Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 15 de marzo de 2008 - 20:45 GMT
Exilio: "Al menos 30 muertos en Tibet"
Redacción, BBC Mundo

Tanques y soldados en Lhasa (Reuters 15/3/2008)
Lhasa se encuentra sitiada por fuerzas militares.

Pekín dio plazo hasta el lunes para poner fin a las protestas pro independentistas en Lhasa, la capital de Tibet, al tiempo que confirmó que durante los incidentes de este viernes murieron diez personas "calcinadas". Aunque, el gobierno tibetano en el exilio habla de, al menos, 30 manifestantes muertos.

Según un despacho de la agencia oficial china Xinhua, la oficina de asuntos exteriores tibetana informó que "ninguna de las víctimas es de nacionalidad extranjera" y que se trata en mayor parte de empleados comerciales y hombres de negocios.

Pero el gobierno tibetano en el exilio dijo a la agencia de noticias Efe, que dispone de "informes no confirmados" señalando que serían en realidad unas cien personas las que murieron en los disturbios de Lhasa y otros puntos de la disputada región.

Los exiliados tibetanos, radicados en India, han exhortado a la Organización de las Naciones Unidas a intervenir e investigar lo que han calificado como abusos a los derechos humanos en China.

En tanto, las autoridades chinas que controlan Tibet, dieron plazo hasta el lunes a la medianoche para que finalicen las protestas, prometiendo "indulgencia a los que depongan su actitud".

Los peores en 20 años

Monjes manifestándose en Lhasa (imagen: testigo John) 11/03
Los monjes han estado protestando desde comienzos de semana.
Lhasa sigue este sábado en estado de sitio con cientos de soldados y vehículos blindados desplazados en diferentes puntos de la ciudad.

Desde allí, el periodista británico James Miles, comentó a la BBC que los choques que se observan esta mañana no tienen la misma magnitud de la violencia que llegó a vivirse en la víspera.

La policía sólo arroja ocasionalmente granadas de gas, pero hasta el momento no lanzó ningún ataque de choque contra los rebeldes, dijo. De todos modos, las autoridades chinas cerraron las fronteras a todo extranjero que intente ingresar al Tibet.

Los disturbios, que comenzaron el lunes, han sido descritos como los mayores y más violentos contra la presencia china en la región autónoma en casi 20 años.

Este viernes, los manifestantes incendiaron edificios y vehículos en el barrio antiguo de la ciudad, mientras perseguían a comerciantes chinos y saqueaban o destruían sus tiendas.

"Nosotros no disparamos", dijo el presidente del Gobierno Regional Autónomo de Tibet, Qiangba Puncog, informó Xinhua.

Dalai Lama

Dalai Lama
El Dalai Lama pidió a ambas partes que se abstengan de la violencia.
De hecho, el estallido de violencia marcó el punto más álgido de las protestas que cientos de monjes budistas comenzaron el 10 de marzo recordando el aniversario de la rebelión tibetana contra Pekín en 1959.

Tibet había sido invadido y ocupado por China nueve años antes, pero el ejército chino aplastó esa rebelión y provocó la huida al exilio de Dalai Lama, quien en la actualidad vive en India.

Junto a él salieron otros 100.000 tibetanos, mientras la fallida revuelta se cobró más de 10.000 vidas.

Otro intento insurgente se repitió 30 años más tarde, en 1989. Comenzó también un 10 de marzo y aunque el número de víctimas fue de algunas decenas, el gobierno chino declaró la ley marcial en Tibet por más de un año.

Las autoridades chinas responsabilizan por esta nueva revuelta a los que la agencia Xinhua calificó de "La camarilla del Dalai", algo que negó un portavoz del líder espiritual del budismo tibetano.

Reacciones

Disturbios en Lhasa  (14/03/08)
Centros comerciales, viviendas y vehículos fueron destruidos durante las protestas.
"La lucha, el saqueo, los incendios... estas acciones destruyen la estabilidad de la sociedad. Estos eventos se parte de una conspiración organizada y planificada", dijo a los periodistas el presidente de la Región Autónoma de Tibet, Champa Phunstok, quien cuenta con el respaldo de Pekín.

Agregó que sus fuerzas "no abrieron fuego", pero al mismo tiempo prometió "tomar acciones, de acuerdo con la ley, contra estos delincuentes que participan de estas actividades separatistas".

Los incidentes de Lhasa, provocaron una serie de críticas y reacciones fuera del Tíbet.

Así, Taiwán condenó a China por lo que llamó "represión militar y violación a los derechos humanos", algo que -dijo- demuestra que Pekín "no utiliza medios pacíficos para resolver sus disputas".

Mientras tanto, decenas de tibetanos en el exilio fueron detenidos en Nueva Delhi, India, cuando participaban por segundo día de una manifestación frente a la embajada china.

Otra protesta similar tuvo lugar en Australia, donde la policía antimotines usó bastones y gas pimienta para disolver una manifestación frente al consulado chino en Sidney.



NOTAS RELACIONADAS
Tibet: más protestas contra China
14 03 08 |  Internacional
Tibet: marcha del regreso
10 03 08 |  Internacional
Turismo "récord" en Tibet
17 12 07 |  Cultura y Sociedad
Dalai Lama: ¿sucesión papal?
27 11 07 |  Cultura y Sociedad
"Que China hable con el Dalai Lama"
17 10 07 |  América Latina
El Tibet, paso a paso
12 02 05 |  Cultura y Sociedad

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen