Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 5 de marzo de 2008 - 17:47 GMT
Zapatero, el hombre de lo social
Juan Carlos Rincón
Juan Carlos Rincón
BBC Mundo

Ayudado por una coyuntura económica favorable, durante sus primeros cuatro años de gobierno el presidente José Luis Rodríguez Zapatero adelantó con relativo éxito una agenda de políticas sociales y de libertades públicas en España.

José Luis Rodríguez Zapatero
Pocos creían que un inexperto político conseguiría gobernabilidad.
Sus críticos en el Partido Popular señalan que gobernar "supone estudiar los temas y no hacer cosas a tontas y a locas".

Su llegada al poder hace 4 años se produjo en medio de una inusual coyuntura histórica que hirió a los españoles en lo más profundo y terminó de desacreditar al mandatario del Partido Popular, José María Aznar: los atentados del 11 de marzo en Madrid.

En consecuencia, una de sus primeras medidas fue ordenar el retiro de las tropas españolas de Irak, a costa de un enfriamiento de las relaciones políticas con Estados Unidos.

Ya después consiguió los pactos políticos necesarios para seguir una agenda doméstica y asegurar la gobernabilidad, como le dijo a BBC Mundo Sergio Plaza, profesor de política económica de la Universidad Complutense de Madrid.

"El balance es razonablemente satisfactorio y el gobierno ha conseguido logros significativos en una legislatura con una agenda muy sobrecargada", explicó.

Una visión de sociedad

En materia social, se considera que uno de los principales logros del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido su énfasis en promover una visión de sociedad más plural e inclusiva.

Grupo homosexual protesta contra grupos conservadores.
El matrimonio gay ha sido su propuesta más controvertida.
Una de las medidas tomadas para conseguir este fin fue la Ley de Dependencia, que busca ayudar a las familias con personas a cargo.

Otras medidas populares fueron el 'cheque bebé' (2.500 euros) para las familias que tengan o adopten un hijo; o apoyos para la adquisición de vivienda por los jóvenes y los aportes directos del estado para las personas de edad o con discapacidades físicas.

Pero quizás su propuesta más controvertida en este campo fue el permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, "lo cual es lo más descollante", le dijo a BBC Mundo Pere Oriol Costa, experto en comunicación política de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Tanto el matrimonio gay como las nuevas leyes de divorcio y de aborto fueron criticadas por la Conferencia Episcopal, cardenales y dirigentes del Partido Popular, quienes señalaron que "ponen en riesgo la democracia y hacen retroceder los derechos humanos".

Claro-oscuros

Otro tema criticado fue la aprobación de la ley de memoria histórica.

Guernika y visitantes.
No todos apoyan la revisión histórica de los años de la Guerra Civil.
Esta busca reconocer y ampliar los derechos de quienes sufrieron persecución o violencia -por razones políticas, religiosas o ideológicas- durante la Guerra Civil y el régimen militar de Francisco Franco.

Angel Acebes, de la oposición conservadora en el PP, afirmó que el gobierno socialista busca "dividir y enfrentar a los españoles".

El ex presidente José María Aznar denunció que no es tarea del gobierno "desenterrar tumbas".

Un tema delicado y controvertido fue la decisión de Zapatero de aprobar una regularización masiva de inmigrantes, de la que se favorecieron decenas de miles de latinoamericanos.

Y la inmigración, que en un principio era un tema fuera de la campaña, lo usó el candidato del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, para encender los ánimos.

Rajoy prometió mano firme y anunció que si es electo impulsará un "contrato" para aprender las costumbres del país y expulsará a los extranjeros que cometan délitos.

¿Qué esperan los latinoamericanos?

Encrucijadas

En el mandato quedaron temas en transición: ETA, la llamada España plural y la política exterior.

Protesta en el País Vasco contra ETA.
Las relaciones con ETA es otro punto contencioso que permanece estancado.
Para tratar de acabar con la violencia armada de ETA, Zapatero intentó la negociación, pero el proceso está empantanado y según Sergio Plaza, "será complicado que se retome en la próxima legislatura".

La oposición ha exigido incluso una "rectificación", y afirma que "la libertad no se negocia, no tiene ningún precio político y por ello es un error el diálogo".

Y en materia de política exterior, el presidente Rodríguez Zapatero, ciertamente ha tenido un bajo perfil y giros drásticos.

"A la llegada al poder se encontró con que el gobierno anterior de Aznar había virado la política internacional histórica de neutralidad de España y optado por el atlantismo", dice Costa.

Y al retirar las tropas españolas de Irak, el presidente español rompió ese entendimiento estrecho con Estados Unidos.

"La relación con un aliado tan importante como EE.UU. ha tenido una baja intensidad y lo que previsiblemente va a ocurrir en la próxima legislatura, en caso de que haya un presidente demócrata o incluso con John McCain, es que se va a reforzar ese vínculo tan importante para ambos países", afirma en BBC Mundo el catedrático Sergio Plaza, de la Universidad Complutense de Madrid.

Conozca a los candidatos



EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen