OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 18 de noviembre de 2008 - 10:57 GMT
La vida en un pueblo pirata
Mary Harper
BBC, Analista sobre África

Piratas somalíes
Los ataques piratas en la costa de Somalia se han incrementado en el último año.
Cada vez que se escucha que un barco pirata ha tomado otra embarcación en la región somalí de Puntland, cosas extraordinarias empiezan a suceder en la población portuaria de Eyl.

En ese lugar, donde la mayoría de los navíos secuestrados están bajo custodia de las muy bien armadas bandas de piratas, comienza una gran actividad .

La gente se arregla, se pone corbata y ropa elegante. Llegan en autos todo terreno con sus computadores portátiles. Uno dice ser el contador de los piratas, mientras que otro clama ser el jefe negociador.

Con la cantidad de barcos extranjeros tomados cerca de la costa somalí, se podría decir que los secuestros en la región se han convertido en una epidemia.

Las primas de seguro para las embarcaciones que navegan el concurrido golfo de Adén han aumentado su valor en el último año debido a los piratas, la mayoría de los cuales provienen de la semi-autónoma región de Puntland, cuyos líderes declararon su autonomía -aunque nototal independencia- en 1998.

En Eyl hay mucho dinero por hacer y todo el mundo esta ansioso por quedarse con un pedazo del pastel.

Toda una industria

Las tarifas de pago de rescate oscilan entre los US$300.000 y US$1,5 millones.

Un visitante reciente del pueblo explicaba cómo, aún cuando el número de piratas que toman parte directa del secuestro es relativamente bajo, la industria de la piratería involucra a mucha gente.

Franceses rescatados.
Las tarifas de pago de rescate oscilan entre los US$300.000 y US$1,5 millones.
"El grupo que hace el primer ataque es pequeño, normalmente son entre siete y diez", comentó este hombre.

"Ellos salen a alta mar en potentes lanchas con armamento pesado. Pero una vez que toman la embarcación, unos 50 piratas aparecen para quedarse a bordo, mientras que otros 50 esperan en la costa en caso de que algo salga mal".

Si se toma en cuenta a todas las personas involucradas en la industria de la piratería, incluyendo a quienes alimentan a los rehenes, se podría decir que esta actividad se ha convertido en la principal fuente económica de Puntland.

Y Eyl se ha convertido en un pueblo hecho a la medida para piratas y sus secuestrados.

Hasta se han abierto restaurantes especializados en preparar comida a la tripulación de los navíos tomados.

Como los piratas lo que quieren es que les paguen el rescate, intentan cuidar a sus rehenes.

Cuando, en septiembre, comandos franceses liberaron a dos de sus ciudadanos cuyo velero había sido tomado por piratas, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, anunció que había dado la orden cuando estuvo claro que los piratas se dirigían a Eyl, donde habría sido demasiado peligroso realizar el rescate.

El puerto es un paraíso seguro donde se hace muy poco para detener a los piratas, lo que sugiere que algunos -al menos en la administración de Puntland y posiblemente más allá- tienen relación con la piratería.

La mayoría viene del mismo clan, el Majarteen, del que también es el presidente del gobierno federal de transición de Somalia, Abdullahi Yusuf.

Dinero para gastar

La región costera de Puntland está en expansión.

Se construyen casas lujosas, se compran costosos autos... todo esto en un país que no ha tenido un gobierno central que funcione en casi 20 años.

Buque canadiense.
Un buque canadiense escoltó a un barco de ayuda alimentaria para Somalia.
Algunos observadores dicen que los piratas han obtenido unos US$30 millones en pagos por rescate en el último año. Mucho más que el presupuesto anual de Puntland, el cual ronda los US$20 millones.

Cuando al presidente de Puntland, Adde Musa, le preguntaron sobre la riqueza de los piratas y sus asociados, éste respondió: "Es más que cierto".

Ahora que están haciendo tanto dinero, estos piratas del siglo XXI pueden pagar por sofisticadas armas y embarcaciones.

Esto significa que, a menos que se haga más para detenerlos, ellos continuarán saqueando los barcos que navegan por el golfo de Adén.

Ahora están incluso atacando a los barcos que llevan ayuda para alimentar a sus compatriotas, que representa un tercio de la población.

Buques de Francia, Canadá y Malasia, entre otros, patrullan ahora la costa somalí para evitar los ataques de piratas.

Más del 30% del petróleo mundial se transporta a través del Golfo de Aden,

Un portavoz de la Organización Marítima Internacional (OMI) explicó cómo los bien armados piratas se están convirtiendo cada vez más audaces.

Eso parece demostrarlo el secuestro del buque saudita Sirius Star, el primero de tal envergadura que secuestran.

"Es sólo cuestión de tiempo antes de que algo horrible ocurra", había dicho el portavoz de la OMI hace un par de meses, antes del secuestro del petrolero saudita, pero cuando ya se sabía que piratas habían disparado contra barcos similares.

"Si los piratas abren un hueco en un tanquero, y hay un derramamiento de petróleo, podría haber un enorme desastre ambientalista".

Es probable que la piratería continúe siendo un problema en la costa de Somalia, mientras que la violencia y el caos continúen en tierra firme.

Los conflictos pueden ser muy buenos en cierto tipo de negocios, y la piratería es definitivamente uno de ellos.

Las armas son fáciles de adquirir y no hay una autoridad eficiente que los detenga en tierra o mar.



NOTAS RELACIONADAS
Piratas atacan de nuevo
17 11 08 |  Internacional
"Tiroteo" entre piratas
30 09 08 |  Internacional
Aumenta presión a piratas somalíes
29 09 08 |  Internacional
Destructor tiene a piratas en la mira
29 09 08 |  Internacional
Sarkozy contra los piratas
16 09 08 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen