes les dispararon mientras trataban de huir de sus hogares, en algunos casos cuando llevaban banderas blancas.

Un testimonio recogido por la BBC y el grupo de derechos humanos israelí B'Tselem informó que las fuerzas de Israel le dispararon a una mujer en la cabeza, después de que saliera de su casa con un pedazo de tela blanca obedeciendo a un anuncio israelí en altavoz.

"Sin fundamentos"

El ejército israelí ha descartado el informe y lo ha calificado de "no tener fundamentos".

La BBC habló con los miembros de otra familia palestina, quienes dijeron estar atrapados en su casa debido a los combates.

Informaron haber recibido disparos cuando intentaban salir de la propiedad con el objetivo de abastecerse de agua y alimentos.

Los hechos se desarrollaron, mientras transcurrían las tres horas diarias de alto al fuego.

Israel no ha permitido el ingreso de observadores de derechos humanos y periodistas internacionales a Gaza, de manera que no es posible confirmar los hechos.

B'Tselem señaló que a pesar de ser incapaz de corroborar las acusaciones, sintió la necesidad de hacer la información pública.

"Hogar destruido"

Hombre herido en Gaza
Las agencias de ayuda afirman que la franja de Gaza enfrenta una crisis humanitaria.

Munir Shafik al-Najar, de la localidad de Khouza, en el sureste de la Franja de Gaza, informó a B'Tselem y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), de una serie de eventos acontecidos el pasado lunes, en los que, según dijo, murieron cuatro miembros de su familia.

Aseguró a la BBC que unos 75 miembros de su familia se resguardaron en una casa, rodeada por las fuerzas israelíes, después de que las tropas bombardearan la zona y destruyeran la casa de su hermano el pasado domingo por la noche.

Según relató, la mañana del lunes la familia oyó un anuncio en altavoz.

El ejército israelí ordenaba, según el testimonio de Shafik, que la gente abandonara sus hogares y se dirigiera a la escuela. Primero las mujeres, después los hombres.

"Decidimos enviar a las mujeres primero, de dos en dos", dijo Shafik.

La primera en salir de la casa fue su prima, Rawhiya al-Najar, de 48 años.

"El ejército estaba como a 15 metros de la casa. Le dispararon en la cabeza", contó Shafik.

La hija de Rawhiya recibió un disparo en la pierna, pero pudo regresar a gatas a la casa, según agregó Shafik.

Por varias horas, la familia intentó llamar a B'Tselem, a organizaciones de derechos humanos y a funcionarios de la Autoridad Palestina en Ramala, con la esperanza de poder coordinar un paso seguro para evacuar a los heridos de los primeros bombardeos, dijo Shafik.

A la espera

Decidimos que era el final, íbamos a morir, correríamos todos juntos y moriríamos al mismo tiempo
Munir Shafik al-Najar

Pasaron varias horas, la ayuda no llegaba.

"Decidimos que era el final, que si íbamos a morir, correríamos todos juntos y moriríamos al mismo tiempo", dijo.

"Cuando hicimos eso, nos empezaron a dispar con una ametralladora desde la parte superior de un tanque", señaló.

Todos los adultos llevaban banderas blancas, según dijo.

Añadió que en esos momentos -un día después-, mientras hablaba por teléfono, seguía aferrado al trozo de tela blanca.

Tres de sus familiares, Muhammad Salman al-Najar, de 54 años, Ahmad Jum'a al-Najar de 27 y Khalil Hamdan al-Najar de 80, murieron según informó.

Recalcó que "las tropas sabían que Khalil Hamdan era un anciano", porque se encontraban muy cerca.

B'Tselem informó que está trabajando para corroborar el testimonio.

Un relato similar

Estudiante libanés en protesta.
Israel afirma que trata de proteger a los civiles.

Un segundo miembro de la familia, Riad Zaki al-Najar, le dio a la BBC un testimonio similar, vía telefónica.

"Nos dijeron que todos teníamos que ir al centro del pueblo, donde está la escuela".

"Pusimos a las mujeres al frente y a los niños en nuestros hombros con pañuelos blancos en sus cabezas".

"Mientras caminábamos, las mujeres, quienes iban por delante, vieron soldados y comenzaron a gritar diciendo 'tenemos niños, tenemos niños'. Comenzaron a dispararnos. Mi tía murió por una bala en la cabeza."

La BBC también habló con Marwan Abu Rida, un paramédico de la Media Luna Roja Palestina, quien dijo haber recibido el llamado al lugar a las 08:10 hora local (06:10 GMT).

Según dijo, fue atacado mientras trataba de llegar al lugar de los acontecimientos y quedó atrapado en una casa cercana hasta las 20:00 (18:00 GMT) a causa de los disparos israelíes.

Informó que, cuando llegó finalmente al lugar, encontró a Rawhiya, la mujer muerta que parecía haber recibido un disparo en la cabeza y también a la joven que había resultado herida.

En una respuesta por escrito acerca de incidente, el ejército israelí informó que "una investigación inicial sobre la denuncia planteada por B'Tselem ha llegado a la conclusión de que las reclamaciones carecen de fundamento".

"Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) hacen todo lo posible para evitar hacer daño a los palestinos no involucrados en el combate y reitera que es Hamas el que ataca las ciudades israelíes dentro de las zonas civiles".

"Tiroteo"

Trabajadora de Naciones Unidas
Uno de los edificios de Naciones Unidas también fue alcanzado por los ataques.

Sin embargo, el relato tiene similitudes con otro recibido por B'Tselem.

Abu Yusef Hajaj, residente de Juhar al-Dik, al sur de la ciudad de Gaza, dijo a B'Tselem que su madre y su hermana recibieron disparos cuando trataban de huir de su hogar, con un grupo de personas en el que se incluían niños pequeños, cargando banderas blancas.

Señaló que un tanque israelí había disparado contra su casa, habían oído cómo los militares israelíes instaban a los civiles a abandonar sus hogares, por lo que intentaron huir.

El CICR ha subrayado en repetidas ocasiones que ha encontrado dificultades para llegar a las familias desamparadas por los combates, en las que a menudo hay heridos y muertos.

Además, el portavoz de Gaza, Iyad Nasser, agregó que las ambulancias no han podido responder a "decenas" de llamadas de las zonas a las que todavía no han tenido suficiente acceso.

Ni siquiera podemos mirar por las ventanas porque nos disparan
Shtewi Daoud

Shtewi Daoud, informó a la BBC vía telefónica que él y los 35 miembros de su familia estuvieron atrapados durante 10 días, rodeados por las fuerzas israelíes en su casa localizada en Zeitoun, un suburbio al sureste de la ciudad de Gaza.

"Ni siquiera podemos mirar por las ventanas porque nos disparan", dijo Shtewi.

"Tratamos de obtener agua de los vecinos porque nuestros tanques se están quedando vacíos. También nos estamos quedando sin provisiones de alimentos y hemos estado sin energía eléctrica por más de 12 días.

"Mi madre y mi padre necesitan medicamentos para la hipertensión y la diabetes y se nos han agotado", dijo.

La zona, ha sido escenario de algunos de los enfrentamientos más intensos durante la operación israelí.

Es una de las varias localidades a las que los convoyes de la Media Luna Roja Palestina han encontrado dificultades para llegar.

Tres horas de alto el fuego

Soldados israelíes
No se ha logrado suficiente coordinación de pasos seguros en Gaza.

También es el lugar donde el CICR informó la semana pasada, que encontró a cuatro niños pequeños que habían estado esperando a lado de los cadáveres de su madres, sin comida ni agua, durante cuatro días.

Shtewi informó que 17 niños -de edades de entre seis semanas y 15 años- y seis mujeres, se encontraban en la casa.

"Hemos intentado salir de la casa durante las tres horas de alto el fuego humanitario, pero nos dispararon", dijo.

Además dijo que varias veces la familia había intentado ponerse en contacto con la Media Luna Roja palestina.

Un conductor de ambulancia de la Media Luna Roja dijo a la BBC que recibió información sobre una familia de 35 personas en Khouza.

Pero señaló que se trata de una zona militar cerrada, y que no fue capaz de coordinarse con los militares israelíes para llegar ellos, a pesar de que tenían previsto ir al lugar tan pronto como pudieran garantizar el paso seguro.

Si se analiza desde el punto de vista de los soldados israelíes es excepcionalmente difícil. No sabes quién está detrás la puerta
Jacob Dallal, portavoz israelí

El portavoz militar israelí, Jacob Dallal, dijo que Hamas ha lanzado cohetes desde la zona en cuestión, desde las casas de civiles.

"Especialmente las personas que tratan de escapar, bien podrían ser -como lo han sido en repetidas ocasiones- militantes de Hamas tratando de escabullirse y disparar contra los soldados. Si se analiza desde el punto de vista de los soldados israelíes es excepcionalmente difícil. No sabes quién está detrás la puerta", advirtió Dallal.

Dijo que Hamas "usa los tiempos de calma para disparar" y es entonces cuando las fuerzas militares israelíes responden.

Agregó que el ejército está trabajando con organismos internacionales para tratar de facilitar los pasos seguros de las ambulancias y el transporte de ayuda en medio de los combates.



NOTAS RELACIONADAS
"Cuidamos más a los civiles que Hamas"
14 01 09 |  Internacional
"Israel viola derechos de los niños"
14 01 09 |  Internacional
Gaza: "42% eran mujeres y niños"
12 01 09 |  Internacional
Israel: "más cerca de su meta en Gaza"
11 01 09 |  Internacional
Gaza: el fuego y la diplomacia no paran
09 01 09 |  Internacional
Israel y Hamas no escuchan a la ONU
09 01 09 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen