OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 6 de mayo de 2008 - 10:07 GMT
"Jamás había visto algo así "
Redacción BBC

Barcas de pescadores destruidas por el ciclón Nargis

A pesar del aislamiento de Birmania y de que el ciclón Nargis ha afectado seriamente las comunicaciones, la BBC y otros medios de prensa han logrado recopilar algunos testimonios.

Varias de las personas desearon permanecer en el anonimato.

Residente de Hlaing Thar Yar, cerca de Rangún

Ni una sola casa se salvó. Algunas viviendas quedaron destruidas por completo.

Las autoridades han evacuado a los damnificados hacia centros religiosos.

Hay muy pocos autobuses cubriendo la ruta hacia la ciudad, y los pocos que lo hacen han quintuplicado sus precios.

También se han disparado los precios del hierro corrugado para reemplazar los techos, e incluso de los clavos.

Anciano residente en Rangún

No había visto algo así jamás.

Jens Orback, ex ministro sueco que estaba en Rangún cuando azotó el ciclón

Incluso dentro del hotel no nos podíamos mover por el temor a los cristales que se reventaban. Podíamos ver en el suelo árboles que debían ser centenarios.

No hubo ayuda de las autoridades durante las primeras 10 ó 12 horas. No había presencia de la policía o del ejército en las calles. La gente por su cuenta, armada de sierras, cortaba los árboles.

Irrawaddy, residente de Laputta

Del 75 al 80% de Laputta quedó destruido. Las casas quedaron sin techo y desbaratadas.

En la zona residencial, muchas viviendas quedaron con la estructura expuesta.

Fuera de la localidad, 16 pueblos costeros fueron barridos.

La gente dice que nadie está ayudando.

Mujer de Rangún

No quiero hablar mucho, pero los monjes son los que están recogiendo los escombros.

Vi unos 200 monjes en Kemmedine y la misma cantidad en Sanchaung recogiendo árboles caídos y dirigiendo los trabajos.

La Asociación para el Desarrollo, la Solidaridad y la Unión (milicia progubernamental) hizo acto de presencia, pero nada más.

Shari Villarosa, representante interina de EE.UU. en Rangún

No hay electricidad. Las comunicaciones son muy limitadas. No hay agua en muchas comunidades.

Al mediodía el cielo se despejó y todos salieron y se sorprendieron.

Personas en el complejo donde vivo, que han estado aquí durante 15 años, me dijeron que nunca habían visto algo así.

Hombre en Rangún

Rangún está completamente aislada, sin agua, con las calles bloqueadas. Es difícil moverse; todo se ha vuelto caro.

Las fuentes de agua creo que se secaron. Incluso si usamos nuestros propios medios de bombeo no logramos extraer agua de la red de suministro. No podemos siquiera ducharnos.

Amit Singh, quien estuvo en Rangún cuando azotó el ciclón

Toda la periferia estaba inundada, incluso la ciudad. Árboles caídos en las vías; cristales desbaratados.

Vimos casas sin techo, postes eléctricos derribados. Todos los servicios están interrumpidos.



NOTAS RELACIONADAS
Birmania: miles de muertos por ciclón
05 05 08 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen