OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 25 de septiembre de 2008 - 03:05 GMT
Obama y McCain juntos
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

McCain
Según la prensa estadounidense McCain trata de recuperar terreno en las encuestas con la decisión de suspender su campaña.
Los aspirantes a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, emitieron una declaración conjunta que insta a resolver la crisis financiera de manera bipartidista.

"El pueblo estadounidense enfrenta momentos de crisis. No importa cómo empezó, todos tenemos la responsabilidad de abordarlo y restaurar la confianza en nuestra economía", inicia la declaración conjunta.

Ante el peligro de perder "los trabajos, ahorros y prosperidad del pueblo estadounidense", los candidatos insisten en que es el momento de unir a "demócratas y republicanos en un espíritu de cooperación" para el bien común.

Con este espíritu, este jueves los candidatos se van a reunir en la Casa Blanca para buscar una solución, aunque la política ya jugó un papel importante en el tira y afloja entre ellos en busca del apoyo del electorado.

McCain, por ejemplo, canceló todos los actos de su campaña para concentrarse en el plan de rescate financiero y pidió que se retrasara el debate que se celebrará este viernes, 26 de septiembre.

La campaña del senador de Arizona, incluso, propuso posponer el encuentro para el 2 de octubre, cuando está previsto el debate vicepresidencial entre el demócrata Joe Biden y la republicana Sarah Palin en St. Louis.

Reacción de Obama

Obama, sin embargo, rechazó la petición de su contrincante.

El pueblo estadounidense enfrenta momentos de crisis. No importa cómo empezó, todos tenemos la responsabilidad de abordarlo y restaurar la confianza en nuestra economía
Comunicado conjunto de Obama y McCain
"Ahora es más importante que nunca que los estadounidenses escuchen los planes de la persona que, dentro de unos 40 días, será responsable de lidiar con este desastre", dijo el senador por Illinois en una conferencia de prensa.

Incluso la Comisión de Debates Presidenciales señaló que el debate se llevaría a cabo como estaba previsto.

"Nuestra misión es proporcionar un foro en el que el público tenga la oportunidad de oír a los candidatos a la presidencia debatir asuntos importantes que afronta la nación. Creemos que el público recibirá un buen servicio llevando adelante todos los debates según lo previsto", manifestó la comisión en un comunicado.

El pedido del candidato republicano causó gran controversia entre comentaristas políticos. Algunos comediantes, como David Letterman, lo criticaron duramente.

"¿Qué va a hacer si es electo? ¡¿Va a suspender su presidencia?!", bromeó después que McCain le cancelara la entrevista prevista para el miércoles en la noche.

Para los demócratas además, el pedido de McCain es claramente una estrategia política en momentos en que las encuestas de opinión señalan que la crisis económica le dio un impulso a la candidatura de Obama.

Obama
Obama afirma que el debate del viernes no debería ser suspendido.
Según un sondeo publicado este miércoles por The Washington Post y la cadena ABC, un 52% de los potenciales electores se inclina ahora por el aspirante presidencial demócrata contra un 43% a favor del republicano McCain.

Esta encuesta demuestra que la economía será la prioridad del electorado y en este sentido un 53% dijo confiar más en la respuesta del demócrata al problema, contra 39% del republicano.

Pese a estas acusaciones, la campaña de John McCain insiste en que pedir el aplazamiento del debate sólo demuestra el interés del senador de Arizona por solucionar el problema.

El mismo candidato dijo que "si no actuamos, cada esquina de nuestro país se verá afectada por la crisis".

Lo que se está analizando

El Congreso está analizando una propuesta del gobierno del presidente George W. Bush para un rescate financiero de por lo menos US$700.000 millones que permitiría adquirir los activos "basura" en manos de la banca y así salvarlos de la bancarrota.

La propuesta inicial, dada a conocer por el secretario de Tesoro Henry Paulson, sólo contenía tres páginas y muy pocos detalles sobre cómo se iba a gastar ese dinero, por lo que fue rechazada por el Congreso.

Obama, al igual que McCain, expresó este miércoles la urgencia para llegar a un acuerdo pero advirtió que no apoyaría un paquete que no contenga ciertas condiciones.

"No se puede incluir ni un centavo para los ejecutivos bancarios, cuya avaricia nos llevó a esta crisis", enfatizó el senador por Illinois en una conferencia de prensa en Florida.

Las demás condiciones son parecidas a las que pidieron los líderes demócratas en el Congreso, como la creación de un comité de supervisión, que estaría integrado por representantes de ambos partidos.

También se propone ayuda para las familias que están a punto de perder sus casas.

"No podemos salvar a Wall Street, sin salvar a las familias en problemas", enfatizó Obama quien dijo que el gobierno tiene que obtener acciones de las empresas y bancos a los que ayude para que los contribuyentes se conviertan en "inversores".

McCain, por ejemplo, insistió en que ningún ejecutivo de estas entidades debe recibir más sueldo del que reciben los funcionarios, que son mucho menos de lo que ganan normalmente en Wall Street.

Estos puntos, seguramente, saldrán a relucir durante su encuentro este jueves en la Casa Blanca.



NOTAS RELACIONADAS
Obama aún quiere debatir
24 09 08 |  Internacional
McCain suspende campaña por crisis
24 09 08 |  Internacional
Congreso reacio a aprobar rescate
24 09 08 |  Economía
La política tras el rescate
23 09 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen