OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 6 de mayo de 2008 - 11:38 GMT
Prueba de fuego para junta militar
Kate McGeown
Editora Asia-Pacífico BBC

Dos niños birmanos acarrean agua en Yangón
Cientos de miles necesitan agua y techo.

Hasta el sábado pasado, la opinión común entre los birmanos era que las cosas no podían empeorar.

El país seguía hundiéndose cada vez más en la pobreza, y luego de que las protestas antigubernamentales fueran brutalmente aplastadas el año pasado, las perspectivas del fin de la junta militar aparecían cada vez más remotas.

Incluso el referendo planificado por el gobierno para aprobar una largamente esperada Constitución este 10 de mayo no sonaba muy promisorio, con las acusaciones de fraude e intimidación desbaratando la versión gubernamental de que sería un paso hacia la democracia.

Pero nadie podía predecir que al pueblo birmano le esperaba otro golpe, esta vez proveniente de las fuerzas de la naturaleza.

De acuerdo a los últimos estimados oficiales, más de 15.000 personas habrían muerto a causa del ciclón que devastó grandes franjas de tierra en el sur este sábado, incluyendo la nueva capital, Yangón.

Se cree que cientos de miles de personas están necesitadas de techo y agua potable.

 Miles sin casa

Más allá de lo que opinen de sus líderes, en este momento los birmanos necesitan desesperadamente su ayuda.

Y para un gobierno que se encuentra bajo la intensa presión de la comunidad internacional para reformar y justificar su aferramiento al poder, lidiar con un desastre de esta magnitud es una prueba crucial.

"Están ahí parados"

Las primeras señales muestran que la junta militar no lo está haciendo bien.

Soldados birmanos cortando un árbol
Versiones apuntan a que la ayuda militar no está llegando a las zonas más necesitadas.

Los pocos civiles que han sido capaces de salir del país tras el desastre hablan de una respuesta lenta e inadecuada.

"La USDA (el brazo civil de la junta militar) se hizo presente, pero realmente no han hecho nada, solo están ahí parados", le dijo una mujer a la BBC.

El ex ministro sueco Jens Orback, quien se encontraba en Yangón durante el paso del ciclón, dijo que no hubo respuesta de las autoridades "en las primeras 10 ó 12 horas".

"No había ni policía ni militares en las calles y la gente cortaba los árboles por su cuenta con sus propios serruchos" añadió.

La televisión estatal mostró imágenes de soldados despejando las vías, pero según Aung Saw, editor de Irrawady, un periódico birmano en el exilio, en realidad muchas áreas necesitan todavía recibir algún tipo de ayuda por parte de los militares.

"Los soldados solamente están ayudando a la gente que vive cerca de los edificios militares, pero el centro de Yangón parece un pueblo fantasma", dijo Aung.

Ayuda internacional

Ahora la escala del desastre es más evidente. Las autoridades elevaron el número estimado de muertes de 350 a 15.000, y el gobierno finalmente admitió que no puede afrontar la situación sin ayuda.

Imágenes satelitales de Birmania
Los estados del sur de Birmania son los más afectados por el ciclón.

En las últimas horas del lunes las Naciones Unidas confirmaron que Birmania aceptó la asistencia internacional.

A varias agencias de ayuda, como el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, ya se les ha permitido el acceso a las áreas afectadas para llevar provisiones en los próximos días.

La comunidad internacional estará vigilante ante las restricciones que pudiera poner el gobierno durante la distribución de la ayuda.

El estado de Arakan en el suroeste, que bordea con el delta del Irrawady, y el estado de Karen en el este, han estado vetados a los extranjeros por años, en medio de versiones de miseria extrema y represión contra las minorías étnicas.

Sin duda habrá una intensa presión internacional para permitir el ingreso de vituallas a estas zonas lo más pronto posible.

¿Aplazar el voto?

La mirada internacional ya estaba puesta en Birmania antes de la llegada del ciclón.

Protesta de monjes budistas en septiembre de 2007
En septiembre de 2007 los monjes budistas realizaron protestas masivas contra el gobierno .

Tras la represión ejercida contra los monjes budistas y los manifestantes antigubernamentales en septiembre, se ha producido una constante corriente de llamados por parte de los gobiernos occidentales urgiendo a Birmania para que se mueva hacia la democracia.

Tras 15 años en el poder, el general Than Shwe recientemente anunció que un nuevo borrador de la constitución estaba listo para ser aprobado en un referendo, y que esto abriría el camino para las elecciones democráticas en 2010.

La fecha del referendo estaba prevista para el 10 de mayo y para sorpresa de muchos analistas el gobierno no ha dado muestras de posponer las votaciones a causa del ciclón.

De hecho, de acuerdo al periódico oficial de Birmania, el New Light of Myanmar (Nueva Luz de Birmania), "todo el pueblo está ansioso" por la consulta.

Than Shwe
La junta militar birmana se encuentra bajo presión para regresar al sistema democrático.

Aung Naing Oo, un analista birmano basado en Tailandia, cree que el gobierno probablemente quiere continuar con el referendo porque un aplazamiento le daría más tiempo a la oposición para lograr apoyo en su campaña por el "no".

Sin embargo Aung Saw, de Irrawady, cree que celebrar la consulta como estaba planeado podría resultar una mala idea para el gobierno militar, dado el nivel de molestia pública que existe por el manejo del desastre natural.

Lo cierto es que en este momento, la gente que vive en el sur de Birmania probablemente no esté interesada en el referendo.

Aunque indudablemente hay un deseo de cambio político, demostrado en las manifestaciones del pasado septiembre, actualmente hay una necesidad mucho más urgente: la supervivencia básica.



NOTAS RELACIONADAS
Washington escéptico frente a Birmania
14 11 07 |  Internacional
Enviado de la ONU llega a Birmania
11 11 07 |  Internacional
San Suu Kyi se reúne con su partido
09 11 07 |  Internacional
El enviado de la ONU visita Birmania
03 11 07 |  Internacional

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen