OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 6 de noviembre de 2008 - 01:43 GMT
Obama, presidente
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?

Barack Obama escribió una nueva página en la historia de Estados Unidos al convertirse en el primer hombre negro en ser elegido presidente.

"Ha tomado mucho tiempo, pero esta noche... el cambio ha llegado a Estados Unidos", dijo el presidente electo en Chicago, ante una multitud jubilosa por la victoria.

LO QUE USTED PIENSA: ¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE OBAMA?
Reno, La Habana

Obama, quien tiene 47 años de edad, se posesionará el próximo 20 de enero.

Justin Webb, editor para Estados Unidos de la BBC, cree que el resultado de las elecciones tendrá un profundo impacto en el país.

Según Webb, los estadounidenses mostraron estar profundamente descontentos con el estado actual de las cosas y, además, tratan de cerrar la puerta al pasado racista de su país.

De los 50 estados americanos, Obama ganó 27, y entre ellos los que figuraban como "indecisos" en las encuestas previas a las elecciones. Éste fue el caso de Indiana, Florida y Ohio, que finalmente se inclinaron por Obama.

De todos los estados sólo falta por conocerse los resultados finales en Missouri, que junto con Carolina del Norte ha sido de los más reñidos.

Hasta el momento, Obama tiene los votos de 364 delegados electorales (necesita 270) y ha recibido 64.385.746 votos directos. McCain tiene 162 delegados, 56.712.551 votos.

Además del triunfo en las presidenciales, los demócratas ganaron cinco escaños más en el Senado (se los arrebataron a los republicanos), con lo que amplían la estrecha mayoría que tenían previamente. Además, en la Cámara, según los últimos resultados, han ganado 19 escaños, con lo que aumentan su mayoría.

Todo esto significa que, con el control de ambas cámaras del Congreso, el presidente electo podría pasar las leyes que quiera sin muchos problemas.

Adelante desde el principio

Simpatizantes de Barack Obama en Chicago.
Miles de personas se congregaron en Chicago para celebrar el triunfo de Obama.
Desde el inicio del conteo, las encuestas a boca de urna le otorgaban al candidato demócrata la delantera sobre su rival republicano, John McCain.

Poco después, las proyecciones de los grandes medios -entre ellos la BBC- mostraron que Obama tenía suficientes representantes en el Colegio Electoral para convertirse en el 44° mandatario de EE.UU.

Cuando esto se confirmó, en medio de escenas de júbilo, Barack Obama habló ante decenas de miles de simpatizantes que lo esperaban en el Gran Park de Chicago, el parque al borde del lago Michigan.

"Esta victoria les pertenece realmente a ustedes", dijo Obama a sus simpatizantes. "Si alguien dudaba que en Estados Unidos todo es posible, si alguien cuestionaba el poder de nuestra democracia, lo ocurrido esta noche es la respuesta", agregó.

El ahora presidente electo también dijo que los estadounidenses enfrentan algunos de sus retos más serios en 100 años.

McCain acepta

Según los resultados oficiales disponibles, Obama tendría 364 delegados -79 más de los necesarios para cantar victoria- frente a 162 del candidato republicano, John McCain.

John McCain acepta su derrota, acompañado de su esposa y de Sarah Palin y su esposo.
McCain dijo que le colaboraría a Obama.
Cuando ya era evidente que la ventaja de Obama era inalcanzable, McCain aceptó la derrota diciendo que había llamado a su rival para felicitarlo. "El pueblo estadounidense habló y habló claro", dijo.

Y agregó: "ésta es una elección histórica y reconozco la importancia que significa para los afroamericanos". McCain envió un mensaje de unidad y dijo que, pese a sus diferencias con Obama, estaba dispuesto a darle toda la ayuda necesaria.

George W. Bush también llamó a Barack Obama para felicitarlo por su triunfo. "Mis felicitaciones, señor presidente electo. Qué noche tan increíble para usted, su familia y sus simpatizantes", le dijo Bush a Obama.

Cambio de manos

La victoria del candidato demócrata empezó a tomar perfil claro cuando se reveló que había triunfado en Ohio, Pensilvania, New Hampshire y Florida, algunos de los estados que se consideraban más disputados.

Ohio votó por George W. Bush en 2004 y fue el primer estado en cambiar de manos en estos comicios.

Pensilvania había votado por el demócrata John Kerry cuatro años atrás, pero la campaña de McCain tenía esperanzas de recuperarlo para el Partido Republicano.

New Hampshire era otro estado demócrata que los republicanos pensaban pintar de rojo.

Sin embargo, en lo que respecta al voto popular los números no son tan espectaculares como en las cifras que distinguen los representantes de los partidos ante el Colegio Electoral. Los últimos datos indican que el 52,5% de los estadounidenses votaron por Obama y 46,2% lo hicieron por McCain.

En imágenes: la ruta del triunfo

Alegría en Chicago, silencio en Arizona

En el Gran Park de Chicago, mientras la multitud esperaba el discurso de Barack Obama, la noticia que motivó el primer gran grito de júbilo por parte de los asistentes fue la proyección que otorgaba Ohio al candidato demócrata.

Barack Obama con su familia.
La familia Obama celebró en Chicago.
Luego los gritos no cesaron: cuando los grandes medios dieron -según sus proyecciones- a Obama como seguro ganador, y cuando John McCain aceptó su derrota.

Pero el mayor rugido de júbilo se produjo en el momento en que Obama subió al escenario para pronunciar su discurso de triunfo.

Aunque sólo se dieron 70 mil boletos para estar en el área más cercana al senador por Illinois, según las autoridades más de 240.000 personas llegaron al lugar durante la noche.

En el Hotel Biltmore, Arizona, donde John McCain se casó con su segunda mujer Cindy 30 años atrás, se respiraba una atmósfera muy diferente. Los seguidores del candidato republicano habían sido invitados a celebrar "La Noche de la Victoria Electoral 2008", como le llamaron al evento la campaña republicana.

Pero la noche comenzó mal cuando los simpatizantes del ex veterano de Vietnam conocieron las primeras proyecciones que otorgaban Pensilvania y New Hampshire a los demócratas.

Estos resultados preliminares indicaban que el candidato republicano no podría capturar dos de los estados azules donde había invertido mucho de su tiempo y de su dinero durante la campaña.

La noche no mejoró para los republicanos y culminó cuando John McCain subió al estrado -acompañado de Sarah Palin, su candidata a la vicepresidencia- para reconocer la victoria de Obama, quien se convierte en el 44 presidente de los Estados Unidos.



NOTAS RELACIONADAS
América Latina "no será prioridad"
05 11 08 |  Internacional
El mundo reacciona
05 11 08 |  Internacional
McCain reconoce derrota
05 11 08 |  Internacional
Demócratas triunfan en el Congreso
05 11 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen