OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 30 de mayo de 2008 - 14:43 GMT
Bin Laden, ¿menos poderoso?
Paul Reynolds
BBC

Poster de Osama bin Laden de 1999
Bin Laden quizás esté dejando de ser el héroe que fue.
Los dos mensajes más recientes de Osama bin Laden hacen énfasis en la importancia de la lucha contra Israel, lo que lleva a preguntarse por qué no se concentró en Irak.

En la primera declaración, que salió en internet el 16 de mayo, dice que sus palabras "tratan la raíz del conflicto... es decir, la cuestión palestina. El conflicto está escalando debido a su (los de Occidente) política actual. Quiero subrayar aquí que la cuestión palestina es el asunto más importante para mi nación".

En el segundo, del 18 de mayo, atacó a los dirigentes árabes por no ayudar lo suficiente: "Cada día, el rebaño desea que los lobos dejen de comérselo. Esos reyes y líderes sacrifican Palestina y al-Aqsa (la mezquita en Jerusalén) para quedarse con sus coronas... pero nosotros no evadiremos esa responsabilidad".

Las referencias a los palestinos siempre han estado presentes en los comunicados del líder de la red al-Qaeda, pero a menudo han sido relegadas a segundo plano en favor de otros intereses tácticos y estratégicos.

Desde Arabia Saudita a Afganistán, pasando por las caricaturas danesas, y particularmente Irak han sido más prominentes a lo largo de los años.

Obvio

El cambio de énfasis del tema de Irak al de "la cuestión palestina", que garantiza apoyo, ha llevado a los analistas de inteligencia de Occidente a pensar que al-Qaeda acepta que tiene problemas en Irak.

Abu Musab al-Zarqawi, fallecido líder de al-Qaeda en Irak
Con la muerte de al-Zarqawi, establecer una base sólida en Irak se tornó difícil.
Nigel Inkster, director de Amenazas transnacionales y riesgo político en el Instituto internacional de estudios estratégicos de Londres, señala que "la verdad es que al-Qaeda no ha hecho mucho contra Israel. Es difícil hacerlo. Con su ahora difunto agente en Irak, Abu Musab al-Zarqawi, esperaba atacar a Israel tras establecer una base en Irak, pero la idea de establecer esa base probablemente falló".

"Al-Qaeda podría estar preparando a sus seguidores a aceptar un fracaso estratégico en Irak. Es por eso que necesita una causa atractiva y la palestina es la obvia".

Musulmanes muertos

Inkster, quien fue el vice director de la agencia de inteligencia internacional británica, MI6, agrega que una de las razones de este posible cambio es la cantidad de quejas por los musulmanes muertos en Irak y otras partes.

Al-Qaeda podría estar preparando a sus seguidores a aceptar un fracaso estratégico en Irak. Es por eso que necesita una causa atractiva y la palestina es la obvia
Nigel Inkster, Instituto de Estudios Estratégicos de Londres
"El número dos de al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, quien es como el director ejecutivo de la red de Bin Laden, hace poco tuvo una sesión de preguntas en internet.

"El tema de las víctimas musulmanas fue el más tocado. Al-Qaeda al parecer reconoció que esa no es una buena imagen y que necesita renovarse, así que dejó de hablar de Irak".

En esa sesión en internet, al-Zawahiri se vio forzado a justificar la muerte de musulmanes inocentes, quienes, dijo, murieron debido a "un error no intencional" o porque fueron usados como escudos humanos por los enemigos de al-Qaeda.

Sólo una teoría

Imagen de bin Laden en pantalla de celular en 2001.
Durante los primeros años, tras 11-S, bin Laden estaba en todas partes.
Por supuesto que Osama bin Laden puede fácilmente retomar el tema de Irak, y lo que pase en ese país puede contradecir esta teoría, pero la idea de que al-Qaeda está siendo afectada por la reducción de sus fuerzas allá se refleja en un concepto más amplio sobre la fortaleza y debilidad actual de la organización.

En estos momentos hay un acalorado debate sobre si lo que llaman "al-Qaeda central" -el liderazgo probablemente basado en las áreas tribales de Pakistán- mantiene el control o si el grupo ahora depende de células autónomas que se forman espontáneamente.

Marc Sageman, un ex agente de la CIA y ahora autor de libros sobre temas de seguridad internacional, es el principal postor de la teoría que bautizó "la yihad sin líder".

En un artículo para la revista Foreign Policy de abril, arguye que activistas jóvenes que se auto reclutan constituyen la más reciente ola del movimiento global yihad.

A diferencia de los años anteriores a 11-S, al-Qaeda no parece poderse dar ya el lujo de coordinar grandes ataques internacionales sin que la detecten
Marc Sageman, un ex agente de la CIA
En una sesión de preguntas tras la publicación dijo que "en los últimos tres años, debido a que ha venido disminuyendo la presión militar paquistaní en las áreas tribales federalmente administradas de Pakistán (...) algunos líderes de al-Qaeda han podido reagruparse.

"Aunque definitivamente tratan de conspirar contra Occidente y Estados Unidos, no han podido proyectar su capacidad fuera de Pakistán y Afganistán".

"Pero a diferencia de los años anteriores a 11-S, al-Qaeda no parece poderse dar ya el lujo de coordinar grandes ataques internacionales sin que la detecten. La diferencia la ha hecho el éxito de la comunidad internacional en controlar la amenaza en los últimos seis años (...) Habiendo dicho lo anterior, mientras existan líderes de al-Qaeda, habrá una amenaza que no se debe subestimar".

Inspiración, no control

Uno puede poner en entredicho, en Londres o Madrid, la aseveración de que la amenaza está siendo contenida, pero el argumento es claro: al-Qaeda se ha separado en grupos que encuentran su inspiración en las palabras de los líderes pero que no son controlados por ellos.

Sólo necesitan tener suerte una vez
Nigel Inkster, Instituto de Estudios Estratégicos de Londres
Eso les da fuerza a los líderes pero también los deja en riesgo de quedar aislados.

Inkster concuerda hasta cierto punto. "Es difícil ser categórico. A las agencias internacionales les preocupa mucho al-Qaeda en el noroeste de Pakistán. Yemen es otra preocupación, así como Somalia y África del Norte".

"Hay algunos indicios de que el apoyo a Osama bin Laden ha estado disminuyendo en el mundo árabe por rechazo a la conducta de al-Qaeda, particularmente por matar musulmanes.

"Por otro lado, persisten las ganas y la ambición de participar en ataques espectaculares en Europa occidental y EE.UU., aunque la capacidad no esté a la altura de la ambición.

"Pero sólo necesitan tener suerte una vez".



NOTAS RELACIONADAS
CIA: "al-Qaeda está a la defensiva"
30 05 08 |  Internacional
Al-Qaeda, lejos de una derrota
30 05 08 |  Internacional
Segundo mensaje de "Bin Laden"
21 03 08 |  Internacional
Bush veta límites a técnicas de la CIA
09 03 08 |  Internacional
CIA admite uso de tormento de toca
06 02 08 |  Internacional
CIA responde por videos destruidos
12 12 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen