OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 25 de abril de 2008 - 21:48 GMT
La oposición francesa huele sangre
Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy
BBC, París

Cuando un presidente asume el inusual gesto de admitir errores propios, sus opositores pueden reaccionar con aplausos, o cargar en su contra. Al francés Nicolas Sarkozy le toca vivir en carne propia el segundo escenario.

El periodista Patrick Poivre y el presidente Nicolas Sarkozy, AP

Sarkozy concedió frente a las cámaras de televisión que cometió "errores" durante su primer año como presidente, en el que su popularidad se ha derrumbado.

Pero la oposición francesa, lejos de calmarse con ese comentario, parece haber olfateado sangre.

Mientras dirigentes socialistas lanzaron una serie de ataques contra Sarkozy este viernes, los sindicatos anunciaron una jornada de protestas para mayo.

Esta ofensiva opositora y la promesa de Sarkozy de avanzar con su plan de reformas estructurales auguran un calentamiento del clima político francés en las próximas semanas.

Nicolas Sarkozy, AP
Los socialistas criticaron a Sarkozy, y los sindicatos anunciaron una jornada de protestas.

"Sarkozy reconoció errores dentro de un cambio de estilo, una presentación más modesta y moderada, pero por otro lado ha confirmado las reformas que tiene programadas", explicó Federico Vacas, director de estudios de la encuestadora IPSOS Francia.

"Las críticas de la oposición en ese sentido no pueden volverse más moderadas, sino más fuertes", agregó Vacas.

"Errores"

Sarkozy formuló sus comentarios el jueves durante una entrevista en vivo con cinco periodistas desde el Palacio del Elíseo, que fue vista como un esfuerzo para revertir la caída de su popularidad.

"Por supuesto que he cometido errores", dijo Sarkozy durante la entrevista que fue seguida por 11,7 millones de personas, menos que anteriores apariciones televisivas del mandatario conservador.

Comentó que en Francia "siempre hay alguna razón para estar en desacuerdo" pero aseguró que en una coyuntura internacional de dificultades económicas "hay aún más razones para acelerar las reformas".

Encuestas recientes señalan que apenas 28% de los franceses aprueban la gestión de Sarkozy un año después de haber sido electo.

Protesta de trabajadores franceses,  AFP
Sarkozy dijo que por la coyuntura internacional económica hay que acelerar las reformas.

Según diversos analistas, una de las causas del derrumbe en la popularidad de Sarkozy es la publicidad que tuvo su romance y sus viajes con la ex modelo Carla Bruni, quien es ahora su esposa, mientras aumentan los desafíos económicos de Francia.

En la entrevista televisiva del jueves, Sarkozy evitó responder preguntas sobre su vida personal y se limitó a decir que "todo parece haber vuelto al orden".

Pierre Giacometti, de la consultora política Giacometti & Peron, que asesora a la Presidencia francesa, dijo que las declaraciones de Sarkozy buscaron "mostrar firmeza en reformas complicadas", como las restricciones de personal en el sistema educativo.

"Lo más importante era clarificar su estrategia en sus propias filas" y demostrar "comprensión ante la inquietud de los franceses" por la situación económica y las reformas, agregó Giacometti en diálogo con BBC Mundo.

Reacciones

Ségolène Royal, AFP
Ségolène Royal dijo que Sarkozy trató de justificar los problemas de Francia a factores externos.

Las declaraciones de Sarkozy fueron ponderadas por empresarios franceses pero criticadas por la izquierda.

La presidenta de la asociación empresarial MEDEF, Laurence Parisot, dijo que Sarkozy mostró una "gran voluntad" de reformas, aunque ha fallado en explicar que los cambios requieren tiempo.

En cambio, la ex candidata socialista Ségolène Royal dijo que Sarkozy intentó atribuir los problemas de Francia a factores externos y afirmó que esa es una actitud "deshonesta".

Además, Royal admitió que se prepara para volver a competir por la presidencia de Francia en las elecciones de 2012.

Uno de los principales adversarios que tiene Royal para liderar el Partido Socialista, el alcalde de París, Bertrand Delanoë, afirmó que Sarkozy buscó "explicar su propia impotencia" a los franceses.

Huelgas y protestas

Algunos líderes laborales también cargaron contra Sarkozy.

Este mismo viernes, cinco organizaciones sindicales anunciaron que el 15 de mayo habrá huelgas o manifestaciones de funcionarios públicos contra la eliminación de puestos de empleo que prevé Sarkozy.

Esta protesta coincide con la programada por 18 gremios de docentes y liceales contra la política presupuestaria y educativa del gobierno.

Según Vacas, de IPSOS Francia, si los franceses siguen sin percibir una mejora en su poder adquisitivo, una promesa electoral de Sarkozy, "el nivel de contestación puede aumentar y lo estamos viendo en el sector público".



NOTAS RELACIONADAS
Francia: huelga de indocumentados
23 04 08 |  Internacional
Sarkozy al "rescate" de los suburbios
08 02 08 |  Internacional
Francia evalúa impacto de disturbios
28 11 07 |  Internacional
Política y ADN: coctel a la francesa
04 10 07 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen