OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 31 de diciembre de 2008 - 14:35 GMT
"La situación era insoportable"
Jana Beris
Jana Beris
Jerusalén

La ofensiva militar israelí contra blancos de Hamas en la Franja de Gaza recibió amplio apoyo de la ciudadanía, cruzando líneas políticas entre derecha, centro e izquierda, aunque también hay algunas voces opositoras.

Un tanque y un soldado israelí.
Los tanques israelíes se encuentran en la frontera con Gaza.

La recurrencia de los ataques con misiles disparados por Hamas desde Gaza hacia la población civil del sur de Israel, dejó en la gente la sensación de que "así no se puede seguir".

Probablemente la prueba más clara de ello haya sido el comunicado que publicó, unos días antes del operativo, el propio partido Meretz, de izquierda, identificado desde siempre con posiciones pacifistas y con la búsqueda de una solución negociada con los palestinos.

Su jefe, Jaim Oron, exhortó al gobierno a recuperar el alto el fuego que expiró a mediados de diciembre, pero al mismo tiempo declaró que "hay que tomar medidas fuertes contra Hamas".

En una entrevista concedida a BBC Mundo, el escritor israelí Amos Oz, considerado uno de los principales intelectuales de izquierda, responsabilizó totalmente a Hamas por la situación que se vive en estos momentos.

"Hamas es culpable de la conflagración actual porque durante años ha estado atacando localidades civiles israelíes, aldeas y ciudades", dijo Oz.

El escritor, sin embargo, enfatizó que es necesario "llegar a un alto el fuego de inmediato, un cese total del disparo de Hamas contra Israel y un cese absoluto del operativo israelí en Gaza".

Voces en contra

Esto no significa que no haya oposición por el operativo israelí y los ataques aereos en Gaza.

Jaim Oron , del partido Meretz.
Jaim Oron , del partido Meretz, pide mano dura hacia Hamas.

"No debemos olvidar ni por un momento que el pueblo de la Franja de Gaza seguirá siendo nuestro vecino cercano y que, tarde o temprano, querremos tener relaciones de buena vecindad con ellos", opinó el escritor David Grossman en el periódico Haaretz.

Grossman, que en la guerra contra Hezbolá en Líbano hace algo más de dos años perdió a su hijo Uri, suele ser sumamente crítico del gobierno.

"No debemos, bajo ningún concepto, atacarlos tan violentamente, inclusive si Hamas, durante años, ha tornado intolerablemente miserable la vida de la población del sur de Israel", agregó.

Más duro todavía fue el comentarista Gideon Levy, del Haaretz, al escribir que "nuestros buenos muchachos están haciendo cosas malas, sin distinguir entre Hamas y los niños".

Si bien opiniones como éstas han sido publicadas y destacadas por importantes medios locales, tanto ellas como algunas manifestaciones de grupos de extrema izquierda en la Universidad de Haifa y Tel Aviv contra la ofensiva militar, parecen casi perderse en el tono general en el país en favor del operativo.

Cansados de las alarmas

Recorriendo el sur de Israel, en todas aquellas zonas al alcance de los misiles lanzados desde Gaza, la defensa del operativo contra Hamas es especialmente notoria.

Adriana Katz, que encabeza el Centro de Ayuda de Emergencia en Sderot.
Adriana Katz asegura que hay mucha gente afectada psicológicamente.

"Esto no se puede medir en cantidad de muertos", explica a la BBC la Dra. Adriana Katz, que encabeza el Centro de Ayuda de Emergencia en Sderot, que trata a la gente afectada emocionalmente, no sólo por lesiones físicas.

"Aquí hay una población entera aterrorizada, un efecto sicológico tremendo, que durará mucho tiempo y en algunos casos, quizás para siempre", señala.

En el hospital Barzilai de Ashkelon, el Dr. Claudio Kristal -llegado hace 20 años de Argentina- es tajante cuando la BBC le pregunta si está a favor del operativo.

"No sé si ésto va a ayudar o no, pero sí puedo decir que entiendo lo que está pasando. Evidentemente la situación había que cambiarla porque era absolutamente insoportable".

Kristal explicó lo que, en su opinión, es vivir bajo la amenaza de los misiles.

El Dr. Claudio Kristal, en el hospital Barzilai de Ashkelon.
"Evidentemente la situación había que cambiarla porque era absolutamente insoportable"
Dr. Claudio Kristal

"Tener que ducharse en un minuto y medio porque quizás hay una alarma. Chicos que volvieron a mojarse en la cama, teniendo 8 años, 10 años... Hay que saber eso para entender esta reacción del ejército israelí. Es que ésto se viene arrastrando desde hace años", enfatiza.

Los disparos comenzaron en enero de 2001. Uno de los elementos que más menciona la gente al hablar en favor de un ataque a Hamas, es que los misiles continuaron cayendo en Israel, dirigidos intencionalmente hacia localidades civiles, inclusive después de la retirada israelí de Gaza en septiembre de 2005.

"Un operativo sin botas"

En la comunidad agrícola Kfar Warburg, Pinjas Fridman, quién ha visto pasar los misiles sobre su cabeza, está de acuerdo con el operativo, pero con límites.

En la comunidad agrícola Kfar Warburg, Pinjas Fridman, con su hermano.
Pinjas Fridman y su hermano creen que el operativo tiene que tener limites.

"No había más remedio que entrar, porque la situación era realmente insostenible. Pero creo que hay que tener cuidado de no exagerar, ya que si Hamas sale totalmente humillado, eso será contraproducente", le dice a la BBC.

Su hermano Shloime tiene claro que "hay que parar a tiempo, y no ordenar entrada por tierra porque eso es demasiado arriesgado para nuestros soldados".

Los israelíes dieron en general su visto bueno al operativo en Gaza, pero no quieren verlo prolongarse mucho tiempo.

Aunque algunos políticos opinan que si no se le pone fin al régimen de Hamas en Gaza nadie mejorará de forma permanente, el comentario promedio parece ser que "no hay que meterse en eso, sino sólo, como dijo el Primer Ministro, para normalizar la vida al sur de Israel".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen