OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 3 de abril de 2008 - 09:49 GMT
Obama corteja a Al Gore
Redacción BBC Mundo

Barack Obama, candidato presidencial demócrata
El abogado de Harvard promete distanciarse de la política climática del gobierno de Bush.
El candidato demócrata estadounidense Barack Obama quiere que Al Gore, el Premio Nobel de la Paz abanderado contra el cambio climático, se sume a su equipo de gobierno.

Su tarea en un eventual gabinete del senador por Illinois consistiría en liderar la adhesión de Estados Unidos a la campaña de reducción de gases que provocan el efecto invernadero.

Obama reconoció que le pediría su respaldo en una conferencia el miércoles por la noche en Pensilvania, el estado donde se librará la próxima batalla electoral demócrata, considerada crucial de cara a la nominación del candidato definitivo del partido para los comicios de noviembre.

"Asumiré el compromiso de que Al Gore esté en la mesa y desempeñe un papel fundamental en la determinación de la forma en que enfrentamos este problema", dijo Obama.

El cambio climático es real. Es algo con que debemos lidiar ahora
Barack Obama

Así, el abogado de Harvard promete distanciarse de la política que ha asumido el gobierno de George W. Bush respecto al calentamiento global, una política que ha sido criticada por dejar al libre albedrío el compromiso ecológico de las grandes industrias.

En la contienda electoral de 2000 Gore disputó la presidencia con George W. Bush. Finalmente resultó derrotado, luego de un controvertido recuento de votos en el estado de Florida y una decisión de la Corte Suprema.

Disputado
Al Gore, premio Nobel de la Paz
Tanto Obama como Clinton quieren ganarse al premio Nobel para su propia causa.

Tras el protagonismo mediático que adquirió Gore con su documental Una verdad inconveniente -que le valió un Oscar -, y más tarde con el Nobel-, el político demócrata devenido en paladín de la lucha ecológica se ha mantenido al margen de la campaña electoral.

Tanto el equipo de Obama como el de su rival, la ex primera dama Hillary Clinton, han intentado ganarlo para su "causa" en varias oportunidades.

Gore, que reconoció que lo llaman por teléfono seguido, ha evitado manifestarse a favor de uno u otro, a pesar de que fue vicepresidente de Bill Clinton.

El primer paso en público lo ha dado Obama.

"(Gore) es alguien con quien hablo regularmente. El cambio climático es real. Es algo con que debemos lidiar ahora", dijo el precandidato.

Primero, la opinión pública

Su respaldo sería sustantivo, ya que Gore es uno de los superdelegados de mayor influencia en el Partido Demócrata, y jugará un rol fundamental en la elección entre Clinton y Obama.

La Ópera de Sydney a oscuras durante la Hora del Planeta
Estados Unidos se ha mantenido al margen de los convenios firmados para frenar el calentamiento.

En estos momentos Clinton cuenta con 1.497 delegados y Obama con 1.628, pero ambos están lejos de los 2.025 que necesitan para hacerse con la nominación. Todo indica que la decisión final estará en manos de los superdelegados.

Sin embargo, en estos días Gore parece más interesado en los ciudadanos corrientes que en los políticos.

El domingo lanzó una campaña de concienciación sobre el calentamiento global que costará US$300 millones, y le supusieron el desembolso del dinero del Oscar y el Nobel, de acuerdo al diario The Washington Post.

"Esta crisis climática está tan entrelazada con hábitos que los políticos se mostrarán tímidos a la hora de realizar los audaces cambios necesarios, hasta que no haya un cambio en el sentido de urgencia en la opinión pública", dijo Gore al Post.

La campaña incluirá anuncios televisivos y una página en Internet.

Por ahora, la pregunta del millón es, ¿a quién apoyará Al Gore?



NOTAS RELACIONADAS
Bali: EE.UU. se suma al consenso
15 12 07 |  Ciencia y Tecnología
Por favor, decídanse
01 04 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen