OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 18 de agosto de 2008 - 04:04 GMT
Occidente presiona retirada rusa
Redacción BBC Mundo

Soldados rusos en Georgia (16/08/08)
El retiro de tropas rusas comenzará el lunes en horas del mediodía.

Las potencias occidentales presionan cada vez más a Rusia para que cumpla con su promesa de empezar el retiro de sus tropas de Georgia.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, advirtió de "serias consecuencias" si Moscú no cumple con su palabra.

Asimismo, Estados Unidos y Alemania exhortaron a Rusia a comenzar el retiro de sus tropas el lunes.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, le había dicho a Sarkozy que las tropas comenzarían a retirarse de Georgia hacia el mediodía del lunes.

El anuncio se hizo en Moscú y en París, después de que ambos mandatarios mantuvieran una conversación vía telefónica.

Funcionarios franceses indicaron que Sarkozy advirtió al presidente ruso de las serias consecuencias a las que se exponía si Moscú no implementaba el acuerdo de paz.

Mientras tanto, el presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, dijo que en su país aún se registran episodios de saqueo y violencia.

El mandatario señaló que decenas de miles de personas han sido desplazadas de sus hogares por lo que denominó, limpieza étnica.

¿QUÉ PIENSA DEL CONFLICTO?
Silvia Fernandez, Montevideo, Uruguay

Tras reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, en Tiflis, Saakashvili le agradeció a la mandataria su "valiente intervención" y "profunda comprensión" de la crisis.

Por su parte, Merkel dijo que la integridad territorial de Georgia debe ser respetada.

Según la canciller, los rusos deben retirar sus fuerzas rápidamente y se debe permitir el acceso a los refugiados.

Merkel aseguró que Georgia -si así lo quería- aún podría convertirse en un país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Rusia rechaza que Georgia entre a formar parte de la OTAN.

En el terreno

Entretanto en el terreno, las tropas rusas en Georgia se han desplazado alrededor de la ciudad de Gori -una zona estratégica que está a 25 kilómetros de Osetia del Sur- que ocuparon la semana pasada.

Angela Merkel
Merkel dijo que Georgia podía ser miembro de la OTAN si así lo quería.
El corresponsal de la BBC en Gori, Gabriel Gatehouse, informó que los soldados rusos aún controlaban las rutas desde y hacia la ciudad, y señaló que no hay señales de tropas georgianas en la zona.

Los rusos han permitido el ingreso de ayuda humanitaria en Gori y se registraron escenas de enojo entre la población, que desesperada por alimentos, rodeó a un vehículo de la Cruz Roja.

Fuerzas rusas continúan ocupando los puestos de control militares en la vía entre Gori y la capital, Tiflis.

Georgia insiste en que la presencia de tropas rusas tan cerca de la capital es inaceptable.

En Osetia del Sur, la región separatista georgiana donde comenzó el conflicto, una portavoz del ministro de Defensa anunció que la policía de la provincia estaba reemplazando a las tropas de paz en la capital Tsjinval.

El sábado se informó que las fuerzas rusas habían reforzado su control en las principales autopistas georgianas un día después que Moscú firmara un acuerdo de cese el fuego.

De acuerdo con el corresponsal de la BBC, Richard Galpin, los rusos controlaban las vías de comunicación entre la costa del Mar Negro y los alrededores Tiflis, la capital georgiana.

Estados Unidos instó a una retirada de las tropas rusas, pero Moscú insiste en que sólo se irá de Georgia una vez que se pongan en marcha medidas de seguridad adicionales.

Plan de paz

Antes, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, advirtió a Rusia que el acuerdo de cese el fuego impide a sus fuerzas permanecer en cualquier área urbana en Georgia.

PLAN DE PAZ
Fin del uso de la fuerza
Cese de todas las operaciones militares
Acceso libre a la ayuda humanitaria
Tropas georgianas deben volver a sus lugares permanentes
Tropas rusas deben retornar a las posiciones que tenían antes del conflicto
Negociaciones internacionales sobre el futuro estatus de Osetia del Sur y Abjasia

En una carta dirigida a su homólogo georgiano, el presidente Sarkozy indicó que el cese de hostilidades estipulaba que las medidas de seguridad "de ninguna forma limitan o ponen en peligro la libertad de movimiento a lo largo de las carreteras y vías férreas de Georgia" y éstas no pueden ser implementadas en pueblos o ciudades.

"Hablo particularmente de la ciudad de Gori", expresó el mandatario refiriéndose a la población cerca de la región separatistas de Osetia del Sur donde fueron desplegadas fuerzas rusas.

Sin embargo, soldados rusos tienen el derecho de patrullar a "pocos kilómetros" más allá de la zona de conflicto en Osetia del Sur, añadió.

La actual crisis comenzó el 7 de agosto cuando fuerzas de Georgia lanzaron un ataque sorpresa para recuperar el control de la región separatista de Osetia del Sur, la cual declaró su independencia tras el fin de la guerra civil en 1992, pero cuyo estatus no ha sido reconocido por ningún país del mundo.

Georgianos reciben alimentos cerca de Gori
Se registraron escenas de enojo entre la población, desesperada por obtener alimentos.

El ejército georgiano llevó a cabo la ofensiva tras días de combates con las milicias separatistas de Osetia del Sur, que cuentan con el respaldo de Rusia.

En respuesta al ataque de Georgia, Moscú envió unidades blindadas a lo largo de la frontera con Osetia del Sur, que finalmente entraron en territorio georgiano.

A principios de la semana, Sarkozy propuso un acuerdo de seis puntos sobre el cese el fuego entre Georgia y Rusia en nombre de la Unión Europea.

Respaldo de EE.UU.

Estados Unidos respalda incondicionalmente a Georgia.

El sábado, en una conversación teléfonica con el presidente georgiano, Mijail Saakashvili, el presidente de EE.UU., George W. Bush, reiteró que su país "respaldaba al gobierno y a la gente de Georgia", informó la Casa Blanca.

La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) hizo un llamado a las autoridades rusas este sábado para que se tomen medidas inmediatas que pongan fin a los ataques de las milicias de Osetia del Sur sobre los georgianos en Gori y que permitan que la ayuda humanitaria le llegue a los civiles que aún se encuentran en el área.

"Los militares rusos tienen control de la región de Gori, lo que los hace responsables de la seguridad y el bienestar de todas las personas que viven allí", afirmó Rachel Denber, vice directora para Europa de HRW.

Abjasia

Pese a que el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, firmó el sábado el acuerdo de cese el fuego, sus tropas avanzaban a primeras horas del sábado dentro de Georgia, lo que les daba el control de casi todas las arterias viales más importantes y de las principales poblaciones del país de oeste a este.

El sábado en la mañana, en la población de Senaki, en el oeste, el corresponsal de la BBC, Richard Galpin, observó un número importante de soldados rusos desplazándose en el área.

Georgianos a la espera de ayuda humanitaria
Hay miles de civiles desplazados debido al conflicto
Más hacia el este, en Zestafoni, Galpin fue testigo del pánico de los residentes luego que se esparciera el rumor de que se acercaban las fuerzas rusas.

Nuestro corresponsal informó que posteriormente siguió a las tropas rusas al tiempo que entraban a la ciudad de Khashuri, en el centro del país, donde fueron escoltados por la policía local.

Galpin conversó con un soldado ruso que dijo que él creía que el destino final de las tropas sería Tiflis, pero el Kremlim niega tal versión. Otro soldado agregó que él calculaba que estaría en Georgia por aproximadamente un año.

Georgia acusa a los separatistas abjasios -respaldados por Rusia- de ocupar 13 pueblos y de apoderarse de una planta hidroeléctrica. Hasta ahora no ha habido una confirmación independiente de este hecho.

Medidas de seguridad

En el acuerdo de cese de hostilidades, ambos lados accedieron a retirar sus tropas y desplegarlas en las posiciones en que se encontraban antes de que comenzaran los enfrentamientos el 7 de agosto.

Diplomáticos señalaron que se espera que el Consejo de Seguridad de la ONU se pronuncie este domingo sobre un borrador de resolución que formaliza el acuerdo.

El presidente Bush afirmó que la firma del alto al fuego por parte del presidente ruso, Dimitry Medvedev, es "esperanzadora", pero dijo que no cabe duda que las regiones de Osetia del Sur y Abjasia seguirán siendo parte de Georgia, tal como reconoce la comunidad internacional.

Informes sugieren que el presidente georgiano aceptó a regañadientes otra de las cláusulas del plan: las conversaciones internacionales sobre el futuro estatus de Osetia del Sur y de Abjasia.

Mapa de Georgia



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen