OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 28 de noviembre de 2008 - 12:57 GMT
"Es increíble estar libre"
Redacción BBC Mundo

Mark Adell
Adell estuvo 48 horas atrapado en el hotel.
Cientos de personas se atrincheraron en las habitaciones de dos hoteles de Bombay durante los ataques coordinados que asolaron la capital financiera India y que han dejado un saldo de al menos 130 muertos y cientos de heridos.

La BBC habló con Mark Adell, un hombre de negocios británico que permaneció en su habitación del hotel Oberoi Trident de Bombay durante 48 horas mientras se producían los ataques al establecimiento.


¿Qué siente después de lograr salir del hotel?

Es increíble estar libre. Después de 48 horas sin comida ni agua, rodeados de explosiones y disparos y gente corriendo por los pasillos gritando. Ha sido muy duro.

¿Su habitación estaba por encima de uno de los pisos donde los atacantes mantenían retenidos a los rehenes?

Estaba en el piso 23 y mis colegas estaban en e piso 20. Todo estaba sucediendo en el piso 19.

Las autoridades indias y los empleados del hotel se han portado muy amablemente. Eso habla muy bien del país

Durante toda la noche no dejaron de oírse explosiones. Al final de la noche la cosa empezó a calmarse. Me estaba comunicando con mi blackberry con gente que estaba en la misma situación y en un momento empezamos a suponer que seríamos evacuados.

La gente aquí ha sido fantástica. Las autoridades indias y los empleados del hotel se han portado muy amablemente. Eso habla muy bien del país.

¿Cómo fue su liberación?

Llamaron a la puerta. Dijeron que eran que eran de seguridad. Me llevó 5 minutos desmantelar la barricada que había puesto frenten a la entrada de la habitación. Miré a través de la mirilla de la puerta y vi a un montón de militares con armas.

Bajamos a la recepción con el escensor. Allí se había producido una carnicería. Todo estaba lleno de sangre y vísceras

Cuando abrí había unos 12 soldados fuertemente armados acompañados de gente del hotel.

Bajamos a la recepción con el ascensor. Allí se había producido una carnicería. Todo estaba lleno de sangre y vísceras.

Fue tremendo. Antes de ir a mi habitación cené en el restaurante Kandahar y al ser liberado me enteré que ese fue uno de los sitios donde todo empezó. La camarera que nos sirvió fue una de las primeras en morir (llanto).

Debió de ser muy duro.

Yo he tenido suerte. Es toda la gente valiente que murió la que se merece el reconocimiento.

Recuerdo estar esperando para pagar y junto a mi había un grupo de japoneses. Me puse a hablar con ellos y ahora sé que pocos minutos después de despedirme uno de ellos murió.

¿Cuando podrá volver a casa?

Espero que cuanto antes. Es increíble estar libre. Quiero ir a casa, ver a mis hijos y a mi mujer y volver a mi trabajo.

Esperamos poder coger un vuelo hoy o a más tardar mañana.



NOTAS RELACIONADAS
La crisis de Bombay no cesa
27 11 08 |  Internacional
Tropas indias asedian a los atacantes
27 11 08 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen