OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 5 de noviembre de 2008 - 13:29 GMT
América Latina "no será prioridad"
James Painter
BBC Mundo

Barack Obama
Barack Obama nunca ha estado en América Latina.

¿Qué significará el presidente Barack Obama para América Latina?

La visión que comparte la mayoría de los analistas en Washington es que "no habrá cambios relevantes ni nuevas iniciativas, aunque sí se producirá una variación en el tono".

La dura realidad para cualquiera que esté soñando con una nueva era en las relaciones entre América Latina y Estados Unidos es que el presidente electo tiene otras prioridades: la recesión económica y las guerras en Irak y Afganistán.

Según Daniel Erikson, del centro de estudios Diálogo Interamericano, con sede en Washington, esos temas tendrán preponderancia sobre otras cuestiones, entre ellas América Latina.

"Pero sí que habrá un cambio representativo en el trato con la región, menos didáctico y con mayor interés en llegar a un consenso y trabajar a través de organizaciones multilaterales", dijo.

Narcotráfico

A pesar de que existen áreas muy importantes de interés común, como el comercio, la inmigración y la lucha contra el tráfico de drogas, América Latina apenas figuró en la agenda electoral.

Cocaína incautada  Foto: DEA
Gran parte de la cocaína decomisada en EE.UU. proviene de Colombia.

Ni siquiera los US$5.000 millones gastados en Colombia en la lucha contra el narcotráfico formaron parte de la campaña.

Este giro rompe con la tendencia imperante desde hace 20 años, en la que casi uno de cada cuatro estadounidenses pensaba que la guerra contra los estupefaciente era la principal prioridad.

Los expertos dicen que el gabinete de Obama recibirá pocas presiones para cambiar la política estadounidense respecto a las drogas.

Barack Obama se ha mostrado favorable al Plan Colombia y a los US$400 millones otorgados por el Plan Mérida para combatir el narcotráfico en México y América Central.

Cuba

Sin embargo, un área en la que habrá algún cambio será la que concierne a Cuba.

Raúl Castro
Hay pocas expectativas de que termine el embargo a Cuba.

Durante su campaña presidencial, Barack Obama dijo que levantaría las restricciones impuestas por George W. Bush a las visitas a familiares en la isla y a los envíos de remesas, dos políticas que cuentan con el respaldo de muchos cubano-estadounidenses.

Obama afirmó que lo haría de inmediato, pero no está claro cuándo sucederá. ¿Dentro de una semana, un mes, un año?

En todo caso, hay pocas expectativas de que se produzca una ruptura en el embargo comercial que ya dura 46 años.

Según Erikson, "el lobby cubano-estadounidense puso mucho dinero en las elecciones al Congreso, por lo que es poco probable que se interrumpa el embargo a Cuba".

¿Cambios drásticos?

Larry Birns, director del centro de estudios Consejo para Asuntos Hemisféricos, con sede en Washington, afirmó que hay pocas esperanzas de que haya cambios drásticos en las políticas de Obama hacia la región.

"Cualquier acción o declaración sobre América Latina llevará de 12 a 18 meses", señaló.

No obstante, Birns destaca algunos factores que podrían modificar las políticas estadounidenses hacia Cuba a largo plazo: el descubrimiento de importantes reservas de petróleo y el interés de diversas compañías estadounidenses que quieren explotarlas, el creciente número de empresas interesadas en comerciar productos agrícolas con la isla, y el debilitamiento de las actitudes anticastristas entre la segunda y la tercera generación de cubano-estadounidenses.

Chávez y Castro

¿Y qué hay de un encuentro cara a cara con el presidente Raúl Castro o el venezolano Hugo Chávez?

Hugo Chávez
Chávez había dicho que era preferible que ganara Obama.

Barack Obama ha afirmado que está dispuesto a dialogar, siempre y cuando sea bajo las condiciones adecuadas.

Esto depende, en gran medida, de cómo Chávez reaccione a la victoria de Obama, a quien le resultará mucho más difícil ridiculizar que a George W. Bush.

Un buen indicio será lo que ocurra durante la Cumbre de las Américas, que se celebrará en Trinidad y Tobago en abril.

Dan Restrepo, uno de los principales asesores de Barack Obama para América Latina, apuntó en una entrevista con BBC Mundo la posibilidad de una diplomacia directa y citó una famosa frase de John F. Kennedy: "Nunca debemos negociar por miedo, pero tampoco debemos tener miedo a negociar".

Libre comercio

El presidente electo tiene fama de oponerse al libre comercio.

El TLC con Colombia podría verse sometido a difíciles negociaciones en el Congreso incluso antes de que Obama sea juramentado
John Walsh, WOLA

En un principio, Obama apuntó la posibilidad de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, México y Canadá, pero recientemente se echó atrás.

Diversos analistas consideran que la posibilidad de que se modifique ese tratado es remota.

Obama votó a favor del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Perú, pero se opone a un acuerdo similar con Colombia, alegando el asesinato de líderes sindicales en ese país.

"El TLC con Colombia podría verse sometido a difíciles negociaciones en el Congreso incluso antes de que Obama sea juramentado", señala John Walsh, de la organización no gubernamental Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés).

"La Casa Blanca quiere que este acuerdo sea parte de un paquete de estabilización económica más amplio, que podría ser aprobado", añade.

Walsh y otros piensan que el nuevo Congreso estará más opuesto ideológicamente al libre comercio por lo que se dificultarán las negociaciones de nuevos acuerdos de este tipo con América Latina.

Medio ambiente e inmigración

Un tema de particular interés para Brasil son los actuales impuestos estadounidenses a las importaciones de etanol, que McCain prometía eliminar pero Obama prefiere mantener.

Río Amazonas
Un tema de interés es el futuro de la Amazonía.

Otro tema es el futuro de la Amazonía. Obama ha hablado vagamente de su interés en "incentivos para preservar los bosques latinoamericanos".

En cuanto a la inmigración, Obama dijo en la campaña que los controles fronterizos deberían ser más estrictos pero que también es necesario desarrollar un conjunto integral de reformas que establezca un camino hacia la regularización.

"La inmigración era un tema candente, pero ahora ya no lo es tanto porque el contexto ha cambiado", dijo Dan Erikson, de Diálogo Interamericano.

"Muchos inmigrantes están volviendo a sus países de origen a causa de la recesión económica", agregó.

Los trabajadores mexicanos están entre los más afectados por la crisis en los sectores de la construcción y el turismo.

Influencia

Muchos han criticado a Barack Obama por no haber estado nunca en América Latina.

Habrá un cambio representativo en el trato con la región, menos didáctico y con mayor interés en llegar a un consenso y trabajar a través de organizaciones multilaterales
Daniel Erikson, del centro de estudios Diálogo Interamericano

Algunos observadores creen que, en los primeros meses de su mandato, Obama podría mostrar su nuevo estilo y su interés en la región, enviando a uno de sus principales asesores en una "gira de reconocimiento".

En un sondeo llevado a cabo recientemente en 18 países latinoamericanos por la empresa Latinobarómetro, el 29% de los encuestados dijo que la victoria de uno u otro candidato no implicaría nada para América Latina.

Otro 31% respondió que no sabía qué candidato le convenía más a la región.

Estas actitudes de aparente indiferencia e ignorancia indican, según algunos analistas, lo bajo que han caído en la región la influencia y el prestigio de Estados Unidos.

Según John Walsh, Obama tendrá gran interés en ser respetuoso con América Latina y en que se vuelvan a encauzar las relaciones con la región después de los años de George W. Bush.



NOTAS RELACIONADAS
McCain reconoce derrota
05 11 08 |  Internacional
Demócratas triunfan en el Congreso
05 11 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen