OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 7 de diciembre de 2008 - 09:02 GMT
Muerte de un joven lleva al caos
Malcolm Brabant
BBC, Atenas

Bomberos apagando autos incendiados
Los incidentes estallaron luego de que la policía mató a un manifestante.

Centenares de personas se manifestaron este sábado en las calles de ciudades de Grecia luego de que la policía matara de un balazo a un adolescente en la capital, Atenas.

Los disturbios empezaron en el célebre distrito ateniense de Exarchia, cerca del lugar donde el joven murió.

En cuestión de minutos, la noticia se divulgó de boca en boca entre estudiantes y anarquistas de todo el país.

La violencia se extendió desde ciudades como Komotini en el noreste hasta la isla de Creta en el extremo sur.

En la capital, jóvenes en la capital le prendieron fuego a autos y rompieron vitrinas de tiendas.

Barrio propio

Los anarquistas consideran Exarchia su fortaleza y frecuentemente le tienden emboscadas a la policía para atacarla con piedras y bombas incendiarias.

Vidrieras rotas por manifestantes
En Atenas, ardieron autos y se quebraron vidrios.
Según el Ministerio del Interior, en esta ocasión un grupo pequeño de jóvenes rodearon una patrulla de la policía y empezaron a tirarle piedras.

Uno de ellos trató de tirar una bomba incendiaria y un oficial de policía disparó tres veces, hiriendo al joven en el pecho.

Dos policías han sido suspendidos y enfrentan lo que el ministro del Interior describió como un castigo severo diseñado para evitar que vuelva a ocurrir algo similar.

El ministro, Prokopis Pavlopoulos, expresó su pesar y al parecer ofreció dimitir, pero el primer ministro no aceptó su renuncia.

Turbio amanecer

La muerte del joven probablemente empeorará la relación entre la policía y los anarquistas radicales.

Un incidente similar en 1985 llevó a años de violencia en Exarchia.

Atrapados en el medio están los residentes de ese distrito bohemio, quienes en las últimas semanas han estado protestando por el nivel de delincuencia y caos.

A menudo se quejan de que la policía no responde a llamados de emergencia y se queda barricada en sus estaciones.

Tras lo ocurrido esta sábado y madrugada del domingo, los uniformados estarán aún más reacios a trabajar en lo que a menudo se parece a una zona de guerra.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen