OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 3 de octubre de 2008 - 05:12 GMT
Debate sin ganador claro
Redacción BBC Mundo

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?

Fue la primera y única oportunidad para Sarah Palin, candidata republicana a vicepresidenta, y Joseph Biden, su contrincante demócrata, de debatir frente a frente.

Y en el encuentro de la noche del jueves en la Universidad Washington en Saint Louis, Missouri, ninguno de los dos cometió grandes errores o arrojó una idea al ruedo que volcara claramente el encuentro a su favor.

Desde este punto de vista, Palin -actual gobernadora del estado de Alaska- superó las expectativas.

Biden, actual senador por el estado de Delaware y miembro del Congreso por los últimos 35 años, lo hizo tan bien como se esperaba de él.

El candidato demócrata a la vicepresidencia sistemáticamente intentó demostrar en sus intervenciones que la fórmula republicana que encabeza John McCain es la continuidad de las políticas del actual presidente George W. Bush.

Palin se defendió acusándolo de estar mirando al pasado y se propuso como el verdadero cambio, alguien que viene desde fuera de los círculos de poder en Washington "para volver a poner al gobierno del lado del pueblo".

Mejor de lo esperado

Este debate era sin dudas un riesgo mucho más grande para ella.

En las últimas semanas, los medios habían estado repitiendo una y otra vez una serie de comentarios erróneos e inconsistentes que la candidata republicana hizo en las escasísimas entrevistas que concedió desde que McCain la eligió como compañera.

Sarah Palin, candidata republicana a la vicepresidencia de EE.UU.
Palín logró mostrarse como alguien que maneja el lenguaje de la gente común y comparte sus problemas.
La expectativa previa despertada por este debate -inusual para uno de vicepresidentes- en buena medida se debió a ella. No pocos le anticiparon un desastre.

Pero Palin lo hizo razonablemente bien, aunque sus respuestas lucieran a veces un poco estudiadas y se notara que en algunas oportunidades evitó responder a preguntas que la podían complicar.

En un determinado momento, incluso, lo dijo abiertamente ante la insistencia del demócrata y las repreguntas de la conductora del debate, la periodista Gwen Ifill.

"Puede que no responda las preguntas del moderador o lo que usted (Biden) quiere oir, pero yo voy a hablarle directamente al pueblo estadounidense", señaló.

Las diferencias

El mayor desafío para Biden -actual presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado- tal vez haya sido el mostrar su experiencia sin sonar arrogante.

Frente a una Sarah Palin que se manejó mucho con consignas, sobre todo frente a las preguntas de política exterior, Biden dio detalles y se apoyó en datos concretos para explicar la posición de la fórmula demócrata, encabezada por Barack Obama.

Enfatizó continuamente en su origen de clase trabajadora y en su vocación por ayudar a la clase media con el acceso a la salud y la educación, marcando diferencias con el gobierno de Bush y sus alivios impositivos a las grandes corporaciones.

Joseph Biden, candidato demócrata a la vicepresidencia de EE.UU.
El senador Biden mostró su experiencia en política exterior sin caer en la arrogancia.
Pero no fueron muchos los contrastes políticos que claramente lograron sobresalir por encima de las recriminaciones.

El más significativo fue sin duda respecto de la estrategia seguida en Irak: mientras Palin defendió lo actuado, Biden criticó el tiempo y los recursos que esta guerra restó al combate contra los "verdaderos enemigos de Estados Unidos" en Afganistán.

En el tema impositivo, Biden dijo que no mantendrían los recortes de impuestos en los sectores de altos ingresos. Para Palin son necesarios para garantizar la creación de empleos en el país.

En materia ambiental, mientras el senador demócrata afirmó enfáticamente que el cambio climático es responsabilidad de la actividad humana, la candidata republicana lo relativizó y defendió la perforación en el Ártico y la plataforma continental como forma de disminuir la dependencia de Estados Unidos del petróleo extranjero.

Opinan los académicos

Para Joel Goldstein, profesor de la Universidad de Saint Louis y autor de varios libros sobre la vicepresidencia, el debate fue bueno y apasionado.

"Ambos defendieron a sus candidatos y lograron explicar las posiciones de sus campañas", señaló.

Aunque aclaró que igualmente quedó claro que "si le preguntan a la gente quién está preparado para ser el presidente, pues la respuesta sería Biden".

Si le preguntan a la gente quién está preparado para ser el presidente, pues la respuesta sería Biden.
Joel Goldstein, profesor de la Universidad de Saint Louis
"Palin superó expectativas y lo hizo bien, pero nunca demostró que tiene la experiencia necesaria. Tampoco dio muchos detalles en sus respuestas".

Douglas Kriner, profesor de la Universidad de Boston, opina que "aunque Palin no contestó directamente las preguntas que podían poner en duda su experiencia, logró superar las expectativas y dejó mucho mejor sabor de boca que en algunas de sus últimas entrevistas. Logró evitar un gran error".

"Biden también hizo un excelente trabajo. Logró explicar muchos puntos importantes de la política de su candidato Barack Obama y no cometió el error de sonar condescendiente".



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen