OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 17 de junio de 2008 - 18:18 GMT
Cauto entusiasmo en Israel
Jana Beris
Jana Beris
BBC Mundo, Jerusalén

Ehud Olmert.
Olmert se encuentra en un delicado momento político.
La posición israelí respecto a una posible tregua con Hamas que entre en vigencia esta semana ha estado, por ahora, marcada por un entusiasmo bastante tibio.

Apenas se conoció la noticia del acuerdo, Mark Regev, portavoz del primer ministro Ehud Olmert, señaló que hay ciertas condiciones para que una tregua funcione.

En primer lugar, que Hamas detenga sus ataques: desde el lanzamiento de cohetes, morteros y misiles desde Gaza hacia Israel hasta la colocación de cargas explosivas junto a la cerca fronteriza y los disparos hacia territorio israelí.

Además, Israel pide que se detenga totalmente el contrabando de armas y explosivos a través de la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza y que se avance en el tema de la negociación para la liberación del soldado Gilad Shalit, que se encuentra secuestrado en Gaza desde el 25 de junio del 2006.

Una posible tregua con Hamas es una idea polémica en Israel.

Nadie parece aquí creer que una tregua es realmente el comienzo de una era prolongada de paz y tranquilidad, sino únicamente un mero intervalo entre dos entidades que ni siquiera se reconocen mutuamente.

Desconfianza

Eso se debe más que nada a la desconfianza básica de los israelíes en Hamas.

Tanque israelí cerca de Gaza.
Las operaciones israelíes cerca de Gaza han continuado durante todos estos meses.

A esto se agrega la problemática política que enfrenta actualmente el gobierno de Olmert.

Debido a las investigaciones policiales en su contra por supuestos actos de corrupción, el gobierno ha perdido credibilidad a los ojos del público, y la oposición ha sugerido que Olmert toma decisiones equivocadas porque está ocupado en sus interrogatorios judiciales.

Pero la discusión respecto a un posible acuerdo con Hamas comenzó mucho antes de la última tormenta por las investigaciones contra Olmert.

Ya antes, el público -y los propios políticos- estaban divididos respecto a la tregua, por temor que Hamas la aproveche como un respiro para fortalecerse.

La inestabilidad política israelí es un hecho. Pero no parecería que ése será el problema que impida el logro de la tregua o que la haga fracasar si eventualmente entra en vigencia.

La compleja dinámica entre Israel y Hamas y la situación en el terreno será la verdadera amenaza a la calma que todavía no ha comenzado.



NOTAS RELACIONADAS
Hamas e Israel "acuerdan tregua"
17 06 08 |  Internacional
Gaza "golpeada por disputa palestina"
14 06 08 |  Internacional
Cerrar heridas entre palestinos
14 06 08 |  Internacional
Israel: Olmert en la cuerda floja
28 05 08 |  Internacional
Manifestantes exigen renuncia de Olmert
03 05 07 |  Internacional
Hamas propone tregua en Gaza
25 04 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen