OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 25 de agosto de 2008 - 15:04 GMT
Esperanza y condena en Israel
Jana Beris
Jana Beris
Jerusalén

Palestinos liberados por Israel en marcha hacia Ramala
La liberación de los palestinos divide a la opinión pública israelí.
La declarada intención del gobierno de Israel al aprobar la liberación de 198 presos palestinos, fue categórica: "fortalecer al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas".

El comunicado del Servicio Penitenciario israelí recordó, al anunciar la implementación de la medida, que se trata de un "gesto para con el presidente palestino".

Pero en el terreno, la opinión pública israelí está dividida acerca de la decisión.

Y más que nada disiente acerca de si la liberación de los presos conducirá realmente a un fortalecimiento de la posición de Abbas, a quien el israelí promedio considera un dirigente en general con buenas intenciones, pero sin suficiente autoridad en el seno de su propio pueblo.

Ésta no es la primera vez que gobiernos israelíes resuelven poner en libertad a grupos de presos antes de finalizar sus respectivas sentencias y el tema siempre despierta polémica en Israel.

Pero esta vez la discusión es especialmente aguda dado que la lista de los 198 incluye a dos palestinos responsables de atentados con víctimas mortales, con lo que se cruzó la línea roja de no liberar a presos "con sangre en las manos".

"Crimen inaceptable"

"Todavía no puedo creer lo que oigo y veo. Esto es un crimen inaceptable, además de una falta total de inteligencia, una verdadera muestra de miopía", le dijo a la BBC el rabino Eliezer Waldman, residente en el asentamiento de Kiryat Arba.

Rabino Eliezer Waldman
Para el rabino Waldman, se trata de un "crimen inaceptable".
Como director de la yeshiva (seminario rabínico) del lugar, conoció de cerca a Yehoshua Saloma, uno de sus alumnos, quien fue asesinado a los 20 años por un palestino que ahora fue puesto en libertad.

"Yehoshua murió cuando estaba junto a un puesto de verduras en Hebron, sin provocar a nadie, un joven que estaba dedicado sólo al estudio de las Sagradas Escrituras y al amor a Israel", dice Waldman, de quien cuentan que era como un padre adoptivo para él.

"Perderlo a él fue como perder a un familiar cercano, un dolor desgarrador y es inconcebible que no se comprenda que al liberar a los asesinos, lo único que se logra es invitar a que perpetren nuevos atentados".

Waldman, convencido de que "el liderazgo es todo extremista y Abbas quiere lo mismo que Hamas", cree que la única forma de acercarse a una solución será actuar decididamente contra los radicales "en lugar de hacerles gestos de buena voluntad".

Una investigación llevada a cabo por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (Almagor), reveló que por lo menos 30 de los atentados perpetrados desde el año 2000, fueron cometidos por gente que había sido liberada en el marco de diferentes intercambios con organizaciones radicales.

Según dicha organización, en esos ataques fueron asesinadas 177 personas y muchas más resultaron heridas.

"Prisioneros de guerra"

En la otra punta del espectro de opiniones, se halla Itzjak Frankental, cuyo hijo Arik fue secuestrado y murió en manos de una célula de la organización integrista islámica palestina Hamas en julio de 1994.

Itzjak Frankental
Itzjak Frankental
Los presos palestinos en nuestras cárceles son como prisioneros de guerra (...) son luchadores por la independencia
Padre de víctima de una célula de palestina
Frankental, un israelí religioso que se dedicaba antes a negocios privados y que desde el asesinato de su hijo está abocado enteramente al diálogo israelopalestino, apoya la liberación de los presos.

"No podemos estar seguros ni que esto fortalezca al presidente Abbas ni que realmente salga de aquí algo bueno muy concreto", le dice a la BBC.

"Pero lo seguro es que para intentar abrir una nueva página que cambie la situación, es necesario que no haya presos y que también nuestro enfoque sea diferente, que termine la ocupación".

Frankental va más allá todavía y sostiene que "los presos palestinos en nuestras cárceles son como prisioneros de guerra".

Él no los ve como "terroristas", como la mayor parte de la población, sino como "luchadores por la independencia".

Entre Waldman y Frankental está, al parecer, la mayor parte de la opinión pública israelí.

Erez Cohen, un joven estudiante, comenta que "esto no servirá de nada porque el problema de los palestinos es que su presidente no logra derrotar a Hamas".

Ayala Levy, empleada pública, opina que "si mataron inocentes, pues que se pudran en prisión" y su esposo acota que "se merecen quedar en la cárcel, si hicieron atentados, pero es verdad que para llegar alguna vez a la paz, habrá que tratar de empezar de nuevo, en blanco".



NOTAS RELACIONADAS
Presos palestinos llegan a casa
25 08 08 |  Internacional
Israel liberará a presos palestinos
17 08 08 |  Internacional
M. Oriente: cuerpos por presos
16 07 08 |  Internacional
Dos visiones del intercambio
16 07 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen