OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 5 de junio de 2008 - 00:17 GMT
Se buscan vicepresidentes
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

El siguiente paso en la carrera hacia la Casa Blanca para los candidatos, tanto el republicano John McCain como para el demócrata Barack Obama, es conseguir un compañero de fórmula que los ayude a ganar las elecciones en noviembre. Las opciones y las especulaciones son muchas, pero la tarea no es nada fácil.

Obama
Empieza para la campaña de Obama el duro trabajo de designar a su compañero de fórmula.

Tras lograr el número necesario para convertirse en el primer candidato negro que compite por la Casa Blanca, el senador demócrata decidió nombrar un grupo de tres personas, que incluyen a Caroline Kennedy, la hija del presidente asesinado John F. Kennedy, para elegir a su compañero o compañera de fórmula.

"Obama está feliz de tener tres personalidades talentosas y dedicadas para llevar a cabo un riguroso proceso para elegir al candidato a la vicepresidencia", explicó su portavoz Bill Burton.

Los otros responsables serán el ex subsecretario de Justicia durante la presidencia de Bill Clinton, Eric Holder, y James Johnson, quién participó en la selección de Geraldine Ferraro para Walter Mondale en 1984 y de John Edwards para John Kerry en 2004.

Situación compleja

En el caso de Obama, la situación se complica porque Hillary Clinton, quien no ha anunciado todavía el retiro de su campaña, quiere ser precisamente su compañera para convertirse en la primera vicepresidenta que tendría el país.

La idea le gusta mucho a los líderes del partido, que dicen sin tapujos que sería "una fórmula de sueño".

Según ellos, Hillary podría atraer a ciertos sectores de la población que Obama no ha logrado conquistar, como la comunidad latina. Lo más importante, sin embargo, es que uniría al partido tras una larga lucha fraticida.
Clinton
Hillary Clinton estaría presionando para ser incluida.

Pero, ¿a qué precio? Para aquellos enamorados con el mensaje de cambio de Obama, traer a la ex primera dama como vicepresidenta, sería más de lo mismo. El círculo más cercano al candidato está preocupado que sea contraproducente a largo plazo.

Las presiones de Hillary para ser invitada al cargo no han ayudado a hacerle la labor más fácil al senador de Illinois. El hecho que ella mencionara el martes que "estaría dispuesta" a aceptar el cargo, no cayó bien en la campaña de Obama, tomando en cuenta que la senadora se ha negado a admitir la derrota.

El panorama es sin duda complejo y Obama se ha limitado a asegurar que el partido se unirá en noviembre y confirmó que habló con Clinton, con quien tendrá conversaciones "durante las próximas semanas".

Pero aparte de Clinton hay muchas otras posibilidades. Un nombre que sale a relucir es el ex candidato presidencial John Edwards, que también podría atraer el voto blanco obrero.

La relación entre ambos es notablemente mejor e incluso Edwards, ex senador de Carolina del Norte, apoyó a Obama en momentos cruciales de la campaña.

McCain
John McCain intenta conseguir un compañero más joven para compensar sus 71 años.

No se descartan tampoco otros nombres que iniciaron la carrera junto con Obama en Iowa, pero fueron retirándose poco a poco. Por ejemplo, Bill Richardson, gobernador de Nuevo México, se considera como una buena opción para atraer el voto hispano.

También el senador Joseph Biden, que se postuló en enero para la presidencia, sería una buena opción por sus credenciales en política exterior.

Bill Nelson, un ex astronauta de 65 años, también está en la lista de posibilidades. Nelson es senador por Florida desde el 2001 y por eso podría atraer el voto de ese estado.

De lado republicano

La lista en el lado republicano es igual de larga. John McCain, al obtener el número de delegados necesarios antes que Obama, ya ha iniciado la búsqueda de su compañero desde hace semanas.

Hay dos criterios importantísimos para el veterano de Vietnam, que tendrá 72 años en noviembre, convirtiéndolo en el candidato más viejo de la historia reciente. Por eso la edad es clave porque necesita alguien "joven".

Asimismo, McCain ha sido atacado por los propios republicanos por ser demasiado moderado y por eso necesita a algún vicepresidente que sea muy atractivo al ala más conservadora del partido.

Curiosamente, al igual que en la cancha demócrata, los precandidatos, aquellos que fueron rivales de McCain al inicio de la carrera son alguno de los nombres que más suenan como posibles vicepresidentes.

El ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, de 61 años, es uno de ellos. Pese a su religión mormona, este político tiene mucho carisma y podría inyectarle no sólo energía a la campaña de McCain, sino también mucho dinero. Se dice que este empresario invirtió para su propia campaña US$35 millones.

No hay nadie más con el que quiera compartir la papeleta (electoral) que con John McCain
Mike Huckabee, ex aspirante republicano
El ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, quien fue el último en retirarse de la carrera, ha hecho un poco lo mismo que Hillary al dejar en claro que le interesaría ser el compañero de fórmula del veterano de Vietnam.

"No hay nadie más con el que quiera compartir la papeleta (electoral) que con John McCain", dijo el ex pastor bautista a mediados de mayo.

Por último, aunque hay mucho otros nombres, es importante mencionar a Charlie Crist, de 51 años, o sea que cumple con la condición de edad, pero además es el gobernador de Florida, un estado que será clave nuevamente para noviembre de 2008.

Su problema, sin embargo, es que el ala conservadora no estaría muy contenta con esta opción.

La decisión es tan importante que puede influir de manera contundente los resultados de noviembre. Ninguno de los dos tiene un plazo límite para anunciar su compañero o compañera de fórmula, pero seguramente lo harán bastante pronto.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen