OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 29 de diciembre de 2008 - 22:12 GMT
Fatah en la encrucijada
Jana Beris
Jana Beris
Jerusalén

Jóvenes protestan contra las fuerzas israelíes en Hebrón, Cisjordania
Los ataques israelíes en Gaza también han generado protestas en Cisjordania.

La fuerte ofensiva militar israelí contra blancos de Hamas en la Franja de Gaza crea una clara ambivalencia en la dinámica interna palestina.

Los comunicados oficiales de condena a Israel por su ataque son sólo un elemento de una compleja ecuación.

Cabe recordar que, desde la toma del poder por parte de Hamas en Gaza en junio del año pasado, la rivalidad entre dicho grupo islamista y Fatah, que controla Cisjordania, se convirtió en abierta hostilidad.

Las rondas de conversaciones, en Egipto y Yemen, destinadas a recomponer la unidad interna no terminaron nunca en nada concreto.

El portavoz de Hamas en Gaza, Fawzi Barhum, le dijo este domingo a la BBC que "no hay con quién hablar de unidad", acusó directamente a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y al propio presidente Mahmoud Abbas "de colaborar con la ocupación israelí", y dio a entender que el diálogo no es ahora una opción.

Prioridades

La ANP es más cautelosa en sus planteos.

Fawzi Barhum, portavoz de Hamas en Gaza
Para Barhum, el propio presidente Mahmoud Abbas colabora con la ocupación israelí.

Por un lado, uno de sus negociadores más conocidos, Saeb Erekat, le dijo a BBC Mundo que "ante todo hay que terminar la agresión y por eso le pedimos a Egipto que trate de conseguir un cese el fuego".

Erekat, que contestó nuestro llamado cuando se hallaba justamente en El Cairo en las conversaciones con los egipcios, dijo que primero hay que acallar las armas y luego retomar las conversaciones sobre la unidad nacional palestina.

Poco después de esa conversación, en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Ahmed Abu el-Gheit, el presidente de la ANP responsabilizó también a Hamas por la situación actual en la Franja de Gaza.

"Les pedimos, les hablamos, que no terminaran la tregua, que no siguieran disparando... queríamos evitar lo que está pasando ahora... no queríamos que Gaza fuera destruida", dijo Abbas.

En cualquier caso, según el secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, Abbas opina que que en este momento las facciones palestinas y todos los árabes tienen que estar unidos.

"Discutimos las relaciones palestinas y la necesidad de lograr una reconciliación y de tener una sola voz dada la calamidad que vemos en Gaza ahora. Es un momento en el que se necesita la unidad para resolver la situación y detener la agresión".

Resultado dudoso

Fuera de los micrófonos y con condición de pleno anonimato, figuras palestinas de Cisjordania admiten que no les amargaría si Hamas quedara terriblemente debilitado con la ofensiva israelí.

Les pedimos, les hablamos, que no terminaran la tregua, que no siguieran disparando... queríamos evitar lo que está pasando ahora... no queríamos que Gaza fuera destruida
Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina

No obstante, uno de los miembros del parlamento palestino que pertenece a la facción Fatah, Abdul Abdula, advirtió, en conversación con la BBC, que la estrategia israelí podría rendir el resultado opuesto.

"Nosotros, como una Autoridad, no estamos de acuerdo con Hamas, pero los afectados son civiles palestinos, un millón y medio de ellos. Cuando cortan la electricidad en Gaza, las casas de Ismail Haniya no están oscuras, pues tienen generadores".

"Israel está completamente equivocado si piensa que debilitará a Hamas. Al contrario, probablemente lo reforzará y la única afectada será la población", señaló.

Peligro en Cisjordania

Uno de los temores de Fatah es que Hamas intente un golpe de mano en Cisjordania, similar al ocurrido en la Franja de Gaza en 2007.

Reunión de los líderes de la Organización para la Liberación de Palestina.
Los líderes de la Organización para la Liberación de Palestina se reunieron este lunes.

El debilitamiento de Hamas podría incentivar a su gente en Cisjordania a organizarse para "vengarse" no sólo de Israel sino de la propia Autoridad Palestina.

Ninguna figura de Fatah puede permitirse, por consideraciones internas palestinas, criticar con demasiada dureza a Hamas, mientras esa organización -que aunque sea rival, es palestina- está siendo atacada tan fuertemente por Israel.

Más allá de las negociaciones de paz, con sus complejos altibajos, la percepción promedio de Israel a ojos palestinos es aún la de enemigo.

Y la dinámica es conocida: cuando los palestinos están en un abierto conflicto con Israel, es eso lo que los une, a veces dejando totalmente de lado, al menos por un tiempo, las diferencias entre sí.

¿Quién pagará?

Una de las voces de Fatah que más claramente sabe hacer críticas internas es Fares Qadura, uno de los líderes de la organización en Cisjordania.

Fares Qadura, uno de los líderes de Fatah en Cisjordania
No sé si Hamas caerá en Gaza, pero sí que en Cisjordania será derribada la Autoridad Palestina
Fares Qadura, uno de los líderes de Fatah en Cisjordania

"Gente de la ANP ha estado hablando contra Hamas, como si vivieran en otro lado y no en el territorio palestino", le dijo a BBC Mundo.

"Más allá de las discrepancias que tenemos, el hecho es que Gaza, por el bloqueo israelí, se halla en una situación muy compleja y las quejas no pueden ir sólo contra Hamas".

Lo que más le preocupa a Fares Qadura es el escenario político que se puede crear a raíz del operativo militar israelí en curso.

"Si esto sigue durante varias semanas y dentro de cierto tiempo Israel proclama que lo que quiere es también derribar al gobierno de Hamas, yo creo que los que pagarán realmente el precio serán las autoridades de la ANP", señala.

"No sé si Hamas caerá en Gaza, pero sí que en Cisjordania será derribada la Autoridad Palestina", añade.

Este líder de Fatah vuelve a la compleja dinámica interna de rivalidad y aclara: "Para ganarle a Hamas, tenemos que ser mejores en nuestro comportamiento y accionar político y social, no dar a entender que apoyamos el operativo israelí".

Se detiene un segundo y resume: "Tal como están las cosas, no tengo dudas: la actitud que se ha adoptado la pagaremos caro en las urnas".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen