OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 10 de diciembre de 2008 - 15:54 GMT
Poco paro, más violencia en Grecia
Redacción BBC Mundo

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?

La huelga convocada por los sindicatos y organizaciones gremiales contra el gobierno del primer ministro Costas Karamanlis no tuvo el apoyo que se esperaba.

Sin embargo, sí se registraron incidentes violentos y enfrentamientos con la policía en Atenas y otras ciudades en el norte del país.

Grecia lleva cuatro días de violencia callejera desatada luego de que la policía matara a un adolescente el sábado pasado.

"Vergonzosa participación"

Se esperaba que la huelga contra la política económica del gobierno reuniera a miles frente al Parlamento, pero el corresponsal de la BBC en Atenas, Malcolm Brabant, dice que la participación fue vergonzosamente pequeña.

Según Brabant, cientos de jóvenes atacaron a la policía antimotines con piedras y otros proyectiles, pero estos fueron desviados sin mayor problema.

En Atenas hubo inconvenientes en el transporte, el cierre de escuelas y bancos, pero los empleados del sector privado encontraron la forma de llegar a sus trabajos, informa nuestro corresponsal.

Policía antimotines en Atenas
La policía antimotines fue blanco de piedras y proyectiles.
También se registraron enfrentamientos en las ciudades de Salónica y Kavala, en el norte, pero la tendencia muestra que la violencia que ha afectado al país durante los últimos días está disminuyendo.

Los analistas creen que el gobierno, aunque bastante herido, sobrevivirá a pesar de que el líder del Partido Socialista en la oposición, George Papandreou, reclamó la renuncia de Karamanlis y he hizo un llamado a elecciones anticipadas.

Karamanlis, cuyo Partido Conservador tiene una mayoría parlamentaria de sólo una banca, hizo un pedido por la unidad y señaló que no debía mostrarse ninguna contemplación con los que provocaron los disturbios.

Alexandros Grigoropoulos
La muerte del joven Alexandros Grigoropoulos a manos de la policía fue el detonante de los disturbios.
Estos fueron desatados por la muerte de Alexandros Grigoropoulos, un joven de 15 años, tras recibir un impacto de bala de un policía.

Los abogados del uniformado, acusado de asesinato, dicen que pruebas de balística demuestran que el proyectil impactó una superficie dura antes de rebotar contra el pecho del joven.

La familia Grigoropoulos tiene un investigador independiente trabajando sobre el caso para asegurar que no haya encubrimiento.

Algunos testigos aseguran que el policía apuntó contra Alexandros deliberadamente y no hizo un tiro de advertencia al aire.

Haga clic y vaya a nuestro foro Cuando ocurre un suceso, ¿cómo se informa?



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen