OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 8 de junio de 2008 - 16:41 GMT
Desconcierto en Tokio
Chris Hogg
BBC, Tokio

Un ramo de flores blancas descansa a un lado de la calle en una concurrida intersección en el barrio Akihabara de Tokio.

Transeúntes y policía japonesa en la escena de la tragedia.
Varios transeúntes se detuvieron en la escena de la tragedia para tomar fotografías.

El ramo marca el lugar donde Tomohiro Kato, de 25 años, originario de Susuno, a unos 100 km de Tokio, atacó a la gente que salía de compras al mediodía del domingo.

Los informes dicen que Kato manejó hasta la intersección en una camioneta grande color blanco, con la que atropelló a varios transeúntes.

Un testigo describió cómo Kato salió del vehículo y acuchilló a un hombre al que ya había atropellado varias veces. Luego fue por otros entre la multitud.

Imágenes de video de un teléfono celular, capturadas segundos más tarde, muestran los esfuerzos desesperados de la gente que pasaba por ayudar a los heridos.

Media hora más tarde, después del ataque, personal médico todavía estaba tratando de atender a los heridos en medio de la calle.

Detrás de lonas verdes instaladas apresuradamente, paramédicos intentaban con desesperación revivir a quienes habían sido atacados.

Se veían toallas y paraguas por todo el lugar, dejadas en medio del caos.

Policía japonesa en la escena de la tragedia.
Entre los fallecidos están seis hombres, en edades de entre 19 y 74 años.
"Deseo de muerte"

Pocas horas más tarde, el área había sido despejada.

Quedaron charcos de agua en la parte de la calle donde antes estaba la sangre de las víctimas.

La tienda de aparatos electrónicos que estaba cerca de la intersección fue cerrada.

Al frente de ella, varios transeúntes leían la edición especial de una página de un periódico que detallaba lo que había sucedido, con fotografías de los servicios de emergencia trabajando en la escena de la tragedia.

Todavía había una sensación de conmoción. Algunos extranjeros les preguntaban a los periodistas qué estaba pasando, mientras los japoneses tomaban fotos. Otros simplemente miraban fijamente la escena.

Es aún demasiado pronto para decir qué fue lo que provocó el ataque. Los informes señalan que el sospechoso le dijo a la policía que fue a Akihabara porque deseaba matar personas.

Los medios de comunicación televisivos de Japón estuvieron transmitiendo noticias de la tragedia cada hora en el transcurso del domingo en la tarde.

Sin embargo, hubo poca información sobre las razones por las cuales ocurren incidentes de esta naturaleza.

Japón es todavía seguro, si se compara con otros países en el mundo. Aunque a principios de este año, también se registraron apuñalamientos similares.

En enero, en una calle comercial de Tokio, un joven de 16 años atacó a cinco personas con cuchillos de cocina. En el incidente el adolescente hirió a dos personas.

En otro caso escenificado en la estación de trenes de Tsuchiura, en marzo, un hombre hirió con un cuchillo a ocho personas, una de las cuales murió después.

Presión creciente

Hay algunas personas que temen que Japón se esté volviendo cada vez más violento, pese a que el porcentaje de crímenes es mucho más bajo que el de otros países.

Policía japonesa en la escena de la tragedia.
La policía arrestó a un hombre de 25 años.

Algunos analistas apuntan a que los japoneses se sienten bajo presión, pues su sociedad puede mostrarse intolerante ante el fracaso o frente a lo que es diferente.

Si no te adaptas, no tienes un trabajo o no te comportas como los demás, puedes ser aislado.

Muchas personas se preocupan por la creciente desigualdad.

Los ciudadanos en los márgenes de la sociedad ven un espacio cada vez más grande que los separa de aquellos compatriotas que trabajan.

Las imágenes de televisión de los paramédicos atendiendo a los heridos en una concurrida calle evocó los ataques perpetrados con gas sarín en el sistema de transporte subterráneo de Tokio en marzo de 1995.

El atentado dejó 12 personas muertas y más de 5.500 heridas.

Multitud en el centro del ataque en Japón
El sospechoso dijo que estaba "cansado de la vida".

Se informó que el sospechoso le dijo a la policía que había actuado solo y que estaba "cansado de la vida".

Pero es inevitable que, cuando la atención pasa de la grave situación que atraviesan las víctimas al atacante, surjan preguntas sobre qué fue lo que condujo a un hombre a asesinar a transeúntes que estaban de compras en una concurrida calle.

¿Podría ser explicado como una acción de un individuo trastornado que no podía ser prevista ni evitada?

¿O es un síntoma de algo más desestabilizador que está ocurriendo en la sociedad japonesa, presión o estrés, que está haciendo que la gente cometa actos terribles de consecuencias trágicas?



NOTAS RELACIONADAS
Siete muertos en calles de Tokio
08 06 08 |  Internacional
Muere secuestrador en escuela alemana
20 11 06 |  Internacional
Francia/rehenes: fin de la crisis
09 03 06 |  Internacional
Ropa contra puñaladas
26 07 04 |  Ciencia y Tecnología
Japón/gas sarín: pena capital
30 01 04 |  Internacional




 

banner watch listen