OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 1 de abril de 2008 - 11:56 GMT
OTAN en la batalla por el Este
Redacción BBC Mundo

Valla anuncia la cumbre de la OTAN en Bucarest
La ampliación sigue dividiendo a la alianza en vísperas de la cumbre en la capital rumana.

Mientras la OTAN combate en Afganistán, dentro de la organización atlántica se lucha con otras armas y en otros frentes de batalla: la expansión hacia los países del Este de Europa y la superación de sus propias tensiones internas.

Los viejos temores rusos de una expansión de la OTAN hacia su antiguo bloque de influencia resurgieron con la actual visita que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, realiza a Ucrania, especialmente tras el apoyo explícito dado por el mandatario a la incorporación de ucranianos y georgianos.

A pesar de las aseveraciones de la OTAN de que la ampliación no va contra Rusia, el Kremlin considera una afrenta que sus antiguos aliados entren a formar parte de una organización fundada en 1949 para proteger a los países occidentales de Moscú.

Por el contrario, los dirigentes de Ucrania y Georgia han manifestado que la entrada en el bloque constituye un medio de estabilizar sus democracia emergentes y de reforzar los nexos con occidente.

Sin ponerse de acuerdo

De ahí que uno de los temas de la agenda de la cumbre de la OTAN que comienza este miércoles en Bucarest es si se concede a Ucrania y Georgia el estatuto de candidato al ingreso en la alianza, con lo cual podrían seguir el camino de Polonia, República Checa y Hungría.

El presidente de EE.UU., George W. Bush junto a su homólogo ucraniano, Viktor Yushchenko
Alfombra roja para Bush en Kiev... pero no en las calles.

Igualmente se espera una invitación de adhesión a Macedonia, Albania y Croacia.

Pero no sólo Rusia se opone al ingreso de las ex repúblicas soviéticas. La misma OTAN parece estar bien lejos del consenso.

Francia, por ejemplo, se opone al ingreso de Ucrania y Georgia porque, según palabras del primer ministro François Fillon, podría dañar "el equilibrio de las relaciones de poder en Europa y entre Europa y Rusia.

Alemania, en particular, ha mostrado preocupación sobre desairar a Rusia, con sus reservas cruciales de energía, cuando los rusos atraviesan un período de transición presidencial.

Grecia, por su parte, amenazó con vetar el ingreso de Macedonia si antes no cambia su nombre, que coincide con el de una de sus provincias, preocupada por eventuales reivindicaciones territoriales.

¿Debilidad atlántica?

No sólo el tema de la ampliación divide a la alianza. También la batalla política interna en cuanto a Afganistán ha creado tensiones y generado interrogantes sobre el propósito de la organización.

Protestas contra Bush en Kiev
Muchos ucranianos se oponen a un eventual ingreso en la OTAN.
Algunos analistas hablan de dos bandos, con algunos aliados, especialmente EE.UU. Reino Unido y canadienses, dispuestos de combatir, y otros no tanto.

Entre estos últimos figuran los holandeses junto con los italianos y los alemanes, aunque incluso los canadienses dijeron que permanecerán en Afganistán sólo si otros aliados contribuyen con el envío de más tropas.

En medio de este panorama llegó el ofrecimiento de Francia cuyo presidente, Nicolás Sarkozy, acaba de prometer el envío de personal militar, lo cual podría mantener a los canadienses en Afganistán y aliviar la presión sobre los soldados estadounidenses.

Es debido a todas estas contradicciones que muchos observadores señalan la necesidad de que la OTAN redefina su papel, como ya lo tuvo que hacer tras el colapso del comunismo, con vistas a la cumbre de 2009 cuando la alianza llega a su sexagésimo aniversario.



NOTAS RELACIONADAS
Francia: "más apoyo" a Afganistán
27 03 08 |  Internacional
El nombre Macedonia
06 03 08 |  Internacional
OTAN cierra frontera de Kosovo
20 02 08 |  Internacional
Los dilemas de la OTAN
24 10 07 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen