OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 21 de agosto de 2008 - 17:16 GMT
Doble atentado suicida en Pakistán
Redacción BBC Mundo

Funcionarios paquistaníes retiran un cuerpo del lugar del atentado
Los atacantes hicieron estallar sus artefactos casi simultáneamente.

Por lo menos 63 personas murieron a causa de un doble ataque suicida cerca de la principal fábrica de armamentos de Pakistán, informaron las autoridades.

El atentado tuvo lugar cerca del pueblo de Wah, situado a 30 kilómetros al oeste de Islamabad, la capital.

Desde Islamabad, el corresponsal de la BBC Charles Haviland informó que los atacantes hicieron estallar sus artefactos casi simultáneamente.

Uno de ellos lo hizo frente a la entrada principal de la fábrica, que forma parte de un enorme complejo armamentístico, mientras decenas de obreros salían del lugar.

El otro se suicidó en un mercado situado al lado de otra salida de la fábrica.

"Un sobreviviente le dijo a la BBC que vio a muchos de sus colegas quemados, varios de ellos muertos, mientras que otros yacían entre restos humanos diseminados por la explosión", informó Haviland.

Nuestro corresponsal añadió que un portavoz del movimiento Talibán en Pakistán, Maulvi Omar, le dijo a la BBC que ellos llevaron a cabo el atentado, como respuesta a las actuales operaciones militares en su contra en el área tribal de Bajaur, cerca de la frontera con Afganistán.

"Doble juego"

El analista en temas de defensa y seguridad de la BBC, Rob Watson, señaló que el atentado demuestra la creciente capacidad del Talibán de lanzar ataques fuera de sus bases en las áreas tribales.

Los atentados constituyen un fuerte recordatorio del resurgimiento del Talibán paquistaní, por el que muchos culpan al ex presidente Pervez Musharraf, quien renunció esta semana, y a las políticas de los organismos de seguridad del país
Rob Watson, analista de la BBC

"Los atentados constituyen un fuerte recordatorio del resurgimiento del Talibán paquistaní, por el que muchos culpan al ex presidente Pervez Musharraf, quien renunció esta semana, y a las políticas de los organismos de seguridad del país", dijo Watson.

"Según los críticos, Pakistán es víctima de un doble juego: por una parte, arresta a algunos miembros de la red Al-Qaeda para mantener a los estadounidenses contentos, mientras que, por otra, se hace el de la vista gorda e incluso alienta a sus propios extremistas islámicos en las áreas tribales para usarlos contra sus vecinos Afganistán e India", explicó nuestro analista.

Diversos observadores dicen que el resultado ha sido importar una insurgencia al estilo de la afgana a Pakistán, que causó más de 3.500 muertes el año pasado, en comparación con menos de 200 en 2003.

"Aunque el ejército pakistaní ahora está combatiéndolos, los críticos señalan que no hay una política coherente con el gobierno, que alterna entre acuerdos de paz poco confiables con líderes tribales y ofensivas militares periódicas que resultan en una mayor radicalización de la población local", concluyó Watson.



NOTAS RELACIONADAS
Musharraf dimite
18 08 08 |  Internacional
El legado mixto de Musharraf
18 08 08 |  Internacional
¿Sin aliado contra el terrorismo?
18 08 08 |  Internacional
Semblanza de Pervez Musharraf
18 08 08 |  Internacional
Explosión mortal en Islamabad
06 07 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen