OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 25 de marzo de 2008 - 19:54 GMT
Sarkozy evalúa boicot olímpico
Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy
Francia

Nicolas Sarkozy en Tarbes, Francia, el 25 de marzo
Sarkozy pidió otra vez un diálogo entre China y el Dalai Lama.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció públicamente la posibilidad de que su país participe de un boicot a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto.

"Todas las opciones están abiertas", dijo Sarkozy al ser consultado sobre un eventual un boicot a las Olimpiadas debido a la reacción de China durante las manifestaciones de independentistas tibetanos.

El presidente apeló "a la responsabilidad" de Pekín en el asunto, reclamó diálogo y sostuvo que medirá su respuesta "en función de la que den las autoridades chinas".

Funcionarios del Elíseo precisaron luego que Sarkozy aludía en concreto a un eventual boicot de la ceremonia inaugural de las Olimpiadas el 8 de agosto, pero no a la totalidad de los Juegos.

Los comentarios de Sarkozy contrastan con su objetivo declarado de mejorar las relaciones de Francia con China, y ocurren en medio de un creciente descontento de los franceses con la situación de los derechos humanos en el país asiático.

"Advertencia positiva"

Hasta esta semana, Sarkozy había tenido un perfil bajo sobre los incidentes en Tíbet, cuyo gobierno en el exilio estima que han causado 140 muertes en las últimas dos semanas, mientras China asegura que fueron 20.

Manifestantes en Grecia el 24 de marzo
Manifestantes interrumpieron la ceremonia del encendido de la antorcha olímpica en Grecia.

Esa actitud cauta de las autoridades francesas había sido criticada por la oposición socialista, que el fin de semana reclamó actuar "aquí y ahora" ante la represión en Tíbet.

El lunes, la prensa francesa publicó dos encuestas que señalan que una mayoría de franceses (entre el 53% y el 54%) aprobaría un boicot contra la ceremonia inaugural de los juegos.

La idea de que jefes de Estado y de gobierno eviten asistir a la apertura de los juegos fue impulsada por Reporteros Sin Fronteras (RSF), una organización internacional defensora de la libertad de expresión con sede en París.

El director para Asia de RSF, Vincent Brossel, dijo a BBC Mundo que la convocatoria se debe a que "después de todas las promesas de 2001 del gobierno chino, no hubo avances concretos en la situación de los derechos humanos" en el país.

Brossel agregó que la advertencia de Sarkozy a China "es positiva". Destacó que en agosto, cuando se realicen los Juegos Olímpicos, el jefe de Estado francés será también "presidente de la Unión Europea", lo que le daría un peso especial a un eventual boicot.

Malestar creciente

Este martes surgieron otras señales de descontento francés con la situación en Tíbet y China en general. El canciller francés, Bernard Kouchner, afirmó que la represión en Tíbet "no es tolerable".

Alain Bernard
(El boicot) enviaría una señal fuerte a los políticos
Alain Bernard, nadador francés

En tanto, el nadador estrella de Francia, Alain Bernard, se mostró públicamente inclinado a sumarse al boicot. "Eso enviaría una señal fuerte a los políticos", comentó Bernard, plumarquista en 50 y 100 metros.

Mientras tanto, la televisión pública francesa indicó que podría boicotear la cobertura de las Olimpiadas si en Pekín se establecían censuras a eventuales protestas que ocurran en el transcurso de las competencias.

Este mismo martes se reveló que el líder espiritual tibetano, Dalai Lama, estará en Francia durante las Olimpiadas.

Cualquier apoyo o reconocimiento oficial de un país al Dalai Lama es visto con recelo por el gobierno chino, que ha acusado al líder religioso de estar detrás de las revueltas en Tíbet y de tomar los Juegos Olímpicos cono "rehenes".

"Presión"

Sarkozy realizó una visita a China en noviembre, seis meses después de asumir el poder. En esa ocasión, se reunió con su homólogo Hu Jintao y expresó su deseo de incrementar la cooperación bilateral entre París y Pekín.

El lunes, el Eliseo informó en un comunicado que Sarkozy había enviado un mensaje a Jintao para pedirle "moderación" y el "fin de la violencia mediante el diálogo en Tíbet".

Según Jean-Jacques Kourliandsky, analista del instituto francés de Relaciones Internacionales y Estratégicas, el "casi silencio" inicial de Sarkozy sobre Tíbet se debió a su interés por mejorar los vínculos bilaterales.

"Pero cambió de opinión porque hay una movilización muy fuerte de la opinión publica y la prensa francesa sobre este tema", dijo Kourliandsky en diálogo con BBC Mundo.

Consultado sobre si Sarkozy puede llegar a boicotear finalmente la apertura de los Juego de Pekín, Kourliandsky comentó: "Eso depende de la presión de la opinión pública francesa; si se mantiene, sí, si no se mantiene, no".



NOTAS RELACIONADAS
COI: "nadie ha pedido boicot"
18 03 08 |  Deportes
Estadios Olímpicos Pekín 2008
28 12 07 |  Imágenes
Galería de Estadios Olímpicos
07 11 07 |  Imágenes

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen