OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 14 de agosto de 2008 - 17:54 GMT
EE.UU. repiensa su estrategia hacia Rusia
Richard Lister
BBC

"No estamos en 1968, cuando Rusia podía amenazar a un vecino, ocupar una capital, derrocar a un gobierno y salirse con la suya ", señaló enfáticamente la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, en una reciente rueda de prensa celebrada en Washington.

Partidarios de EE.UU. en Tiflis, Georgia
Estados Unidos es uno de los principales aliados de Georgia.

Las cosas, dijo Rice, han cambiado.

Ciertamente, hace 40 años Estados Unidos tenía pocas opciones para evitar que los tanques rusos tomaran las calles de Praga.

Aunque la crisis actual sugiere que esta vez tampoco hay una solución fácil para las naciones occidentales.

En la actualidad, en una gran cantidad de asuntos -desde la "guerra contra el terror" a la proliferación de misiles, pasando por la amenaza nuclear iraní- EE.UU. está haciendo todo lo posible para forjar una alianza con Moscú.

Frente a la creciente riqueza, influencia y confianza de Rusia, la amenaza de EE.UU. de aislar a Moscú suena vacía.

Así que, por ahora, la cuestión de las relaciones entre EE.UU. y Rusia se ha dejado a un lado lado, mientras el gobierno de George W. Bush se centra en contener la crisis en Georgia.

Envío de señales

La misión humanitaria de EE.UU. en Georgia tiene objetivos claros.

A la vez que proporciona ayuda a los miles de desplazados georgianos, envía una serie de mensajes políticos.

Sirve para calmar la preocupación de muchos georgianos que pensaron que el 'Tío Sam' no estaba allí para protegerles cuando le necesitaron, y deja claro a los rusos que Washington no piensa retirarse de un país que considera es un "bastión de la democracia".

George W. Bush (izq.) y Dimitry Medvedev
Frente a la creciente influencia de Rusia, la amenaza de EE.UU. de aislar a Moscú suena vacía.

Existe también un mensaje entrelíneas.

EE.UU. piensa utilizar su fuerza aérea y naval para esta misión, y advirtió a los rusos que deben mantener todas las infraestructuras de transporte abiertas.

Así que no debe haber más carreteras principales cortadas o interferencias en puertos o en el espacio aéreo.

Nada hace pensar que EE.UU. estuviera preparándose para utilizar la fuerza militar contra Rusia.

Pero sumar las tropas estadounidenses a la ecuación sobre el terreno es una advertencia implícita a los rusos para que paren.

Nadie quiere una confrontación accidental que pueda convertirse en algo más serio.

¿Rusia o Georgia?

Más allá de la misión humanitaria, el Pentágono ha confirmado que asesorará a Georgia militarmente tras las pérdidas sufridas por los ataques rusos.

En el pasado reciente ya ayudó a modernizar y entrenar a las fuerzas georgianas, dándoles más equipos militares sofisticados y poniendo al día sus bases militares para que cumplieran con los estándares de la OTAN.

Mujer georgiana
La misión humanitaria de EE.UU. ha de proporcionar ayuda a miles de desplazados georgianos.

Puede que esas acciones de EE.UU. hayan contribuido a la decisión de Rusia de reafirmar su autoridad en la región.

Así que, además de reconsiderar su relación con Rusia, Washington tendrá que analizar bien si su política de apoyar la independencia de Georgia ha sido exitosa, y si puede continuar con esas mismas políticas al tiempo que pretende llegar a forjar una asociación con Moscú.

Ciertamente los rusos creen que EE.UU. debe elegir.

"En algún momento EE.UU. tendrá que decidir entre apoyar el proyecto virtual de Georgia o la asociación real (con Rusia), dijo el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

Pero Condoleezza Rice rechazó calificó esta idea de falsa y dijo que algunos en Rusia quieren revivir los días de la Guerra Fría.

Rusia no es el único que pretende reforzar su influencia.

Las naciones de la OTAN están intentando hacer lo mismo en el antiguo patio trasero ruso, y Moscú ha decidido que es suficiente.

Al final, a tan solo unos meses para que George W. Bush acabe su mandato, se ha creado un problema a largo plazo que el presidente estadounidense dejará sobre la mesa de su sucesor.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen