OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 20 de agosto de 2008 - 19:17 GMT
Osetia del Sur: ¿quién comenzó?
Redacción BBC Mundo

Artillería georgiana contra separatistas de Osetia del Sur
El 8 de agosto quedaron grabados los disparos de la artillería georgiana hacia Osetia del Sur.

Puede que los combates hayan terminado en Osetia del Sur, pero la guerra de palabras entre Rusia y Georgia no da señales de detenerse.

Ambas partes se culparon entre sí por iniciar la violencia y a medida que las recriminaciones aumentan, la verdad sobre lo que realmente pasó parece estar en peligro de quedar sumergida.

Los líderes internacionales que han visitado Georgia en la última semana para ofrecerle apoyo en su enfrentamiento con Rusia lucen reacios a dejarse llevar al debate sobre las causas del conflicto.

"Este no es el momento de... repartir culpas", dijo un portavoz de la canciller de Alemania, Angela Merkel, quien visitó Tiflis este domingo.

Sin embargo, grupos de derechos humanos y especialistas en resolución de conflictos argumentan que una completa investigación sobre las circunstancias y eventos del conflicto en Osetia del Sur son una prioridad urgente.

En una región donde antiguas enemistades moldean los eventos del presente, las medias verdades de un conflicto se convierten demasiado rápidamente en los mitos que alimentan el siguiente ciclo de violencia.

Entonces, ¿por qué Rusia y Georgia terminaron envueltos en una guerra?

"Combatientes voluntarios"

Las causas inmediatas de los combates se centran en los eventos del 7 de agosto. Después de varios días de fuertes intercambios de disparos con separatistas de Osetia del Sur y algunos intentos infructuosos de organizar conversaciones de paz, la parte georgiana pidió un cese el fuego unilateral.

Tanques rusos en Osetia del Sur
Rusia envió sus tanques hacia Georgia para "apoyar las fuerzas de mantenimiento de paz rusas".

"No queremos responder a los ataques", dijo el presidente Mijail Saakashvili en una alocución en la televisión nacional. "Por favor no pongan a prueba la paciencia del estado de Georgia...Dénle una oportunidad a la paz y el diálogo".

Sin embargo, cinco horas y media más tarde la paciencia de Georgia se agotó.

El Ministerio de Defensa anunció en Tiflis que había enviado tropas a Osetia del Sur "para restaurar el orden constitucional en toda la región".

Combates feroces se produjeron cerca de la capital de Osetia del Sur, Tsjinval, y se informó que aviones de combate georgianos entraron en acción bombardeando la ciudad y las zonas vecinas.

Los georgianos dijeron que se vieron forzados a tomar represalias después de estar bajo un continuo y sostenido ataque desde el lado de Osetia del Sur.

Anuncios

Hablando en la mañana del 8 de agosto el primer ministro, Lado Gurgenidze, dijo que también hubo reportes de una incursión de "llamados combatientes voluntarios" de Osetia del Norte llegando a través del túnel de Roki, que conecta a Osetia del Sur con Rusia.

Seis días más tarde en una conferencia de prensa el primer ministro amplió la información para referirse a una "masiva columna de 150 unidades" que cruzaron el túnel de Roki durante la noche. Fue esto, dijo, lo que desencadenó la decisión de enviar las tropas.

Hasta ahora no ha habido reportes independientes sobre esta supuesta incursión, aunque hubo informes sobre maniobras militares rusas en la zona cercana al túnel de Roki en los días previos a los combates. Esta es sólo una de las muchas interrogantes sobre esta guerra que aún no han sido respondidas.

En las horas siguientes Rusia lanzó su propia operación "de hacer cumplir la paz" en apoyo, según dijo, a las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz y los civiles de la región.

En la mañana del 8 de agosto se reportaron los primeros bombardeos aéreos sobre la ciudad georgiana de Gori y durante los siguientes días los tanques y vehículos armados rodaron a través del túnel de Roki hacia Osetia del Sur y hacia otras partes de Georgia.

Más allá de saber si cada parte estaba deliberadamente planeando entrar en guerra o simplemente reaccionaron exageradamente a las circunstancias, está claro que tanto Rusia como Georgia estaban preparados para una repentina escalada de la violencia.

Tanto el asalto de Georgia a Tsjinval como la repuesta rusa fueron rápidas y brutales.

Ninguna de las partes parece haberse dedicado a pensar en los miles de desafortunados civiles -tanto georgianos como osetios- que se encontraron atrapados en medio de los combates.

Grupos de derechos humanos han utilizado la palabra "desproporcionadas" para describir las acciones de ambos lados.

Crecientes tensiones

Muchas preguntas claves sobre la repentina guerra del verano entre Georgia y Rusia siguen sin respuesta.

Tanques georgianos quemados
La violencia de este verano siguió a meses de crecientes tensiones.

No se sabe cuántos civiles murieron en el bombardeo de Tsjinval o quiénes fueron exactamente los responsables de prender fuego a docenas de casas georgianas en la zona de conflicto.

Tampoco está claro exactamente qué ha estado sucediendo dentro y en los alrededores de la ciudad georgiana de Gori, donde durante días se han producido informes de saqueos y violencia a cargo de paramilitares de Osetia del Sur.

Lo que sí es evidente es el fracaso -tanto de la diplomacia como el sentido común- de todas las partes, en los meses previos a los combates en Osetia del Sur.

La violencia de este verano siguió a meses de bien documentadas crecientes tensiones entre Georgia y Rusia.

Moscú estaba furioso por el reconocimiento de Kosovo en febrero y la promesa de la OTAN en marzo de que Georgia se convertiría un día en un miembro de la alianza. Los rusos respondieron aumentando su apoyo a las dos regiones separatistas.

Paracaidistas rusos fueron enviados como refuerzos para las fuerzas de mantenimiento de paz en Abjasia. Una unidad de tropas ferroviarias rusas llegó a la región para efectuar reparaciones.

Durante la primavera y el inicio del verano las dos partes participaron en un juego interminable de provocación y represalias.

Muchas veces se ven episodios esporádicos de violencia durante el verano en las zonas de conflicto de Georgia. Es el resultado, dicen las personas locales, de una combinación del clima caliente, nervios crispados y el hecho de que simplemente hay demasiadas armas frente a frente sobre unas frágiles líneas de cese el fuego.

Es una tragedia para las personas del Cáucaso que este verano, a pesar de los intentos internacionales de mediación y los llamados a la calma, ningún lado parece estar listo o dispuesto a alejarse del borde.

Mapa de Georgia



NOTAS RELACIONADAS
OTAN insiste en retirada rusa
19 08 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen