OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 10 de septiembre de 2008 - 18:55 GMT
Edvige, un polémico Gran Hermano

Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy
París

Conferencia del movimiento "No a Edvige" a través de la lente de una cámara
El proyecto generó críticas fuera y dentro del gobierno de Sarkozy.

Un proyecto del Estado francés para crear un gran fichero con información personal de individuos mayores de 13 años generó una creciente ola de críticas y reclamos, incluso de ministros y aliados del presidente Nicolas Sarkozy.

En respuesta a la polémica generada por la iniciativa denominada "Edvige", Sarkozy exigió la revisión de la propuesta, que fue aprobada por decreto en julio y que apunta a construir una base de datos digital sobre personas que el gobierno estime de interés o que entienda que pueden alterar "el orden público".

Pese todo, el proyecto sigue en marcha.

La gama de potenciales candidatos a figurar en el fichero es amplia: desde actores políticos y sociales hasta líderes religiosos; desde empresarios hasta sindicalistas.

Entre los datos que el Estado se propone recolectar puede haber información tan personal como la salud o la orientación sexual de las personas fichadas, de acuerdo con el decreto.

El gobierno asegura que su propósito es velar por la seguridad de la población, pero el plan ha inquietado al propio ministro francés de Defensa y a la secretaria de Estado para los Derechos del Hombre.

El debate

¿UN GRAN HERMANO FRANCÉS?
Marcos Córdoba

La pregunta que resume este debate la formuló Hervé Morin, el ministro de Defensa: "¿Es útil, para asegurar la seguridad de nuestros compatriotas, centralizar información relativa a las personas sólo porque hayan solicitado un mandato político o sindical?"

Los comentarios de Morin durante un discurso el fin de semana reforzaron las críticas contra el plan, que muchos comparan con el Gran Hermano de "1984", la novela de George Orwell.

Partidos opositores, centrales sindicales y organizaciones defensoras de los derechos humanos se han movilizado para exigir que se retire el proyecto "Edvige".

"Reclamamos la anulación, pura y simplemente, de este archivo policial peligroso y fuera del control de la Justicia", dijo Hélène Franco, secretaria general del sindicato de magistrados, en diálogo con BBC Mundo.

Francois Fillon, primer ministro de Francia
Según Fillon, Edvige no es un Gran Hermano.

El primer ministro, François Fillon, procuró calmar las aguas al afirmar el lunes que "no es necesario crear sospechas donde no existen", en un claro llamado al orden de su ministro de Defensa.

"Hay realidades en nuestro país que son realidades muy fuertes en materia de seguridad", dijo.

La ministra del Interior, Michèle Alliot-Marie, declaró este martes que podría aceptar el "derecho al olvido" para los menores de edad, que permitiría borrar del fichero a quienes no incurran en delitos durante cierto tiempo.

También ha afirmado que el proyecto sólo consiste en la puesta al día de los viejos archivos de los Servicios de Información franceses, una base de datos en papel que datan de 1991 y que ahora serían digitalizados.

Recursos en marcha

Conferencia del movimiento "No a Edvige" en París
Varias organizaciones y ciudadanos cuestionan la legalidad de Edvige.
Pero ninguna de las aclaraciones del gobierno ha podido parar las protestas y cuestionamientos sobre "Edvige", provenientes incluso desde la gremial de empresarios de Francia.

"Son necesarias precisiones (...) especialmente sobre esta cuestión de las orientaciones (sexuales)", comentó la secretaria de Estado para los Derechos del Hombre, Rama Yade, en una entrevista radial este martes.

Yade dijo esperar que las dudas sean aclaradas por el Consejo de Estado, el principal tribunal administrativo francés, ante el cual han acudido diversas organizaciones, incluido el sindicato de magistrados.

Hasta el momento fueron presentados 13 recursos al Consejo de Estado que desafían la legalidad de "Edvige". Se espera que el dictamen se conozca a fin de año.

En sus declaraciones a BBC Mundo, Franco indicó que hay otras posibles instancias de apelación.

"Si el Consejo de Estado no atiende nuestro recurso contra el decreto, está la Corte Europea de Derechos Humanos, que reconoce como un derecho fundamental el respeto de la vida privada de las personas", dijo.

Además, un grupo de organizaciones que integran el colectivo "No a Edvige" asegura haber juntado hasta este martes unas 130.000 firmas de ciudadanos que reclaman el abandono del proyecto.



NOTAS RELACIONADAS
Francia: ¿seguridad a cualquier precio?
02 07 08 |  Internacional
Preparándose para las nuevas guerras
17 06 08 |  Internacional
R. Unido: amplían plazo de detención
12 06 08 |  Internacional
"El terrorismo va en descenso"
21 05 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen