OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 22 de mayo de 2008 - 21:32 GMT
¡Sorpresa! Los inmigrantes son normales
Gabriela Torres
Barcelona

Inmigrantes en España
"Tienen las mismas costumbres que las familias españolas".
Mauricio López trabajaba en Venezuela en una empresa de ingeniería. Su novia recibió una beca para estudiar en Barcelona y no lo pensó dos veces: dejó su empleo y cruzó el océano de la mano de su pareja.

Si bien es cierto que estaba enamorado, lo que más pesó en su decisión fue la idea de iniciar una nueva vida en la península ibérica y alcanzar un nivel de bienestar que en su país de origen era más difícil de lograr.

Siete años más tarde, Mauricio está casado con quien fue su novia venezolana, tienen una niña, un empleo estable y paga una hipoteca.

Mauricio forma parte del 64,9% de inmigrantes que tenía trabajo en su país antes de emigrar a España, está entre el 40% de extranjeros que dejaron su lugar de nacimiento en busca de una mejor calidad de vida y coincide con el 52,3% de los foráneos que están casados con alguien que no es español de nacimiento.

Tienen las mismas costumbres que las familias españolas (...) Esto demuestra que hay un proceso fuerte de integración, de convivencia. Aunque hay que tener en cuenta que la situación es amplia y variada
Ignacio Duque, INE

Estos son los resultados de la primera Encuesta Nacional de Inmigración que el Instituto Nacional de Estadística de España (INE) realizó entre noviembre de 2006 y febrero de 2007 con el fin de "responder a muchas interrogantes que habían en torno al inmigrante", como le explicó a BBC Mundo Ignacio Duque, subdirector de estadísticas en inmigración del INE.

"En conclusión, con esta encuesta hemos logrado ampliar el campo de estudio de un colectivo tan complejo como es el de inmigrantes", agregó Duque.

Por aire y con estudios

Mauricio aterrizó en España en verano de 2001, como lo ha hecho el 62,7% de los extranjeros, seguidos por aquellos que lo hicieron por la vía terrestre y muy distinto a ese 1% que escoge entrar al continente en cayucos o pateras arriesgando sus vidas.

Fue con el tiempo, cuando los vecinos veían que los saludábamos, que no ocasionábamos molestias en el inmueble, que empezaron a mostrar su aprecio hacia nosotros, aunque siempre nos decían que éramos la excepción
Mauricio López, inmigrante

"Empecé trabajando en centros de cuidados de niños con discapacidades mientras estudiaba fotografía en un instituto de comunicación audiovisual de la ciudad", le cuenta a BBC Mundo este venezolano de 34 años.

"Luego ese instituto me ofreció una beca y poco después me dio un contrato de trabajo", agrega.

Según los datos del INE, el 22,5% de los inmigrantes con trabajo y con más de tres años de residencia en el país posee un titulo universitario, mientras que el 9,3% no tiene estudios o tiene una educación primaria incompleta.

Del mismo modo, el 38% de los extranjeros en situación laboral tiene un trabajo diferente al que desempeñó cuando empezó su trayectoria ocupacional en España.

Menos de cuatro y propia

Otro de los temas de la encuesta realizada por el INE es la vivienda.

Avión de Iberia
El 62,7% de los inmigrantes llegó por vía aérea.
Un terreno polémico en un país como España donde hasta el año pasado la economía crecía gracias a la construcción, pero que a raíz de la crisis inmobiliaria, la venta de inmuebles ha disminuido un 15%, según datos de la Asociación de Constructores y Promotores de España.

"Nosotros decidimos comprar una vivienda cuando llevábamos cinco años viviendo aquí y después de haber alquilado en dos pisos (apartamentos)", cuenta Mauricio, que como un 50% de los extranjeros tiene una propiedad bien sea pagada o con una hipoteca.

En su casa sólo viven tres personas, una vez más, un número parecido a las estadísticas pues en España, el tamaño medio de los hogares de bolivianos, colombianos, ecuatorianos y peruanos es de 3,76 miembros por vivienda. Mientras que para el resto de los latinoamericanos, es de 2,94.

Como la media española

Lo que ha sorprendido a los realizadores de esta encuesta es que los resultados demuestran que el comportamiento de los inmigrante no es tan distinto al país de acogida como se creía.

"Efectivamente, tienen las mismas costumbres que las familias españolas", comenta Duque.

"Esto demuestra que hay un proceso fuerte de integración, de convivencia. Aunque hay que tener en cuenta que la situación es amplia y variada", agrega.

Inmigrantes africanos llegan a Islas Canarias
El 1% de los inmigrantes llegó en pateras o embarcaciones frágiles.
Al respecto, Mónica Nadal, coordinadora del área de Inmigración y Diversidad de la fundación catalana Jaume Bofill, le aclara a BBC Mundo que hay que tener en cuenta que "las medias siempre distorsionan un poco la realidad".

"El problema es que en muchos estudios no hay parámetros de la población. Si bien es cierto que con el paso del tiempo los extranjeros pasan a adquirir una vivienda", dice.

"Esto no supone una mejora en la calidad del inmueble porque las compran en el sector más sensible del mercado, y terminan siendo muy parecidas a sus residencias de alquiler", agrega.

Mayor legalidad más integración

Sin embargo, a raíz de un estudio que la fundación Bofill hizo a partir de una muestra de 1.100 inmigrantes, las conclusiones se acercan a las del INE.

En la Encuesta Regional y Metropolitana de Cataluña, cuanto mayor es el tiempo de residencia en el país de acogida del extranjero, mayor su integración con la sociedad.

Y mientras más regular sea su situación de estancia, es decir, con permisos de residencia y de trabajo, mejor es la integración.

En cuanto a los inmigrantes latinoamericanos, "el proceso de modificación del proyecto familiar será más rápido", en referencia a que cada vez más latinoamericanos tendrán un índice de natalidad en sus hogares parecidos al español.

Mauricio no oculta su sorpresa respecto a los resultados de la encuesta. "Claro que me llama la atención saber que mi experiencia como extranjero es muy parecida a la de muchos inmigrantes. Sobre todo porque cuando llegamos tuvimos que luchar contra el estigma que muchos españoles tienen de nosotros".

"Fue con el tiempo, cuando los vecinos veían que los saludábamos, que no ocasionábamos molestias en el inmueble, que empezaron a mostrar su aprecio hacia nosotros, aunque siempre nos decían que éramos la excepción".



NOTAS RELACIONADAS
Italia: cárcel a indocumentados
22 05 08 |  Internacional
"Hasta que nos den papeles"
07 02 08 |  Internacional
Brasil/España: conflicto migratorio
18 03 08 |  América Latina
Apelan expulsión de dos ecuatorianas
30 07 07 |  Internacional
UE: "Tarjeta azul" a la inmigración
13 09 07 |  Internacional
"Bélgica está por expulsar a mi hija"
30 07 07 |  Internacional
Inmigración: Malta pide ayuda a la UE
12 06 07 |  Internacional
Adiós forzado de dos ecuatorianas
30 07 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen