OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 22 de abril de 2008 - 05:28 GMT
Crucial primaria demócrata
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
Enviada especial de BBC Mundo a Pensilvania

Hillary Clinton y Barack Obama
En los últimos días, los ataques personales pasaron a ocupar el espacio de las propuestas políticas.

"Será un día muy emocionante", sentenció Kate Duguid, una estudiante de 20 años que vive en Filadelfia, al hablar sobre la jornada electoral que se vive este martes en el estado de Pensilvania.

"Nunca hemos tenido candidatos tan especiales en una primaria del Partido Demócrata y además estoy segura que mi voto cuenta", señaló Duguid, que se decidió a último minuto por Barack Obama, aunque también le gusta mucho Hillary Clinton.

 ¿Qué prefiere Pensilvania?

No se trata sólo de los candidatos, la primera mujer y el primer negro que pueden llegar a ser presidente de Estados Unidos, sino también de la gran lucha que existe entre ellos.

158 delegados en juego

Con un total de 158 delegados en juego, ésta es la primera vez que Pensilvania juega un papel crucial en las primarias. En años anteriores, para estas fechas los demócratas ya tenían un candidato definido.

Al otro lado del estado, en Pittsburgh, Ken Brown también está emocionado. A diferencia de Duguid, él es un jubilado de 59 años de edad.

"Hace meses que me decidí por Obama porque él significa cambio, no como Hillary que representa la continuidad de las mismas familias, las mismas dinastías", explicó a BBC Mundo.

Brown, sin embargo, es una excepción. Tal como ocurrió en otros estados, los resultados señalan que los jóvenes prefieren a Obama, mientras las generaciones mayores prefieren a Clinton.

"Imagínense si son una pareja de 55 años, están cenando mirando la televisión y en eso sale Obama diciendo que el momento de la nueva generación ha llegado. La verdad es que no es un mensaje que atrae a todos", señaló el profesor Terri Madonna, del Franklin and Marshall College en Lancaster.

Cuestión "demográfica"

La diferencia no se trata sólo de edad, sino también de color de piel. Los negros prefieren a Obama, mientras que los latinos apoyan a Clinton. Es también cuestión de sexo: las mujeres apoyan en su mayoría a la ex primera dama, mientras que los hombres confían más en el senador por Illinois.

Michelle y Barack Obama en Pensilvania el 21 de abril
Es la primera vez que Pensilvania juega un papel crucial en las primarias demócratas.

Con una preponderancia de voto blanco, femenino, de más edad y con menores ingresos, Pensilvania se presenta mucho más favorable para la candidatura de Clinton.

"Es cuestión de demografía. Analizamos cuántos blancos, católicos y viejos hay en el estado y se puede prever quién ganará. Antes había sorpresas, pero ahora hay poca flexibilidad. Imagínate como si la arteria se fuera llenando de colesterol", explicó el profesor de política.

Pero, el senador por Illinois mantiene una ventaja en el número total de estados ganados y de delegados. De acuerdo con las últimas estimaciones de la agencia de noticias AP, Obama tiene 1.646 delegados, mientras que Clinton cuenta con 1.508.

Tomando en cuenta el número de estados que aún no votaron, es imposible que ninguno logre los 2.024 delegados necesarios para llevarse la candidatura oficial. Por eso, todo dependerá de los superdelegados, que tomarán su decisión en la Convención Nacional del partido en agosto.

Dinero recaudado

"Lo importante es por cuánto ganará la senadora; con una diferencia de 10 puntos por encima de Obama, la senadora podrá seguir la carrera, pero si está por debajo de los 5 puntos, entonces habrá presiones para que se retire y no divida más al partido", señaló Abraham Amoros, director ejecutivo del Partido Demócrata en Pensilvania.

Hillary es una luchadora. Ella quiere seguir la carrera hasta el final y sabemos que los Clinton no toman un no como respuesta
Abraham Amoros

Según el sitio de internet Realpolitics.com, las encuestas le dan a Clinton una ventaja promedio de 5,4 puntos. Hace siete semanas, la diferencia superaba los 15 puntos.

"Hillary es una luchadora. Ella quiere seguir la carrera hasta el final y sabemos que los Clinton no toman un no como respuesta. El problema, sin embargo, es que se quede sin dinero y entonces tendrá que darse cuenta que no puede seguir", explicó Amoros.

Las últimas cifras presentadas a la Comisión Federal de Elecciones indican que la ex primera dama llega a las primarias de Pensilvania en una difícil situación financiera.

Su campaña reunió US$20 millones en marzo pero, tras pagar lo que debía, sólo le quedaron US$8 millones en efectivo a comienzos de abril.

Aún así, tiene deudas acumuladas por el valor de US$10,3 millones, lo que será un obstáculo para seguir en carrera a menos que consiga más fondos.

Desesperación

Obama, por su parte, consiguió US$41 millones en donativos tan sólo en marzo y no tiene deudas.

La desesperación de ambos candidatos por ganar en Pensilvania fue muy notoria en los últimos días, cuando los ataques personales pasaron a ocupar el espacio de propuestas políticas. Tanto en radio como en televisión, los equipos de ambas campañas se calificaron mutuamente de todo lo que pudieron, desde arrogantes hasta de incompetentes y mentirosos.

Al ver el tono virulento de la campaña en el Partido Demócrata, los republicanos no pueden dejar de sonreír.

"Están haciendo el trabajo por nosotros", dijo con picardía el director ejecutivo del Partido Republicano en Pensilvania, Luke Bernstein.

Ésta es la gran preocupación de los activistas demócratas, ya que mientras la lucha entre ellos no tiene cuartel, el virtual candidato de los republicanos, John McCain, se fortalece para la contienda final en noviembre.



NOTAS RELACIONADAS
Campaña demócrata: ¿jornada crucial?
21 04 08 |  Internacional
Clinton y Obama defienden el aborto
14 04 08 |  Internacional
EE.UU.: Obama se disculpa
13 04 08 |  Internacional
Elton John: millones para H. Clinton
10 04 08 |  Cultura y Sociedad
Elton John contra el SIDA
18 06 07 |  Cultura y Sociedad
Elton John celebró a lo grande sus 60
26 03 07 |  Cultura y Sociedad
En imágenes: Elton John
26 03 07 |  Imágenes

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen