OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 3 de octubre de 2008 - 05:07 GMT
Buenos golpes sin nocaut
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
Enviada de BBC Mundo a St. Louis

La expectativa se sentía en el aire tan sólo llegar a la Universidad de Washington en St. Louis Missouri. Antes de pasar los numerosos controles para entrar en el recinto del debate, los estudiantes montaron sus propios debates e incluso instalaron un cuadrilátero donde dos robots luchaban. Sarah Palin de rojo, como el color de los republicanos y Joe Biden de azul como los demócratas.

Robots
Como en este combate entre robots, no hubo ganador claro.
Ningún robot ganó, pero sí dieron buenos golpes.

En la vida real también se vio una gran pelea y todos los asistentes estuvieron de acuerdo que hubo pasión en los candidatos, quienes se conocieron personalmente por primera vez en el escenario del debate.

Palin, vestida de negro con un gran broche de la bandera estadounidense, superó las expectativas y a pesar de no responder a muchas preguntas directamente, "pasó el examen".

"Después de la entrevista que dio con Katie Kouric, todos pensaban que iba a ser incapaz de sostener un debate de 90 minutos, pero lo hizo bien", sentenció Douglas Kriner, profesor de la Universidad de Boston.

"Fue maravillosa, carismática y no se dejó aplastar", dijo mucho más entusiasmada que el académico una mujer republicana que logró estar sentada a pocos metros de los candidatos. No quiso darme su nombre.

Juego de expectativas

Aquí en este edificio, y escuchando las opiniones de los republicanos, todo parece indicar que hubo un empate.

Según las encuestas, sin embargo, Biden lo hizo mejor, aunque las expectativas era que así lo haría debido a que tiene más años de experiencia.

El ánimo entre el electorado va en aumento
Los simpatizantes de lado y lado permenecen fieles a sus candidatos.

"Todo es un juego de expectativas y en este sentido, a Palin no le afectará que no haya respondido a todas las preguntas con gran detalle, porque no cometió ningún error que fuera grave. Lo importante era que no metiera la pata", explicó a BBC Mundo Mundo Joel Goldstein, también profesor de la Universidad de St. Louis.

Palin logró salirse por la tangente cuando la pregunta no le beneficiaba y logró centrar la atención, pese a los esfuerzos de Biden, en temas donde tenía más control como en energía. Asimismo, la candidata logró recitar todos los puntos mágicos que defienden los republicanos, como es la rebaja de impuestos y la oposición contra el matrimonio homosexual.

La gran pregunta es ¿quién de los dos logró convencer a los electores independientes?

Un sondeo de CBS, por ejemplo, dice que el 46% del grupo de indecisos que entrevistaron pensaron que el demócrata lo hizo mejor, frente al 21% de Palin.

Simpatizantes de Obama
Los seguidores de la fórmula Obama-Biden aseguran que el candidato a vicepresidente tiene la experiencia.
La encuesta de CNN, el margen es menor, 51% opinó que Biden estaba mejor preparado para el trabajo, mientras que el 36% apoyó a la gobernadora de Alaska.

Biden tuvo mejores calificaciones, coinciden los analistas porque logró hablar sobre la economía con más autoridad pero en términos que todos los estadounidenses pueden comprender. Además nunca se mostró condecendiente ni paternalista, lo que hubiera sido un grave error.

Pese a estos números, ninguno de ellos se puede dormir en sus laureles porque al final lo que importa es la impresión que dejaron al público. A la salida de la universidad, los estudiantes repetían las frases de sus candidatos.

La defensa

"McCain es independiente (maverick, que significa un disidente fue una palabra que Palin repitió hasta el cansancio) y está preparado para proteger el país y ganar la guerra en Irak", me respondieron rápidamente los estudiantes republicanos.

Los demócratas por su parte enfatizaron que "como dijo Biden, votar por un republicano sería como votar por otros ocho años de Bush y lo que necesita este país es un cambio".

Los candidatos presidenciales, según dijeron a BBC Mundo los distintos portavoces de las campañas que se acercaron a la sala de prensa tras el debate están muy "orgullosos" con la actuación de sus "número dos".

McCain siguió el debate en Denver, Colorado, que es un estado de batalla donde ha perdido terreno en las encuestas por el agravamiento de la crisis económica.

Pin McCain-Palin
La fórmula McCain-Palin parece consolidarse.
Obama por su parte lo vio desde la ciudad de Lansing, en el estado de Michigan, que es otro estado reñido. El candidato demócrata, dicen los rumores, se tomará mañana el día libre porque piensa celebrar su decimosexto aniversario de boda.

La satisfacción, sin embargo, no será duradera, como tampoco lo será el efecto del debate.

Para los electores de ambos bandos, la economía es claramente la prioridad en estos momentos y de eso dependerá la carrera electoral en este último tramo.

Este viernes, por eso, los diarios hablan del debate vicepresidencial, pero los titulares están centrados en el paquete de rescate, a la espera de un voto por parte de la Cámara de Representantes.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen