OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 24 de octubre de 2008 - 00:00 GMT
US$150.000 para cambiar a Palin
Ali Reed
BBC

Sarah Palin como gobernadora de Alaska
Antes de ser nombrada candidata a la vicepresidencia su estilo parecía más anticuado.

La vida de una candidata a la vicepresidencia puede ser agotadora, pero también puede ser glamorosa, tan glamorosa como US$150.000.

Según informes, el Comité Nacional Republicano ha invertido aproximadamente esa cantidad en el guardarropa de Sarah Palin, la gobernadora de Alaska, desde que fue elegida hace dos meses como compañera de fórmula de John McCain.

Alaska es un estado donde es más normal que las mujeres se vistan con botas Mukluks y pieles pesadas que con zapatos con tacones de aguja y caros trajes hechos a medida.

Sin embargo, al convertirse de repente en el centro de atención de todo el país, Sarah Palin ha tenido que adoptar una nueva imagen.

Palin, una amante declarada de los zapatos de tacón, ha ostentado varios nuevos estilos durante la campaña.

Grandes sumas

No es la primera vez que un candidato político ha sido objeto de críticas por las grandes sumas que se ha gastado para mejorar su imagen.

Sarah Palin
Palin ha tenido que adoptar una nueva imagen.

Los caros trajes chaqueta de la senadora Hillary Clinton provocaron comentarios, mientras que el ex candidato presidencial John Edwards fue criticado por su corte de pelo, que costó US$400.

Incluso hubo comentarios sobre los US$500 que gastó John Mccain en un par de zapatos de cuero italianos o sobre el traje que vistió su esposa, Cindy, en la Convención Nacional Republicana, que la revista Vanity Fair valoró en US$300.000 (gracias, en gran medida, al par de pesados aretes de diamantes que traía puestos).

Sin embargo, los gastos como éstos nunca han contado con la aprobación del electorado y es muy probable que, en medio del actual clima económico, los votantes los vean aún con peores ojos.

En medio de un colapso financiero, quienes viven en lo que Palin denomina "las zonas pro-Estados Unidos de esta gran nación", los plomeros Joe y Jane de las áreas rurales o suburbanas de la mayor parte del país, no se acercan a las tiendas estos días.

Las ventas al por menor disminuyeron un 1,2% en septiembre, la caída más dramática desde 2005. Las tiendas de lujo han reflejado estas caídas en los últimos meses.

"Accesorios de la campaña"

Mientras tanto, el Comité Nacional Republicano ha estado costeando los gastos de Sarah Palin.

La cantidad de US$150.000 parece una exageración, sobre todo cuando la economía estadounidense está en el inodoro
Amanda Sanders, New York Image Consultants

El partido corrió con los gastos de una visita suya a los ostentosos almacenes Neiman Marcus en Minneapolis: US$75.000.

En otra tienda de la misma ciudad, pagaron US$92 por un trajecito y un sombrerito para el bebé de Palin, Trig.

El comité también gastó cerca de US$41.850 en la ciudad de St. Louis y unos US$4.100 en asesoramiento de maquillaje y peluquería.

En total el Comité Nacional Republicano pagó alrededor de US$150.000 por ropa, peluquería, maquillaje y otros "accesorios de la campaña" en septiembre, después de que Palin fuera seleccionada como compañera de fórmula de John McCain.

Esto representa más del doble del ingreso anual promedio de un hogar estadounidense.

"Astronómico"

Amanda Sanders, quien trabaja en la compañía New York Image Consultants como asesora de gente famosa, le dijo a la BBC que este monto les parecerá "astronómico" a las personas comunes y corrientes.

Sarah Palin con traje y botas
Según una especialista, las botas son "inadecuadas" para su rol.

"Tal vez hubiera sido posible mejorar su aspecto con tan sólo US$50,000. La cantidad de US$150.000 parece una exageración, sobre todo cuando la economía estadounidense está en el inodoro", comentó Sanders.

"Es como si estrenase un traje nuevo cada día, desde agosto hasta las elecciones", añadió.

Sin embargo, Sanders alaba la nueva imagen "pulida y sofisticada" de Sarah Palin, a pesar de algún que otro gafe, como el llevar botas altas hasta las rodillas, consideradas por la especialista como "inadecuadas" para su rol.

Competencia

Se especula que la lógica detrás de este cambio de imagen de Sarah Palin fue intentar que estuviera menos fuera de lugar al lado de la muy arreglada esposa de John McCain, Cindy, y de la elegante Michelle Obama.

Con todas las cuestiones importantes que enfrenta el país en estos momentos, es increíble que estemos perdiendo el tiempo hablando de trajes y blusas
Tracey Schmitt, portavoz de McCain

"Los republicanos no querían que ella pareciera tan común, cuando Cindy se viste con tanto lujo. Querían verla con un estilo pulido y sofisticado como el de Cindy", dijo Sanders.

"Ya ella no proyecta la imagen de la mamá que va a ver a sus hijos a jugar a hockey, su nuevo vestuario dice 'tómenme en serio'. Querían que ella luciera tan al estilo Jackie Onassis como la esposa de Obama. Creo que eso era importante", explica esta asesora de moda.

Pero esta historia de los gastos no podía haber llegado en peor momento para la campaña de McCain.

El público, los expertos y los políticos han estado siguiendo de cerca los hábitos de consumo de los candidatos y sus parejas desde que Wall Street comenzara a decaer.

Michelle Obama fue criticada luego de que el diario New York Post publicara en un artículo que ella hizo un pedido de langosta, caviar iraní y champán desde su habitación en el hotel Waldorf-Astoria. El periódico más tarde se retractó de la afirmación, admitiendo que lo dicho era totalmente falso.

"Con todas las cuestiones importantes que enfrenta el país en estos momentos, es increíble que estemos perdiendo el tiempo hablando de trajes y blusas", dijo la portavoz de McCain, Tracey Schmitt.

Y añadió: "Siempre hubo la intención de que la ropa tuviera un fin caritativo después de la campaña".

En video: Con vicepresidentes así...

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?



NOTAS RELACIONADAS
Palin arremete contra Chávez
22 10 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen