OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 17 de septiembre de 2008 - 12:00 GMT
Buscando al sucesor de Olmert

Redacción BBC Mundo

Shaul Mofaz y Tzipi Livni
Shaul Mofaz y Tzipi Livni lideran los sondeos de opinión.
Israel celebra este miércoles las elecciones primarias del partido en el poder, Kadima, en las se elegirá al sucesor del primer ministro Ehud Olmert.

Por el momento, se cree que lo candidatos con más oportunidades de ganar son la Canciller, Tzipi Livni -que lidera las encuestas- y el ministro de Transportes, el ex general Shaul Mofaz.

Olmert, que negó los cargos de corrupción de los que se le acusa, aceptó abandonar el poder una vez que sea elegido su sucesor.

Sin embargo, permanecerá como primer ministro provisional hasta que se forme una nueva coalición de gobierno, lo que podría llevar semanas sino meses.

Candidatos

Los seguidores de Livni esperan que aporte aire fresco a un escenario político aparentemente enredado en actividades inmorales y líderes masculinos de edad avanzada o miembros del ejército, dijo Heather Sharp de la BBC en Jerusalén.

Shaul Mofaz introduce su voto en las elecciones primarias de Kadima
Mofaz espera convertirse en el primer ministro judío sefardita en el país.

En caso de ganar, Livni sería la primera mujer primer ministro de Israel en más de tres décadas (la anterior fue Golda Meir), pero la ex espía del Mossad ha sido ampliamente criticada por su falta de experiencia política.

Livni es una diplomática que jugó un tema clave en el diálogo por la paz con la Autoridad Nacional Palestina y es partidaria de la negociación más que de la confrontación.

Por su parte, Mofaz, ex jefe del ejército y caracterizado por sus duras críticas hacia Irán, pretende convertirse en el primer ministro judío sefardita (originario de Oriente Medio) del país, sector del judaísmo que dice sentirse discriminado por los judíos europeos.

Mofaz es visto como la mejor opción en términos de seguridad, pero algunos creen que hay poca diferencia entre él y el partido opositor Likud.

Considera que los palestinos deben cumplir una serie de condiciones para llegar a un acuerdo y durante una cumbre dijo que Israel no tendría "más remedio" que atacar Irán si las sanciones no consiguen detener su programa nuclear, declaraciones que luego rectificó.

Alrededor de 74.000 miembros del Kadima, partido que se autodefine como de centro, pueden participar en la votación.

Se estima que los primeros resultados de las elecciones se darán a conocer poco después del cierre de urnas, a las 22:00 hora local (19:00 GMT).

El ganador tendrá que obtener más del 40% de los votos para evitar una segunda vuelta la siguiente semana.

Las encuestas señalan a Livni a la cabeza, pero se cree que Mofaz cuenta con una fuerte base de influyentes activistas.

Les siguen en los sondeos el ministro de gabinete Meir Shitrit y el ex director del servicio de seguridad Shin Bet.

Lo que está en juego

Los principales asuntos con los que tendrá que lidiar el nuevo gobierno incluyen el estatus de la ciudad de Jerusalén, las fronteras de un posible estado palestino, los asentamientos en la franja oeste, los refugiados, y los recursos en materia de seguridad y agua.

Tzipi Livni con sus seguidores.
Tzipi Livni saluda a sus seguidores tras votar en las elecciones primarias de Kadima.
Pero, gane quién gane las elecciones, esto no garantizaría de entrada que el nuevo líder de Kadima sea el que lleve la batuta en estos temas.

El partido en el poder se vio obligado hace tres años a formar gobierno con partidos de izquierda y derecha después de que el ex primer ministro, Ariel Sharon, se desmarcara del Likud.

Esa fue la única manera de llevar adelante su política de retiradas unilaterales de la franja de Gaza y partes del sector oeste.

Pero la popularidad del partido ha ido disminuyendo, debido sobre todo a la caída en popularidad y las duras críticas contra Olmert tras su decisión de atacar el Líbano en 2006.

Las encuestas ahora sugieren que el Likud podría ganar unas elecciones generales, que tendrían lugar si el nuevo líder de Kadima no consigue establecer un gobierno de coalición.

Todo esto se produce mientras EE.UU. intenta dar un impulso a las negociaciones de paz con los palestinos con el fin de llegar a un acuerdo antes de la salida del actual presidente, George W. Bush.

Pocos consideran posible que se alcance un pacto para entonces, por lo que seguramente el nuevo líder tendrá que enfrentar dos cuestiones clave: las negociaciones de paz y las ambiciones nucleares de Irán.



NOTAS RELACIONADAS
Israel: Olmert anuncia que dimitirá
30 07 08 |  Internacional
Confiscan documentos de Olmert
13 05 08 |  Internacional
"No" a acuerdo sobre Jerusalén
28 07 08 |  Internacional
Israel: nueva investigación
09 05 08 |  Internacional
Aumenta la presión sobre Olmert
29 05 08 |  Internacional
Israel: Olmert en la cuerda floja
28 05 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen