OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 5 de noviembre de 2008 - 17:37 GMT
El presidente Obama y el mundo
John Simpson
Editor de temas internacionales de la BBC

Barack Obama

Estados Unidos experimenta la mayor transformación de su papel en el mundo desde la elección de John Fitzgerald Kennedy, en noviembre de 1960.

Éste es un país que, con frecuencia, a veces de manera irritante, se autorretrata como joven, vibrante y envidia del mundo. Eso -casi siempre- no pasa de ser una exageración, aunque, en algunas ocasiones, sea absolutamente cierto.

Con la victoria de Barack Obama, ha llegado una de esas ocasiones.

Estados Unidos nunca ha sido tan impopular y tan criticado por el resto del mundo como en las últimas etapas de la presidencia de George W. Bush. Hace unos días, le pregunté a Madeleine Albright, la formidable secretaria de Estado del presidente Clinton, si podía recordar alguna otra época en que Estados Unidos fuera tan aborrecido.

"Nunca en mi vida", respondió. "Tengo sentimientos muy profundos hacia este país, por lo excepcional que es como nación. Pero, honestamente, creo que esto es lo peor que he visto".

Expectativas en el extranjero

Madeleine Albright, ex secretaria de Estado de EE.UU.
Tengo sentimientos muy profundos hacia este país, por lo excepcional que es como nación. Pero, honestamente, creo que esto es lo peor que he visto
Madeleine Albright, de Estado del presidente Clinton
Las encuestas de opinión en todo el mundo confirman la escasa popularidad de Estados Unidos. Y la posibilidad de que un joven negro, modesto y de agradable presencia pudiera convertirse en su presidente, fue bien recibida en todas partes.

El verano pasado, un sondeo para el Servicio Mundial de la BBC, llevado a cabo en 22 países, indicó una preferencia de cuatro a uno en favor de Barack Obama. Cerca de la mitad afirmó que la elección del senador Obama como presidente, les cambiaría por completo su visión de Estados Unidos.

Durante ocho años, la palabra "arrogancia" representó, una y otra vez, la mejor descripción del estilo de la presidencia de George Bush para mucha gente, en distintas partes del mundo. El tono de Washington parecía ser uno de superioridad que rayaba en el menosprecio.

Cabe recordar los discursos de gente como Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz, o Paul Bremer. Todos estaban muy preocupados con la ocupación de Irak, que fue llevada a cabo en contra de la voluntad de casi todo el mundo.

¿Por qué invadió Irak Estados Unidos? "Porque somos Estados Unidos", dijo célebremente otra de las principales figuras de la aventura. "Podemos hacerlo."

Es probable que, en el exterior, una mayoría concuerde con la afirmación de Madeleine Albright cuando me habló: "Creo que Irak pasará a la historia como el mayor desastre de la política exterior estadounidense, peor incluso que Vietnam".

Cuando todo estaba concentrado en la guerra, en 2003, y muchos políticos estadounidenses tenían temor de nadar contra la corriente, Barack Obama condenó la invasión de manera abierta y sin tapujos.

Sin garantías

El hecho de que haya sido elegido presidente es la recompensa por aquel paso. Y la gente que en otras partes del mundo pensó que la guerra de Irak era una error, sentirá que ahora EE.UU. ha elegido un camino diferente, un camino que se aleja del secuestro y el traslado ilegal de personas, de Guantánamo, de Abu Ghraib, de la tortura y todo lo demás.

Tropas estadounidenses en Irak
Para quienes la invasión a Irak fue un error, la elección de Obama marca un cambio de rumbo.
Estados Unidos ya no es la potencia que fue. Sin proponérselo, fue lo que demostró el presidente George Bush. Si bien es cierto aún puede ocupar un puesto de conducción en el concierto mundial, no está en condiciones de dictar términos.

Barack Obama lo entiende así. Como afroestadounidense, (literalmente, porque su padre es de Kenia) en su trayectoria personal no hay privilegios ni sentimientos de superioridad. Estará abierto al mundo como Bush nunca lo estuvo. Y reiterará el valor del sueño americano.

Claro que esto no es garantía de que tendrá éxito como presidente. Jimmy Carter comprendió la reducida posición de EE.UU. en el mundo post-Vietnam, y rehusó imponerle al mundo sus políticas. Actualmente, la mayoría de los estadounidenses lo considera como un fracaso.

Sin embargo, en el exterior, hay deseos de disfrutar la victoria de Barack Obama. Y la imagen de Estados Unidos cambiará de manera acorde.

Haga clic y vaya a nuestro foro ¿Qué se puede esperar de Obama como presidente de EE.UU.?



NOTAS RELACIONADAS
McCain reconoce derrota
05 11 08 |  Internacional
Demócratas triunfan en el Congreso
05 11 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen