OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 7 de mayo de 2008 - 22:55 GMT
Birmania espera equipo de la ONU
Redacción BBC Mundo

La Organización de Naciones Unidas (ONU) informó que un equipo de evaluaciones del organismo, conformado por cuatro funcionarios, llega este jueves a Birmania, a casi una semana de haber sido afectado por un ciclón.

Una familia que quedó sin hogar en la isla Haing Guy, Birmania
Algunos birmanos han caminado días en busca de ayuda para sus familias.

Tin Win, oficial de la Junta Militar de Birmania, ya asegura que solo en un distrito, el de Labutta, que está ubicado en el delta del río Irrawaddy, pudieron haber muerto unas 80.000 personas.

A pesar de la presión de la comunidad internacional, el gobierno de Birmania ha sido lento a la hora de otorgar visas de ingreso a trabajadores de ayuda humanitaria.

Por ello el jefe de la oficina de asistencia humanitaria de la ONU, John Holmes, afirmó que el gobierno militar birmano debe actuar mucho más rápido.

Por otro lado, el principal diplomático estadounidense en Birmania advierte que la cifra real de fallecidos podría estar cerca de los 100.000 si no se actúa con prontitud.

En medio de una situación "cada vez más horrorosa", crece el "riesgo real" de que se generen focos de epidemias, afirmó la encargada de la embajada de EE.UU. en Birmania, Shari Villarosa.

Comienza a llegar la ayuda
Algunos cargamentos de ayuda ya han partido hacia Rangún, pero la ONU todavía enfrenta trabas.

Ya ha llegado algo de ayuda, pero la ONU sostiene que los organismos humanitarios aún enfrentan grandes trabas.

La junta militar que gobierna el país desde hace 46 años aceptó el ingreso de parte de la ayuda, pero algunas ofertas de asistencia fueron rechazadas, al tiempo que los funcionarios de organismos ayuda extranjeros hacen largas colas para obtener su visado.

En el área más afectada por el embate del Nargis el pasado sábado, el vasto delta del Irrawaddy, los sobrevivientes han caminado durante días entre cadáveres en descomposición, en busca de ayuda.

Están pasando hambre y sed, y han quedado sumamente vulnerables a las enfermedades, pero las carreteras se encuentran bloqueadas y puede que todavía pase tiempo antes de que los alcance la ayuda.

Brotes de epidemia

Una mujer que quedó sin hogar cocina para su familia en Konegyangone
Advierten del riesgo de brotes de dengue, malaria, cólera o disentería.

El último saldo confirmado por las autoridades birmanas situaba las víctimas fatales en 22.464, y estimaba en 41.054 los desaparecidos a consecuencia de los fuertes vientos y la subida de la marea.

Se cree que hasta un millón de personas pueden haber quedado sin hogar tras el desastre, que ha dejado miles de kilómetros cuadrados bajo el agua en el delta del Irrawaddy.

Shari Villarosa, encargada de asuntos diplomáticos estadounidenses en Birmania, dijo que los alimentos y el agua potable escasean en el delta, lo que le llevó a calificar la situación de "cada vez más horrorosa".

El número de muertos podría sobrepasar los 100.000 si las condiciones humanitarias empeoran, dijo Villarosa, citando a una ONG que no quiso nombrar.

Una familia se cobija debajo de una tienda en Dedaye, a 40 km de Rangún
El número de muertos podría sobrepasar los 100.000 si la situación humanitaria empeora.

Informes desde el delta del Irrawaddy relatan que algunos sobrevivientes se han enfrentado a golpes por un poco de agua o algo de comer.

Algunos rompen cocos para beber su leche, mientras otros optan por ingerir peces muertos.

La suma de falta de saneamiento, miles de cadáveres descomponiéndose en el río, y la inundación podría resultar en brotes de enfermedades, advierten los organismos internacionales.

Estos destacan el riesgo de focos de malaria o dengue, males que transmiten los mosquitos, o cólera y disentería, relacionadas con el agua contaminada.

A la puerta

Las autoridades birmanas han sido criticadas tras las denuncias de que se niegan a dar visas a los trabajadores de los organismos humanitarios, y por rechazar algunas ofertas de ayuda, como la estadounidense, que ponía a disposición tres barcos y dos aviones.

Mapa satelital, antes y después del Nargis
Antes y después de la catástrofe: hay miles de kilómetros cuadrados bajo el agua en la costa sur.

La secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, fue la última en alzar la voz al respecto: "Lo que queda es que el gobierno birmano autorice a la comunidad internacional a ayudar a su gente. Es algo simple. No es una cuestión de política", dijo.

Washington prometió US$3 millones en asistencia, indicó la corresponsal de la BBC en Washington, Kim Gattas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, instó al gobierno de Birmania a facilitar el ingreso de los funcionarios internacionales y los cargamentos de ayuda "de todas las formas posibles".

Utilizó un lenguaje fuerte para ser diplomático, señala la corresponsal de la BBC ante la ONU, Laura Trevelyan.

En conferencia de prensa, el director de asistencia humanitaria de la ONU, John Holmes, reconoció que los organismos internacionales enfrentan dificultades para entrar al país.

En camino

Holmes aclaró sin embargo que el gobierno birmano está cooperando y va "en buena dirección".

Un niño ebeb agua de un bidón mientras su familia disfruta de la comida donada
La población necesita con urgencia agua potable, alimentos, frazadas, tiendas y medicamentos.

De paso descartó una sugerencia del canciller francés, Bernard Kouchner, quien propuso al Consejo de Seguridad de la ONU enviar asistencia humanitaria por aire a la fuerza.

Consideró que generaría una "confrontación innecesaria".

Holmes indicó que hasta ahora unos 30 países han ofrecido ayuda por un monto total de US$30 millones, y señaló que el viernes se lanzará un llamado mundial, una vez que se tenga una estimación de los damnificados y el panorama más claro.

Pero ya han partido algunos cargamentos hacia Birmania:

  • La ONU dice que un avión cargado con 25 toneladas de provisiones y un pequeño grupo de socorristas llegará a Birmania en los próximos días.
  • El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha despachado cuatro aviones cargados con provisiones, incluyendo galletas nutritivas.
  • Los medios chinos informan que un avión que despegó de su país con 60 toneladas de ayuda ya ha llegado a Rangún.
  • Aviones tailandeses, indios e indonesios han partido también.
  • El PMA ha comenzado a distribuir sus reservas de alimentos en Rangún y sus alrededores, y la Cruz Roja, con un puñado de voluntario locales y extranjeros ya está trabajando en las zonas afectadas.



NOTAS RELACIONADAS
Birmania autoriza ayuda de la ONU
07 05 08 |  Internacional
En imágenes: La huella de Nargis
06 05 08 |  Internacional
Birmania: los muertos pasan de 22.000
06 05 08 |  Internacional
Birmania: miles de muertos por ciclón
05 05 08 |  Internacional
Washington escéptico frente a Birmania
14 11 07 |  Internacional
Enviado de la ONU llega a Birmania
11 11 07 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen