Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 5 de marzo de 2008 - 15:46 GMT
La revancha de Clinton
Kevin Connoly
BBC

Hillary Clinton, AFP
En su discurso, Clinton se mostró por primera vez más apasionada que Obama.
Fue una noche de drama que ofreció todos los temas épicos de la Campaña 2008 en una forma cristalizada: victoria y derrota, juventud y experiencia, e incluso en lo que tiene que ver con el sistema de votación de Texas, caos y confusión.

Por una sola vez, los republicanos debieron haber tenido la mejor historia para contar: John McCain se hizo a su nominación con una serie de cómodas victorias.

Pero fueron nuevamente los demócratas los que ocuparon los titulares con otro regreso de Hillary Clinton, que dejó abierta de nuevo la competencia.

Clinton ganó en Rhode Island y en el mucho más grande estado de Ohio (que tiene un extraordinaria y extraña capacidad de votar por candidatos que van a ser presidentes), y sobre todo, ella ganó el voto popular en Texas.

Fue una barrida de resultados que convirtió en tonterías las predicciones de que ella sería obligada a retirarse de la carrera si no obtenía al menos un par de victorias.

Inspirada

Clinton celebró su victoria con el mejor discurso que haya pronunciado hasta el momento.

Barack Obama, AP
Obama todavía tiene grandes posibilidades de lograr la nominación demócrata.
Fue una de las pocas ocasiones en las que estuvo más colorida y más apasionada que su rival, dedicando su victoria a "todos aquellos que siempre han estado y que se rehúsan a ser derrotados.. y a todos aquellos que trabajan duro y se niegan a darse por vencidos".

Incluso se sintió -digámoslo así- que algunas de sus frases retóricas habían sido inspiradas por Barack Obama.

A él le gusta contar la historia de una mujer pobre que le envió dinero, algo así como US$3,01 para ayudarle en su campaña.

Clinton ahora ofrece la historia de una madre con dos niñas que le envió US$10,00 y que le escribió una carta conmovedora donde le decía que ella y sus hijas cantaban y exclamaban con las multitudes cuando la veían por la televisión.

John McCain, AP
El triunfo de McCain, quien logró la nominación republicana, ha sido eclipsado por la batalla demócrata.
Eso casi que se convirtió en el reconocimiento de que la señora Clinton sabe que lo hace mucho mejor en días como éste -cuando es ignorada por la prensa, y cuando los seguidores de Obama están haciendo mucho ruido con el argumento de que él es el puntero en la competencia, y de que es matemáticamente imposible para ella igualarlo en el número de delegados.

Es curioso que ahora Obama, el candidato poético cuya dramática retórica puede levantar enorme multitudes, haya quedado haciendo ese frío argumento matemático basándose en la manera como su partido utiliza la representación proporcional para elegir a sus candidatos, mientras que Clinton se deleita por primera vez en vez meses con el sentimiento de que la iniciativa está de su lado.

Los "dos pasos" de Texas

También podemos adivinar el tono que tendrá la campaña de ahora en adelante.

Caucus en Texas
El sistema de votación en las primarias demócratas en Texas es muy complejo y los resultados finales no pueden conocerse de inmediato.

Clinton puso bajo presión a Obama las dos semanas anteriores y eso parece funcionar.

Esperemos a ver si aparecen otros dos ejemplos de críticas negativas, y veremos si Obama contraataca con tranquilidad o si en realidad tiene mandíbulas afiladas.

Podría ser que incluso en Texas y Ohio, Clinton comparte por partes iguales con su rival los delegados disponibles, pero sus seguidores argumentarán que eso importa poco.

Para la campaña de Clinton, la jornada del 4 marzo se trataba de impedir que Obama siguiera apareciendo como el candidato de progreso imparable hacia la nominación, y minar el sentimiento de mística y de inevitabilidad que él había comenzado a desarrollar.

Mujer vota en las primarias.
Clinton buscaba impedir que Obama siguiera apareciendo como el candidato imparable.

En Texas el sistema de votación demócrata es -dicho sea de paso-, absurdamente lento para ofrecer sus resultados finales.

En el estado se utiliza un sistema que se conoce como "los dos pasos" de Texas, en el cual los votantes participan primero en una elección convencional -la primaria-, y horas más tarde en un prolongado y polémico sistema de discusión -un caucus-.

Cuando participa mucha gente el único resultado en horas es caos.

En cierto sentido, sin embargo, los resultados finales no importan.

El desempeño de Clinton debería ser suficiente para persuadir a cualquier "superdelegado" que estuviera pensando en apoyar a Obama, de hacer una pausa por el momento y esperar a ver que ocurre después.

Esos delegados, por supuesto, son los patriarcas del partido que suman el 20% de los votos en la convención de la nominación en agosto, y cuyas decisiones pueden estar influidas por su percepción de cómo el apoyo popular fluye y refluye entre los dos candidatos.

Movilización

En el terreno Clinton cuenta con un apoyo leal con el cual puede contar.

En Columbus, Ohio, conocí varias mujeres que se movilizaron y comenzaron a trabajar por su campaña cuando se dieron cuenta de ella estaba en problemas.

Mujer celebra el triunfo de Clinton
El apoyo de las mujeres será clave en esta nueva etapa que se abre en la campaña de Clinton

Este es un enorme y extraño activo para el lado Clinton, una clase de reserva que únicamente aparece en las horas más oscuras del candidato.

Sus estrategas necesitan encontrar una manera de movilizar esa clase de apoyo en momentos en que Clinton lo está haciendo bien.

La especulación de que Barack Obama podría hacerlo lo suficientemente bien como para ponerle fin a la campaña de Clinton, ha hecho aparecer más dramáticos los éxitos del lado de la senadora, y ha ayudado a que la competencia Demócrata acapare de nuevo los titulares.

Eso no debería disimular el hecho de que fue una gran noche para el Partido Republicano y para John McCain, ahora confirmado como su candidato para la Casa Blanca.

Todo esto representa un extraordinario resultado para un hombre cuya campaña casi se estrella el año pasado por falta de fondos.

Demasiado maquillado como ex piloto de la Marina -un héroe de guerra que fue derribado, capturado y torturado por vietnamitas durante la guerra -, McCain tiene ahora la oportunidad de comenzar su campaña presidencial.

También puede comenzar a darle una paliza a sus rivales demócratas mientras ellos se asestan golpes el uno al otro, y esa es una gran ventaja.

Recelo conservador

McCain también necesitará esa ventaja, si quiere sobreponerse a dos problemas.

El primero es que los demócratas han estado recogiendo mucho más dinero y se han movilizado en mayor cantidad que sus rivales republicanos en esta etapa de las primarias -y eso podría darnos una pista del tono de las elecciones de noviembre.

El segundo problema es que el ala conservadora del Partido Republicano no confía en la trayectoria legislativa de McCain en asuntos como el medio ambiente y la inmigración ilegal. Él ahora tiene un poco más tiempo para arreglar ese problema y comenzar a llenar su arcas para la campaña que se aproxima.

Se puede esperar que McCain intente centrarse en el tema de la seguridad nacional -un campo en el que tiene una clara ventaja sobre el lado demócrata-, y que Irak salte al escenario en los próximos meses.

Y a cuál de los demócratas se tendrá que enfrentar en los debates por televisión?

La verdad es que todavía no sabemos, y en las semanas y meses venideros nos trasladaremos a Wyoming, Mississippi y Pennsylvania con los demócratas divididos como nunca entre la creciente oratoria de Obama y el aparente espíritu inquebrantable de lucha de Hillary Clinton.



NOTAS RELACIONADAS
Clinton gana estados clave
05 03 08 |  Internacional
Ya tienen candidato los republicanos
05 03 08 |  Internacional
Clinton ganó Ohio
05 03 08 |  Internacional
Otro supermartes
04 03 08 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen