OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 11 de abril de 2008 - 14:33 GMT
Bush y el futuro de Irak
Nick Childs
BBC

George W. Bush, presidente de EE.UU.
Bush anunció el jueves la suspensión de la retirada de las tropas de EE.UU.

Representantes del partido Demócrata, en Estados Unidos, acusaron al mandatario de este país, George W. Bush, de postergar decisiones difíciles sobre el futuro de Irak hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre.

El episodio regresa el debate sobre la situación iraquí al foro político estadounidense, en una semana en que el tema se discutió arduamente en el Congreso.

Al frenar nuevos retiros, Bush básicamente respaldó las recomendaciones del encargado de las operaciones de EE.UU. en Irak, el General David Petraeus, que consisten en suspender la anunciada retirada de las tropas para después de julio para más bien evaluar la situación.

El número de efectivos estadounidenses se incrementó el año pasado y tiene previsto regresar a una cifra de 140.000 soldados el próximo mes de julio.

Inicialmente Washington estimaba efectuar recortes adicionales, pero el secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, reveló que ya no se reduciría antes de fin de año el número de tropas a niveles de 100.000 efectivos.

Seguidores del clérigo chiíta Moqtada al-Sadr en Bagdad.
Seguidores del clérigo chiíta Moqtada al-Sadr celebran tras un ataque de la insurgencia iraquí contra tropas de EE.UU.
Decisiones difíciles

Bush asegura que su estrategia de frenar los recortes en el despliegue militar en Irak se debe a que vuelven a surgir perspectivas de éxito de la misión en el país árabe.

Sin embargo, sus críticos alegan que más bien está eludiendo las decisiones difíciles, y que el compromiso de EE.UU. con Irak sigue poco claro.

Ahora en el Congreso, seguramente, se reanudarán los debates parlamentarios acerca del costo que implica tener tropas en Irak, y sobre los planes de la Casa Blanca de llegar a un acuerdo con las autoridades iraquíes.

Sin embargo, a pesar de que hay una corriente de Republicanos que pudiera romper filas en las votaciones, es probable que los Demócratas aún no tengan suficiente fortaleza en el legislativo para lograr forzar verdaderos cambios en la política del gobierno.

Mientras, a medida que se acercan las elecciones presidenciales en EE.UU., la importancia del tema iraquí en la campaña dependerá en gran medida de lo que ocurra en el país árabe.

Es decir, no se sabe con certeza.

Por ello, es que quienes se oponen a Bush aseguran que la Casa Blanca no tiene claro lo que realmente podría considerarse como un éxito en los próximos meses.

Especialmente, ante la posibilidad de una intensificación de los combates por el poder entre los grupos chiitas iraquíes.



NOTAS RELACIONADAS
Aniversario con toque de queda
09 04 08 |  Internacional
Bush detiene retiro de tropas
10 04 08 |  Internacional
El laberinto de Irak
09 04 08 |  Internacional
Petraeus defiende progreso en Irak
08 04 08 |  Internacional
En Irak todo se posterga
08 04 08 |  Internacional
Petraeus ante el Senado
08 04 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen