OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 5 de junio de 2008 - 18:41 GMT
Claves de los juicios militares
Redacción BBC

Campamento Justicia

A pesar de la controversia y de las manifestaciones en su contra, comenzaron los juicios militares a los prisioneros del centro de detención de Estados Unidos en la base naval de Guantánamo.

BBC Mundo preparó esta guía rápida para acompañar los eventos.


¿Dónde se lleva a cabo el juicio?

Bajo los términos de la ley de comisiones militares aprobada por el Congreso de EE.UU. en 2006, los juicios tienen lugar en el Campamento Justicia, que es como una enorme ciudad de carpas en la Bahía de Guantánamo, en territorio cubano.

Ahí hay instalaciones para alojar a hasta 500 personas involucradas con el proceso de la comisión militar.

¿Cómo funcionan los tribunales/comisiones?

La comisión militar se conforma de entre cinco y 12 oficiales de las fuerzas armadas estadounidenses. Si se busca la pena de muerte, debe haber al menos 12 integrantes en la comisión. Un juez militar calificado presidirá la sesión.

Para logran una condena, al menos dos tercios de los miembros tienen que estar a favor, aunque si se trata de una sentencia de muerte -que puede pedirse si se prueba que alguien murió por culpa del acusado-, tiene que ser una decisión unánime, y la decisión final sobre si se lleva a término es del presidente de EE.UU.

¿Serán públicos los juicios?

Las comisiones serán públicas pero el "público" fue definido como miembros de la prensa y organizaciones nacionales o internacionales aprobadas por el secretario de Defensa de EE.UU.

El tribunal puede cerrarse a ese público para proteger a individuos o a la información que se presente.

No se permite tomar fotos ni habrá transmisiones de televisión o radio desde los tribunales a menos de que lo autorice el secretario de Defensa. Existe la posibilidad de que los familiares y otros puedan ver una transmisión en vivo.

¿Qué salvaguardas hay para los acusados?

Algunos de los requerimientos básicos de la legislación penal estadounidense se mantienen. Los acusados son inocentes hasta que se pruebe que son culpables y la culpabilidad debe ser probada más allá de la duda razonable.

Tampoco pueden ser obligados a atestiguar en su contra y así como tendrá un abogado militar, podrá tener otro civil.

Los acusados pueden estar presentes durante el proceso a menos de que lo interrumpa con su comportamiento. Además, se les permite presentar pruebas y testigos en su defensa, así como contrainterrogar a los testigos de la parte acusadora.

Mantienen también el derecho a ver las pruebas presentadas en su contra, aunque éstas pueden estar resumidas si el juez decide que las fuentes deben quedar en secreto por razones de seguridad.

¿Podrán apelar?

Si los condenan, los acusados pueden apelar al Tribunal de la Comisión Militar de Revisión y después, en el ámbito judicial civil, a un Tribunal Federal de Apelaciones de EE.UU. De ahí una apelación puede ser referida a la Corte Suprema de Justicia.

¿Qué desventajas hay para el acusado?

Hay algunas profundas diferencias entre estas comisiones y la legislación estadounidense normal.

La decisión de condenar no requiere de la unanimidad, como en un juicio con jurado; la comisión misma, que hace las veces de jurado, está conformada por oficiales militares y no integrantes del público.

Una diferencia clave es que cualquier prueba, incluida el rumor (en el que un testigo dice que le dijeron o que oyó a alguien decir algo) y hasta la obtenida por medio de la coerción, será aceptada "si el juez militar determina que la evidencia tiene un valor probatorio para una persona razonable".

Las pruebas que contengan información clasificada serán resumidas para proteger las fuentes, de manera que los acusados no tendrán un panorama completo del caso en su contra.

¿Qué pasa con la evidencia obtenida con tortura o coerción?

Las pruebas obtenidas bajo tortura no serán admisible, pero por coerción quizás sí.

El problema es qué se considera tortura: la técnica de interrogación conocida como tormento de toca o ahogamiento simulado, por ejemplo, no es clasificada como tortura por el gobierno de George W. Bush.

Además, si la evidencia fue obtenida antes del 30 de diciembre de 2005 (la fecha en la que la Ley de tratamiento del detenido entró en vigor, vetando el "tratamiento cruel, inhumano o degradante"), el juez militar puede aceptarla si "la totalidad de las circunstancias le da credibilidad" y "la justicia se beneficiará".

Eso sugiere que parte de las pruebas obtenidas en las llamadas "cárceles secretas" de la CIA podría ser admisible. Si fue obtenida después del 30 de diciembre de 2005 el juez tiene que estar convencido que no hubo "tratamiento cruel, inhumano o degradante".

¿Quién puede ser juzgado en estos tribunales militares?

La ley establece que "cualquier combatiente enemigo ilegal extranjero" puede ser juzgado por la comisión militar.

Eso excluye a ciudadanos estadounidenses, quienes enfrentarán la ley local, pero los residentes en EE.UU. que no son ciudadanos del páis están incluidos.



NOTAS RELACIONADAS
Arrancan juicios en Guantánamo
05 06 08 |  Internacional
EE.UU. "sin salida" en Guantánamo
21 05 08 |  Internacional
¿Y qué hacer con Guantánamo?
21 05 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen