OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 11 de mayo de 2008 - 09:44 GMT
Birmania "ante una catástrofe"
Redacción BBC Mundo

Bolsas enviadas desde Tailandia con ayuda a víctimas del ciclón en Birmania
El ejército birmano permite el ingreso de ayuda pero no de personal para distribuirla.
Las principales organizaciones no gubernamentales dedicadas a la ayuda humanitaria internacional advirtieron sobre la posibilidad de una "masiva catástrofe pública" como consecuencia del ciclón Nargis que azotó Birmania hace ocho días.

Al mismo tiempo insistieron en que el país controlado por una junta militar que no permite el ingreso de extranjeros expertos en desastres, no tiene la capacidad operativa para responder por sus propios medios a esta emergencia.

Las ONGs indican que al menos un millón y medio de personas damnificadas por el desastre natural corren el riesgo de sumarse a las víctimas fatales estimadas ya en más de cien mil.

Varios vuelos y barcos con toneladas de material de ayuda siguen llegando a Birmania, pero son rápidamente incautados por las autoridades militares para su distribución por parte de personal birmano.

Las agencias estiman que hasta ahora esa ayuda sólo pudo llegar a una pequeña proporción de las víctimas, mientras la mayoría se expone cada vez más no sólo al hambre sino a brotes epidémicos que ya comienzan a aparecer.

Desplazados

Niños refugiados en una escuela en Birmania
Hospitales y escuelas no dan abasto para recibir a los desplazados.
La Federación Internacional de la Cruz Roja estima que cientos de miles de personas quedaron sin hogar y viven en precarias condiciones bajo el peligro de empezar a consumir aguas contaminadas por los cadáveres en descomposición.

Los hospitales, escuelas y otros edificios no dan abasto con la cantidad de desplazados.

Algunos testigos relataban este domingo cómo sobrevivientes desesperados salían al área del delta del río Irrawaddy (el sector más castigado por el ciclón), en busca de agua, comida y medicina.

El grupo británico de ayuda humanitaria Oxfam, coincide con las estimaciones de Naciones Unidas en cuanto a que el número de víctimas fatales es cien mil pero "esa cifra podría llegar a multiplicarse quince veces".

Infraestructura

Manifestación en Londres contra el régimen militar birmano
En Londres y otras capitales hubo protestas contra la posición del régimen militar birmano.
"Creemos que hay un riesgo evidente de una masiva catástrofe pública", señaló la directoria de Oxfam para la región del este asiático, Sarah Ireland.

A los problemas de infraestructura de comunicaciones en uno de los países considerados entre los más pobres del mundo se suma también el de su sistema sanitario.

En el año 2000 la Organización Mundial de la Salud lo había ubicado como en el segundo puesto en la lista de los más deficientes del planeta.

A las advertencias de Oxfam, sumó su voz el Comité Internacional de Rescate con sede en Estados Unidos.

"A menos que haya una inyección masiva y rápida de ayuda, de expertos internacionales y suministros en las zonas más afectadas, estaremos ante una tragedia de escala inimaginable", expresó su director regional Greg Beck.

Política y economía

Un pequeño templo sumergido en terrenos inundandos junto a una casa destruida por el ciclón
El ciclón afectó dos puntos neurálgicos de la economía y la población birmana.
En medio de estas advertencias, la prensa birmana controlada por el gobierno militar resaltó el éxito del referéndum constitucional realizado este sábado a pesar de los pedidos en contrario de Naciones Unidas.

A pesar de la emergencia, hasta último momento hubo una fuerte campaña llamando a votar a favor del nuevo texto que según las autoridades garantizará elecciones democráticas en 2010.

Pero la oposición sostiene que el resultado de esta consulta que se realizó sin la presencia de observadores internacionales es obvio y sólo garantizará reafirmar el poder del régimen instaurado hace 46 años.

No obstante, algunos observadores creen que el desastre natural podría ser un factor desestabilizador para la junta al aumentar el malestar de la población e incluso generar divisiones dentro de las mismas filas del ejército.

En efecto, si bien el poderoso ciclón afectó una mínima parte del territorio birmano (aproximadamente un 10%), tocó los dos puntos más sensibles del país: la principal zona de producción en el delta, el antiguo "Tazón de Arroz de Asia" y la ex capital Rangún, donde se concentra entre sus más de seis millones de habitantes la clase media y el sector más educado del país.



NOTAS RELACIONADAS
Referéndum en la devastación
10 05 08 |  Internacional
Birmania: la ONU advierte a la junta
09 05 08 |  Internacional
Sí a suministros, no a extranjeros
09 05 08 |  Internacional
"Decepción" en la ONU
08 05 08 |  Internacional
Birmanos en primera persona
08 05 08 |  Internacional
Birmania espera equipo de la ONU
07 05 08 |  Internacional
Birmania autoriza ayuda de la ONU
07 05 08 |  Internacional
En imágenes: La huella de Nargis
06 05 08 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen