OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 9 de mayo de 2008 - 02:24 GMT
Las múltiples caras de Hillary Clinton
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBCMundo Washington

Hillary Clinton haciendo campaña en Dakota del Sur
Clinton pone buena cara al mal tiempo.

El mundo de la política es inmisericorde. Mientras Hillary Clinton continúa su campaña contra viento y marea, en Washington sólo se habla sobre la posible fecha para que renuncie a la candidatura.

La revista Time de esta semana tienen como portada la foto de Barack Obama, con una leyenda que dice "¿Y el ganador es?".

Incluso el senador de Illinois advirtió que el 20 de mayo, tras las primarias en Kentucky y Oregón, donde están en juego 103 delegados entre ambos estados, podría anunciar su victoria.

"Si para ese punto tenemos la mayoría de los delegados que son elegidos por voto popular (1.606 excluyendo a Michigan y Florida y sin contar los superdelegados), algo que es posible, entonces podríamos argumentar que ya estamos en la novena entrada con muchas carreras de ventaja", dijo Obama haciendo una analogía del béisbol.

Michigan y Florida

A pesar de esta autoproclamación y la presión bajo la cual está Clinton para tirar la toalla, la senadora insiste en que no se dará por vencida.

Clinton asegura que puede convencer a más superdelegados a que la apoyen. También exige que se tengan en cuenta los resultados de Michigan y Florida, que fueron anulados porque estos estados no siguieron las instrucciones del partido.

Bill Clinton hace campaña por su esposa en Virginia Occidental
He hablado con muchísima gente en esta campaña y una cosa esta clarísima: la gente quiere que Hillary se quede en esta carrera hasta que todos hayan tenido la oportunidad de votar
Bill Clinton
Una decisión sobre qué hacer con los resultados de Michigan y Florida se tomará el 31 de mayo.

Por eso han mandado todos los días mensajes electrónicos a sus seguidores explicando las razones por las que ella se queda y aprovechan de esa manera a pedir dinero.

"He hablado con muchísima gente en esta campaña y una cosa esta clarísima: la gente quiere que Hillary se quede en esta carrera hasta que todos hayan tenido la oportunidad de votar", escribió Bill Clinton.

La senadora, por su parte, le dijo a sus simpatizantes que: "contigo a mi lado, seguiré luchando por mis convicciones, hasta que cada votante haya tenido su oportunidad de hablar".

Sus detractores inmediatamente se preguntan: ¿cuáles son sus convicciones?

"No entiendo como los simpatizantes de Hillary pueden decir que la senadora tiene ideas claras de lo que quiere hacer, a ella sólo le importa llegar a la Casa Blanca y va a decir que apoya algo si eso le conviene en su carrera política", escribió el bloguero conservador "Danzfamily".

Facetas

Los caricaturistas también han hecho miles de bromas sobre las distintas "caras" o facetas que ha presentado Hillary durante la campaña.

Mark Penn
Mark Penn fue uno de los sacrificados en el campamento de Clinton.
"Alguien dijo en la televisión que la senadora había encontrado por fin su voz en Indiana. No sé si eso es cierto, pero lo que está claro es que Hillary ha tenido problemas para encontrar su identidad en estos meses", explicó a la BBC James A. McCann, profesor en el departamento de Ciencias Políticas en la Universidad Purdue.

El analista opina que los estrategas de Clinton -y la misma senadora- no tomaron en cuenta el "fenómeno Obama" cuando planearon la estrategia de la campaña hace dos años.

"Ella estaba lista para enfrentar otro tipo de candidatos, pero luego surgió Barack Obama con un mensaje que motivó a muchos y a la senadora le fue difícil encontrar su voz", agregó.

Por eso, antes de Iowa, la senadora centró su mensaje en la "experiencia" y mostró una posición de dureza. Con esta actitud quería combatir los prejuicios de muchos que aseguran que una mujer no podría ser el jefe supremo del ejército en tiempos de guerra.

De lo que se dieron cuenta, tardíamente, es que lo que los demócratas querían escuchar era la palabra "cambio".

Una vez que pierde Iowa, la senadora intenta poner una cara más femenina y menos dura para atraer a los seguidores.

Barack Obama en Washington
Si para ese punto tenemos la mayoría de los delegados que son elegidos por voto popular, algo que es posible, entonces podríamos argumentar que ya estamos en la novena entrada con muchas carreras de ventaja
Barack Obama
Se da incluso el episodio de las lágrimas en Nueva Hampshire. Esta muestra de debilidad sorprendió a todos y muchos comentaron que ni siquiera con el escándalo de Mónica Lewinsky habían visto a la ex primera dama soltar una lágrima.

"Juego sucio"

Hillary ganó en ese estado y comenzó a consolidar la base de su apoyo entre las mujeres, los latinos y los más viejos. Pero esto no fue suficiente para ganarle a Barack Obama.

Durante los meses que se prolongó esta guerra, también se vio la cara "amigable" contra su rival, para luego llamarle sinvergüenza.

En Filadelfia los ataques se intensificaron a tal grado que los electores la acusaron de jugar sucio.

Además de estas facetas, también hubo cambio de estrategas. Una de las primeras víctimas fue Patti Solis Dolyes, quien dejó la campaña tras el supermartes, cuando todos esperaban que estaría definida la carrera.

"Ella era una de las que pensaba que la carrera sería fácil", decían los diarios para explicar la partida de esta hispana, mano derecha de Hillary, que renunció al puesto de jefe de campaña para pasar más tiempo con sus dos hijos pequeños.

Otro cambio en el equipo llegó a principios de abril con la renuncia de Mark Penn, que era el estratega principal de la candidata. El pretexto fue que el asesor apoyaba la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Colombia, cuando la senadora había dicho que estaba en contra de este tipo de acuerdos.

Lo que nunca se modificó -eso lo admiten incluso sus más férreos enemigos- es que Hillary es una luchadora que no se rinde con facilidad. Esta vez tampoco lo hará fácilmente.

En medio de las presiones y de los rumores, las malas lenguas dicen que ahora lo que necesita es una salida honrosa de la carrera por la candidatura.

En otras palabras, necesita "salvar la cara" y por eso se ha comenzado a especular si la candidatura a vicepresidenta sea una buena solución para la senadora, aunque por ahora ninguna campaña quiere admitir que se está negociando en este sentido.



NOTAS RELACIONADAS
Clinton seguirá en campaña
08 05 08 |  Internacional
¿Qué hará ahora Hillary Clinton?
07 05 08 |  Internacional
Obama "contra las cuerdas"
06 05 08 |  Internacional
EE.UU.: choque decisivo en Pensilvania
22 04 08 |  Internacional
Clinton y Obama defienden el aborto
14 04 08 |  Internacional
EE.UU.: Obama se disculpa
13 04 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen