OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 14 de enero de 2009 - 15:29 GMT
El poder de las protestas en China
Redacción BBC
Xiamen y Pekín

Manifestantes en Xiamen
La manifestación se organizó con cerca de un millón de mensajes de texto en teléfonos celulares.

Los chinos comunes y corrientes parecen haberse anotado una victoria al forzar al gobierno a cambiar sus planes para construir una fábrica de químicos.

La planta, que debía construirse en la ciudad costera de Xiamen, ahora será llevada a otro lugar en el interior del país.

Según el periodista Michael Bristow, quien visitó Xiamen, este es un raro ejemplo de toma del poder del pueblo en un país donde los funcionarios de gobierno están acostumbrados a hacer exactamente lo que quieren y cuando lo quieren.

Y en otras partes del país ciudadanos chinos han tomado nota del caso, advierte Bristow.

En Shangai, por ejemplo, también estallaron protestas similares en contra de un reciente proyecto de construcción ferroviaria.

Las razones

Nuestro corresponsal informa que el caso de Xiamen comenzó cuando el Grupo Xianglu de Taiwán informó sobre sus planes de construir una fábrica de químicos en la península Haicang, en las afueras de la ciudad.

Si siguen adelante con los planes de la planta, creo que me iré de esta ciudad
Lin, residente de Xiamen.
Xianglu pretende producir paraxileno (PX), un químico usado en la fabricación de plásticos, poliéster y productos de limpieza.

La compañía tiene ya una de sus plantas químicas en la península, una zona salpicada de pueblos antiguos, fábricas y proyectos de desarrollo habitacional.

Xianglu comenzó a trabajar su el proyecto PX, niveló el terreno y construyó oficinas temporales.

Pero en junio del año pasado pobladores de Xiamen decidieron que otra fábrica de productos químicos no sería el mejor vecino.

A corto plazo, la exposición al paraxileno puede causar irritación en la piel, ojos y garganta.

A largo plazo, puede dañar el sistema nervioso y órganos vitales.

Según Bristow, durante dos días de protestas, los manifestantes salieron a la calle en el centro de la ciudad, obligando al que el gobierno local suspendiera el proyecto PX.

La voz del pueblo

Wu Xian
Wu Xian estuvo preso por tomar parte en las protestas.

Las protestas en Xiamen se distinguen de miles de otras tantas manifestaciones que han tenido lugar en varias partes del país debido a la particularidad de quienes participan en ellas.

Ambientalistas jóvenes y motivados, como Wu Xian, de 20 años y gerente de un bar local de karaoke, se unieron a los tradicionales grupos de campesinos pobres y con poca educación.

Cuando Wu Xian supo del proyecto, creó un grupo de discusión en internet e invitó a los residentes de Xiamen a que protestaran en contra de la construcción de la planta.

Pocos días antes de la primera manifestación, fue arrestado por la policía.

Wu Xian pasó 15 días en la cárcel y fue forzado a firmar un documento en el que se comprometía a no tomar parte en protestas futuras.

La policía todavía hace visitas regulares en su domicilio y copia los archivos de su computadora.

Pero Wu Xian no se ha dejado intimidar y planea crear un grupo de protección al medio ambiente.

"La protesta aumentó la conciencia de la gente sobre la democracia. Ahora saben que pueden expresar sus opiniones y ser escuchados", le aseguró a Michael Bristow

Con recursos

Proyecto habitacional en Xiamen
El daño al medio ambiente y la salud fueron las mayores causas de la protesta.

A la protesta también se unieron manifestantes de la clase media de Xiamen, que cuenta con más recursos económicos y educación y está menos dispuesta a aceptar fácilmente las órdenes del gobierno chino.

Muchos de los manifestantes viven en complejos habitacionales de lujo que se localizan a lo largo de la costa de Haicang.

Future Coast, uno de estos complejos, cuenta con canchas de tenis, una piscina al aire libre y céspedes podados a mano.

Lin, residente del lugar y madre de una niña de siete años, dijo que llamó por teléfono a las autoridades locales para expresar su postura en contra de la construcción de la planta de PX.

"El desarrollo económico está bien, siempre y cuando no dañe el medio ambiente y la salud", dijo la mujer de 34 años.

Como muchos otros, Lin se mudó a Xiamen debido a su reputación de ser una ciudad limpia y hermosa, perfecta para niños pequeños.

Preocupaciones sobre los precios

"Si siguen adelante con los planes de la planta, creo que me iré de esta ciudad", añadió.

Lin tiene otra preocupación. Ella y sus vecinos han gastado grandes sumas de dinero para vivir en Future Coast y no quieren que su inversión sea en vano.

Wei Xing, consultor en, Haisheng Victoria, un desarrollo habitacional de la zona, dijo que los precios han disminuido a 5.000 yuanes (US$690) por metro cuadrado, después de las noticias sobre la fábrica PX.

Pero cuando empezó a sospecharse que la planta sería trasladada a otra parte de la costa, los precios de las propiedades se incrementaron.

Wei afirma que los precios son ahora el doble de lo que eran hace apenas unos meses.

"Un ejemplo a seguir"

Territorio listo para la construcción de la fábrica.
La planta química, valorada en cerca de US$1.4 mil millones, es potencialmente cancerígena.

El grupo Xianglu se ha mantenido al margen de la polémica, a pesar de que ha anunciado una declaración en la que se afirma que la fábrica no emitirá gases tóxicos.

Según nuestro corresponsal, el gobierno de la ciudad de Xiamen se negó a hablar del caso, pero, cuando las protestas fueron conocidas a nivel nacional, frenó el proyecto.

También ordenó una evaluación ambiental antes de tomar una decisión final sobre el futuro de la planta PX.

Los resultados de este informe fueron publicados por el ministerio de Protección Ambiental y en ellos se indica que la compañía taiwanesa estuvo de acuerdo en limitar la polución que crearía la planta.

El ministerio también reveló que a fábrica -que ya fue aprobada preliminarmente- será construida en la vecina ciudad de Zhangzhou.

¿Qué pasará?

El incidente de Xiamen ha demostrado como los chinos tienen la capacidad de forzar al gobierno a ser escuchados.

En diciembre pasado, Xiamen organizó un debate público sobre el caso, en el que ciudadanos comunes podían expresar sus opiniones al respecto.

Mapa
"Personas de otras partes del país seguirán nuestro ejemplo", dijo el activista medioambiental Wu Xian.

"Dimos el primer paso hacia una democracia popular, es el primer paso para un desarrollo democrático en China", indicó

Un residente de Zhangzhou, citado por el diario estatal China Daily, no parecía preocupado por el nuevo plan. "La planta estará lejos de las áreas más pobladas. Creo que estaremos bien con el arreglo actual", dijo.

Sin embargo, es poco probable que todos los pobladores estén contentos con este nuevo plan.

Al menso en un artículo de un diario se preguntaron por qué, si la planta no emitirá gases tóxicos, no se puede construir en Xiamen como estaba originalmente planeado.



NOTAS RELACIONADAS
Protestas masivas en China
06 09 08 |  Internacional
Crisis también golpea a China
11 12 08 |  Economía
Protesta "Made in China"
29 04 08 |  Internacional
China: no se usó fuerza en Tibet
17 03 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen